Placido Domingo. "Me he sentido juzgado, sentenciado y condenado por anticipado"

Así fue retratado Plácido Domingo en el aeropuerto, a su llegada a Valencia.
Así fue retratado Plácido Domingo en el aeropuerto, a su llegada a Valencia. Fuente: HOLA - Crédito: Gtres
(0)
13 de diciembre de 2019  • 15:05

Tres meses después de que una veintena de mujeres norteamericanas lo acusasen de abusos sexuales, Plácido Domingo volvió a España, su tierra natal, y rompió el silencio para dar su versión de los hechos. Las primeras informaciones de acoso llegaron el pasado mes de agosto

desde Los Ángeles, cuando la agencia Associated Press (AP) reveló la primera denuncia conjunta. Nueve mujeres, a las que en un mes se les unirían otras once -la mayoría anónimas-, acusándolo de acoso sexual, conducta inapropiada, de haberles prometido trabajos mejores a cambio de relaciones y de dañar en ocasiones sus carreras si lo rechazaban. Un escándalo que lo ha llevado a ser vetado en diferentes teatros norteamericanos, a presentar su dimisión el 2 de octubre como director de la Ópera de Los Ángeles -ayudó a fundarla en 2003- y a no volver a actuar en el MET porque, y como comunicó su representante a la agencia de noticias EFE: "Mientras continúo mi trabajo para limpiar mi nombre, he decidido que lo mejor para el interés de LA Opera es que dimita como su director general y que cancele mis actuaciones futuras".

Las acusaciones contra el barítono no se formalizaron en ningún Juzgado, pero sí se abrió una investigación interna e independiente sobre su comportamiento, que sigue en curso, y ante la que está al frente Debra Wong Yang. La abogada designada por esta misma Ópera, que podría pronunciarse antes de fin de año, tal y como apuntan algunas fuentes. A la espera del resultado de esta investigación, y tras una gira de cuatro actuaciones por Europa, Plácido Domingo volvió a los escenarios españoles. Al Palau de les Arts (Valencia), para cantar "Nabucco", de Verdi, en medio de una gran expectación y con todas las entradas vendidas.

"UNA PESADILLA"

La vuelta a casa estuvo acompañada de dos entrevistas. En la firmada por su biógrafo, el periodista Rubén Amón, y publicada en El Confidencial, Domingo niega las acusaciones y dice que "he sido galante. Pero siempre en los límites de la caballerosidad, el respeto y la sensibilidad". "Aquellos muchos que me conocen y me han tratado bien saben que yo nunca me he comportado de la manera agresiva, acosadora y vulgar en la que me han pintado". También define este tiempo como "una pesadilla" -"los meses más difíciles de mi vida, inimaginables"-, y cuenta a Amón que "lo que he vivido fue imparable. Me he sentido juzgado, sentenciado y condenado por anticipado. Pero no he sido acusado de ningún delito". Asimismo, y en una segunda entrevista, a ABC, el barítono declaraba que "nunca le he prometido a nadie un papel y mucho menos una carrera. Jamás he obstaculizado el camino a nadie y tampoco impondría ni lastimaría a ningún cantante. El abuso de mi posición directiva dentro de la estructura administrativa de las Óperas de Washington y de Los Ángeles, donde trabajé, es tan imposible como inconcebible". El artista añade que "está siendo un período muy difícil para todos, pero mi familia está más unida que nunca y me está apoyando al ciento por ciento".

"LAS MANOSEÓ Y BESÓ EN CONTRA DE SUS NEGATIVAS"

Tras la publicación de las entrevistas, dos cantantes de ópera que acusaron al tenor de acoso o comportamiento sexual inadecuado decidieron salir al cruce y responderle a través de un comunicado que enviaron a los medios. Primero señalan lo "decepcionante y perturbador" que les resulta la incapacidad de Plácido Domingo de sentir remordimiento. Asegura que "no se comportó como un caballero cuando hizo proposiciones sexuales a mujeres en repetidas ocasiones en su lugar de trabajo y cuando las manoseó o las besó en contra de sus negativas". Y, por ultimo, concluyeron que "no hay nada de caballerosidad ni galantería en toquetear a las mujeres".

En el papel del Rey babilonio durante el ensayo previo de Nabucco, la ópera de Verdi, que interpretó estos días en el Palau de les Arts, su primera actuación en España después de las acusaciones por acoso sexual en Estados Unidos, que el artista negó.
En el papel del Rey babilonio durante el ensayo previo de Nabucco, la ópera de Verdi, que interpretó estos días en el Palau de les Arts, su primera actuación en España después de las acusaciones por acoso sexual en Estados Unidos, que el artista negó. Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.