Lo último en decoración: revalorizar las fibras naturales

Rattan, yute, bambú y caña son algunas de las fibras que se transforman en objetos de diseño cuando pasan por manos artesanas; una reivindicación que transforma a los ambientes en más confortables
Rattan, yute, bambú y caña son algunas de las fibras que se transforman en objetos de diseño cuando pasan por manos artesanas; una reivindicación que transforma a los ambientes en más confortables Fuente: LA NACION - Crédito: Silvio Zuccheri
Mariangeles Lopez Salon
Grisel Marino
(0)
7 de noviembre de 2020  

La mirada puesta en casa, en esos detalles que antes pasaban desapercibidos. En tiempos inciertos, con una pandemia detrás de la puerta, el hogar se consolida como lugar de protección. En sintonía, las tendencias de decoración señalan a las fibras naturales, en distintos tejidos y variedad de materia prima, como protagonistas de los espacios. Ya no solo en un juego de jardín o en un canasto: se teje con delicadeza en muebles minimalistas, en cestería recrea sus formas, adquiere el tamaño de marcos de espejos, se mece en modernas hamacas.

En su búsqueda de materiales naturales, el diseño de interiores retorna a las raíces. Eso llevó a amantes de la decoración a explorar los diferentes tipos de tejidos, tanto de importación como del corazón de nuestro país, a conocer el trabajo de tejedoras, rescatando su oficio y la dedicación artesanal. Como Sabrina Zylber, creadora de Adularia, un emprendimiento que nació con la intención de dejar una buena huella en lo comunitario.

Ropero Boho realizado en teca y esterilla, y silla también de esterilla (Wood Market)
Ropero Boho realizado en teca y esterilla, y silla también de esterilla (Wood Market)

Con el antecedente familiar de un abuelo artesano y una abuela tejedora, una madre amante de las plantas y la decoración y un padre muy creativo y visionario dedicado a la industria de la moda, Sabrina se desafió a conectar mundos diversos. Así comenzó uniendo textiles de la India con canastos hechos por artesanas de la Comunidad Qom de Derqui.

"Busqué mucha información acerca de iniciativas nacionales e internacionales que fomentaran el trabajo artesanal y sentí mucha necesidad de hacer un recorrido personal que me permitiera llegar directo a diversas comunidades de artesanas de nuestro país. Hoy trabajo con agrupaciones de artesanas de la Comunidad Pilagá de Formosa, de la Comunidad Qom de Chaco y de Buenos Aires, con artesanas y artesanos de la provincia de Córdoba, y también con tejedoras y bordadoras de la provincia de Jujuy y de Buenos Aires", dice.

Cestos con hojas de carandillo realizados por artesanas de la comunidad Pilagá (Adularia)
Cestos con hojas de carandillo realizados por artesanas de la comunidad Pilagá (Adularia) Fuente: LA NACION - Crédito: Julia Gutiérrez

La comunidad Pilagá utiliza una fibra vegetal que se llama carandillo, que obtienen las mujeres en su recorrido por el monte: extraen hojas largas, que después desfibran, secan al sol y, a partir de allí, comienzan sus tejidos. Los artesanos de Córdoba trabajan con el caranday para realizar sus canastos, una planta de las familias de las arecaceas, que crece en suelos áridos y secos.

Además del gusto por las piezas realizadas con fibras naturales, esta tendencia acompaña el paso a un diseño más sustentable, con respeto no solo a la materia prima sino también a toda la elaboración artesanal que involucra su trabajo.

Perchero escalera de caña, mueble antiguo lavado y blanqueado, y espejo antiguo recuperado (Belgika)
Perchero escalera de caña, mueble antiguo lavado y blanqueado, y espejo antiguo recuperado (Belgika)

Las piezas únicas de Wood Market son el resultado del trabajo artesano realizado por expertos, en "procesos lentos e irrepetibles como el trabajo de la caña de bambú o de la esterilla, manual". En su repertorio hay desde objetos exclusivos de Indonesia hasta otros nacionales del norte de nuestro país, creados con maderas y textiles autóctonos.

"Las fibras naturales aportan muchísima calidez a cualquier ambiente. La imperfección de lo artesanal es lo que nosotras valoramos y creemos que hace a la perfección de las piezas", dicen desde el estudio Bélgika, donde trabajan con palma para lámparas, bandejas e individuales; caña para sillones, percheros y bancos; mimbre para estanterías, sillas y banquetas e hilo Kraft para bancos y sillas, realizado en nuestro país por artesanos.

Sillón Rainbow, biombo y alfombra calada estrella (Fraternidad Bs As)
Sillón Rainbow, biombo y alfombra calada estrella (Fraternidad Bs As)

También ofrecen lámparas, bancos y otros objetos en rattan y bambú, y alfombras e individuales de seagrass de origen importado, principalmente provenientes de India, Indonesia, Vietnam y Marruecos.

Fraternidad. Bs As. surgió en 2017 con una primera importación de productos de seagrass, de los típicos canastos que se veían en las decoraciones de las casas del extranjero, para abastecer a clientes mayoristas. Luego, siguió con lámparas de bambú, alfombras de yute y, junto a la boutique de diseñoHouse of Gringa, muebles 100% de rattan.

Hamaca de Wood Market y empapelado de Enamorada del Muro
Hamaca de Wood Market y empapelado de Enamorada del Muro Fuente: LA NACION - Crédito: Silvio Zuccheri

"En cada contenedor busco innovar e incorporar cosas nuevas que selecciono y mando a producir. Todo lo que llega como decoradora, mi profesión, lo imagino antes puesto en mi casa, ese es mi ok final para armar y cerrar un nuevo contenedor", dice María Luisa Cornejo Costas, su creadora.

Una mirada hacia el interior de casa que se transformó en una necesidad de reencontrarse con las raíces.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.