No más páginas en blanco: ideas para dibujar

Ideas para dibujar en casa o en la calle
Ideas para dibujar en casa o en la calle Crédito: Pixabay
(0)
8 de marzo de 2019  • 11:54

El bloqueo mental frente al papel no sólo les sucede a quienes escriben, sino también, como en todo ámbito creativo, a quienes dibujan y pintan. Pareciera instantáneo: es apoyar el lápiz sobre el lienzo o el papel y nada, la cabeza se paraliza en un blanco total. Aquí algunas ideas para desafiar la inercia del bloqueo y disfrutar de la creatividad al margen de la experiencia y el oficio.

Tu casa

Empezá por tu casa . Observá los espacios y los objetos como si fueran nuevos. De tu hogar pueden surgir ideas interesantes e inspiradoras. Pasá por la cocina: un batidor, una cafetera, el juego de cuchillos o una copa con una botella de vino al lado. No te olvides de las naturalezas muertas: frutas cortadas a la mitad, verduras y embutidos. Si tenés plantas de interior o de exterior en el balcón, patio o jardín son una gran opción para ejercitar la mirada sobre los detalles. Podés abrir el armario y buscar tu prenda favorita -zapatos también- para recrearla sobre el papel. Revisá cajas y cajones para encontrar collares, anillos, pulseras o prendedores que juntos pueden formar una gran combinación. Detenete en el living o el comedor: allí habrá adornos, libros o una linda lámpara colgada del techo a la que podés sacarle partido sobre el papel. Más opciones: el llavero de tu casa, los objetos de la mesa ratona o los pliegues de una cortina.

La calle

Como aconsejan los que saben, frente al bloqueo creativo nada mejor que salir a caminar para despejar la mente. No te olvides que, además, la calle puede ser una gran fuente inspiradora: la fachada de una casa o edificio que te encante, la perspectiva de un sendero de plaza, el perfil de un auto o un colectivo, la vidriera de un local repleta de tortas, las copas de los árboles o el andén de una estación de tren.

Ideas para dibujar cuando estás con la cabeza en blanco
Ideas para dibujar cuando estás con la cabeza en blanco Crédito: Pixabay

Las selfies

También tenés las opciones selfies y fotos. Mirarte en el espejo y hacer un autoretrato o una caricatura de tu rostro desde diferentes ángulos. Otra opción son los pies o las manos. Dibujarte lo que llevás puesto como si fuera una ilustración de moda. Sacate un primerísimo plano del ojo para traspasarlo al papel. Buscá una foto de tu mascota o gugleá la imagen de algún animal favorito o un dibujo detallista de un insecto que te resulte interesante. Podés hacer un estudio de tus orejas o, incluso, de tus dientes.

La imaginación

La imaginación es la reserva de recursos que desafían tu creatividad. Para inspirarte pensá en cosas como estas: dibujá un objeto y dale expresión con una cara aunque suene disparatado; creá a tu propio superhéroe; pensá en tu canción preferida y recreá una de las escenas de la letra -hacé lo mismo con un libro-; hacé tu propio mandala; inspirate en alguna imagen que tuviste en sueños o animate a diseñar tu propio logo.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.