Según una nueva profecía de Bill Gates, el fin del coronavirus podría estar más cerca de lo esperado