srcset

Iluminación

Más luz natural. Lucarnas y aberturas para iluminar rincones difíciles

(0)
12 de julio de 2019  • 00:00

De los fantasmas que pueden habitar un hogar, la oscuridad es el más temible. Arquitectos y dueños de casa se unen para generar recursos para que la luz encuentre su cauce. Aquí, aberturas en hormigón, lucarnas, rajas y otras intervenciones exitosas para inspirarse.

Efecto bizantino

Daniel Karp
Daniel Karp

Inspirado en arquitectura de ciertas iglesias, el diseñador de interiores y paisajista Federico Bontá decidió hacer una raja cenital a lo largo de los 10 metros de su pasillo distribuidor. Así logró una luz persistente (y con cierta aura mística) que acompaña a la perfección el interior rico en obras de arte, antigüedades y muebles reciclados.

Puente de energía

En la terraza, un techo verde silvestre, con compostera incluida. Allí se planteó la claraboya que atraviesa la casa.
En la terraza, un techo verde silvestre, con compostera incluida. Allí se planteó la claraboya que atraviesa la casa. Crédito: Javier Csecs

Por la senda de la sustentabilidad, Soledad Arzani y Santiago Boffi, al frente de AB Estudio proyectaron una claraboya profunda en su propia terraza que, como el conducto que es, provee de luz cenital y ventilación a las sucesivas plantas de la casa. La abertura está en total sintonía con el resto, construido con materiales rescatados de la obra original en plan de causar el menor impacto en el ambiente.

En la cocina

Izq.: Visto en California. Daniel Karp. Der.: En San Antonio de Areco. Magalí Saberian
Izq.: Visto en California. Daniel Karp. Der.: En San Antonio de Areco. Magalí Saberian

Primo Orpilla y Verda Alexander, creadores del Studio O+A y autores de espacios de trabajo para Microsoft, Yelp, o Uber viven en esta casa cerca de la universidad de Berkeley que lleva la firma David Boone, otro arquitecto emblemático, pero de los 70. La cocina y el comedor, en línea, tienen laterales transparentes y, en el cielo raso, dos profundos tragaluces que siguen la inclinación del techo a un agua. En estas pampas, la cocina de esta casa reformada en San Antonio de Areco ganó luz con el nuevo pasaplatos circular, que además le da dinamismo y calidez al comedor diario con impronta vintage.

Claridad justa

Crédito: Santiago Ciuffo

Iluminación natural y conexión interior / exterior fueron las prioridades del arquitecto Víctor Della Vechia al diseñar este baño decididamente elegante. La luz que ingresa por la raja del techo llega al sector de sanitarios, al box de ducha y se potencia gracias al revestimiento de porcelanato símil mármol, los espejos y la grifería cromada.

Refugio en casa

Muy populares en el norte de Europa, donde es esencial aprovechar hasta el último rayo de luz y el último metro cuadrado, las ventanas para techo están cargadas de tecnología.
Muy populares en el norte de Europa, donde es esencial aprovechar hasta el último rayo de luz y el último metro cuadrado, las ventanas para techo están cargadas de tecnología. Crédito: Daniel Karp

Infalible, la clásica ventana para techo convirtió lo que antes se hubiera dedicado a bohardilla en el estudio del dueño de esta casa reformada por el Estudio Bas García Laredo. La luz indicada, la decoración cálida y sobre todo, la posibilidad de evasión dentro de casa, sumada a la posibilidad de salir a una pequeña terraza lo convirtieron en un espacio magnético.

Aire libre

Crédito: Daniel Karp

Excelente recurso para aumentar el caudal de luz natural en la cocina: la ventana se prolonga en un tragaluz de corte diagonal que genera iluminación desde arriba, plena y directa. Al lado, el patio se organizó como un confortable living al aire libre con techo de malla metálica. La luz gana todo el ambiente y tanto la seguridad como la intimidad están garantizadas.

Luz transformadora

La luz de la calle se abre paso desde el living hasta el comedor y llega a la cocina, que les mostramos más abajo.
La luz de la calle se abre paso desde el living hasta el comedor y llega a la cocina, que les mostramos más abajo. Crédito: Gentileza Estudio Ábaton

Un departamento de 1920 en el señorial barrio de Salamanca de Madrid abandonó los claroscuros tras la impecable reforma del Estudio Ábaton. En la pared que separa el living del comedor se abrieron vanos con marco de acero para soportar la carga estructural y también para valorar la intervención: si hay reforma, que se note. a la cocina donde en lugar de abrir ventanas, optaron por terminaciones de vidrio en la parte superior de la pared.

Acá el estudio Ábaton puso vidrio en la parte superior de la pared para compartir la luz que llega desde el comedor sin exponer la cocina a la zona social.
Acá el estudio Ábaton puso vidrio en la parte superior de la pared para compartir la luz que llega desde el comedor sin exponer la cocina a la zona social. Crédito: Gentileza Estudio Ábaton

Línea curva

Crédito: Santiago Ciuffo

Las líneas netas y la rigidez del hormigón se suavizan con los huecos que dejan pasar la luz a la terraza que se encuentra en el último piso en esta casa proyectada por el estudio Afra. Desde ahí, igual que desde todas las plantas, es posible contemplar la inmensidad del Río de la Plata.

Conexión ingeniosa

En el tocador se interrumpió por una vez el cemento alisado para poner porcelanato símil madera en el sector de ducha. Además, el espejo corredizo permite regular tanto luz como privacidad.
En el tocador se interrumpió por una vez el cemento alisado para poner porcelanato símil madera en el sector de ducha. Además, el espejo corredizo permite regular tanto luz como privacidad. Crédito: Javier Picerno

"Haber puesto una ventana corrediza hizo que el baño comparta la luz y la sensación de amplitud del resto del departamento. De otro modo, hubiera sido un espacio oscuro y encerrado. Casi nunca tengo la luz encendida acá", cuenta el dueño de casa, Santiago Zakowicz, aludiendo a la reforma que el arquitecto Damián Parodi, del Estudio Soda, hizo en su loft.

Casi transparentes

Crédito: Magalí Saberian

"En casa no encendemos ni un foquito de luz hasta la noche", presume la dueña de esta casa que se beneficia de todas las ventajas del hormigón. Abundan las intervenciones para llevar luz natural a todos los ambientes como los paños fijos en la escalera que lleva al primer piso y las barandas de hierro bien abiertas. También es original el uso del vidrio esmerilado en los estantes de la biblioteca y en los paños de la pared que da a una de las habitaciones.

Piso y techo

Crédito: Daniel Karp

Atractiva misión tuvo el estudio Zunino + Grillo al encarar la reforma integral de esta casa de cuatro pisos con zonas que siempre estaban en sombra. Para eso, tomaron decisiones tan osadas y acertadas como sectorizar una parte del pasillo de entrada con un piso de vidrio que convirtió al sótano en un espacio VIP revestido en madera blanca que es cava y playroom.

Crédito: Daniel Karp

Casa taller

La caja de la escalera se aclaró con la apertura de tres grandes paños fijos.
La caja de la escalera se aclaró con la apertura de tres grandes paños fijos. Crédito: Santiago Ciuffo

En este PH que además es taller y espacio de coworking la buena iluminación es fundamental. En el ambiente principal donde se dictan las clases el estudio Alonso & Crippa proyectó un hueco que atraviesa verticalmente toda la construcción llevando claridad al punto más profundo de la planta. Saliendo del taller y al recorrer la escalera, las ventanas suman luz y permiten ver fragmentos del paisaje interior.

Santiago Ciuffo
Santiago Ciuffo Crédito: Santiago Ciuffo

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.