srcset

Pocos Metros

Pocos metros. Un entretecho oculto permitió hacer de una oficina un hogar para tres

Lucrecia Álvarez
Carolina Otero
(0)
8 de marzo de 2019  • 00:00

Lucila es decoradora, y a través de Lucila H se dedica a la ambientación de eventos. Su pareja, Agustín, les pone música e iluminación con Rubio Bustillo DJs. Además de la vida y la casa, comparten un estudio en San Isidro, donde reciben a sus clientes. Cuando salieron a buscar su primer departamento ya tenían a Felipe, de 1 año, y priorizaron la ubicación por sobre la superficie. Ahora están exultantes: "Pasamos de no saber si íbamos a poder vivir acá a salir en la revista Living. ¡Imaginate!".

Sillón (Living Express) con almohadones y manta (En Abundancia) y mesa de arrime con tapa de mármol (Sol Palou). El tapiz (Hachez Home) es una creación de Clara Houssay, hermana de la dueña y su mejor socia en los proyectos de deco. Mesa ratona (Lucila H).
Sillón (Living Express) con almohadones y manta (En Abundancia) y mesa de arrime con tapa de mármol (Sol Palou). El tapiz (Hachez Home) es una creación de Clara Houssay, hermana de la dueña y su mejor socia en los proyectos de deco. Mesa ratona (Lucila H). Crédito: Daniel Karp

"Lo compramos igual y, si nos queda chico, lo alquilaremos", se plantearon al definirse sobre este monoambiente que tenía la cocina cerrada y un falso techo que no dejaba ver su doble altura.

La escalera que incluyeron para conectar el espacio original con el entrepiso tiene estructura metálica para mayor levedad y escalones de madera para dar la justa calidez.
La escalera que incluyeron para conectar el espacio original con el entrepiso tiene estructura metálica para mayor levedad y escalones de madera para dar la justa calidez. Crédito: Daniel Karp

Las líneas visuales potencian la profundidad del lugar y permiten que la luz lo atraviese. "Nos enfocamos en la espacialidad más que en las dimensiones", explica el arquitecto Marcos Houssay, responsable de la reforma.

ANTES: un falso techo de placa de yeso ocultaba todo el espacio del actual entrepiso y sólo el área central aprovechaba la doble altura.
ANTES: un falso techo de placa de yeso ocultaba todo el espacio del actual entrepiso y sólo el área central aprovechaba la doble altura. Crédito: Daniel Karp

En la cocina se aprovechó el espacio del mueble para colocar un lavarropas. El piso se renovó con cerámica símil calcáreo (San Lorenzo).
En la cocina se aprovechó el espacio del mueble para colocar un lavarropas. El piso se renovó con cerámica símil calcáreo (San Lorenzo). Crédito: Daniel Karp

Al eliminar el tabique que separaba la cocina se ganaron valiosos metros para el espacio de comedor. Pero la mayor ganancia fue en altura: con el entrepiso sumó un 60% más de superficie.
Al eliminar el tabique que separaba la cocina se ganaron valiosos metros para el espacio de comedor. Pero la mayor ganancia fue en altura: con el entrepiso sumó un 60% más de superficie. Crédito: Daniel Karp

Tener imaginación siempre es una ventaja: cuando a Lucila y Agustín les mostraron el departamento, era una oficina con un escritorio como único mueble en todo el espacio.

La cocina, hoy sectorizada mediante una mesa heredada estilo campo y sillas varilladas (Sol Palou), fue integrada y remodelada, y tiene revestimiento de azulejos esmaltados. Además, el muro negro con espejo de hierro circular (Casa Luminosa) organiza espacios funcionales, y oculta la vista de la heladera y las hornallas desde el living.

La cama con respaldo forrado en lino, almohadones y pie (En Abundancia). Lámpara colgante (Falabella), banco de madera de álamo (Sol Palou). Mínima presencia, ciento por ciento segura y con una relación óptima de precio y calidad, una red de multifilamento resultó la mejor barrera para proteger el d
La cama con respaldo forrado en lino, almohadones y pie (En Abundancia). Lámpara colgante (Falabella), banco de madera de álamo (Sol Palou). Mínima presencia, ciento por ciento segura y con una relación óptima de precio y calidad, una red de multifilamento resultó la mejor barrera para proteger el d Crédito: Daniel Karp

El mini-playroom se armó con repisas y juguetes didácticos (todo de Perinagua). Un baúl antiguo pintado de blanco suma guardado y apoyo. La pantalla de mimbre (Puerto de Frutos) se pintó para engamar con el conjunto.

El blanco amplía visualmente, pero enfría los ambientes. Yute, mimbre y ratán son el trío low cost imbatible para contrarrestar.

Una nota festiva sin color: toda la alegría de los banderines en sobrio gris. Acá, como en casi todo el depto, se colocó un porcelanato en tono madera patinada (Alberdi).
Una nota festiva sin color: toda la alegría de los banderines en sobrio gris. Acá, como en casi todo el depto, se colocó un porcelanato en tono madera patinada (Alberdi). Crédito: Daniel Karp

Cuando se trata de ambientes chicos, no hay mucho secreto: la austeridad, el orden y los colores claros son la receta.

Lucila restauró ella misma un ropero y una cuna de la familia para el cuarto de Felipe. La vistió con chichonera y acolchado y en el piso puso un playmat con almohadones (todo de Estudio Prágmata).

Pasillo de entrada con alfombra (Rancho Deco), banco hecho por el dueño de casa y un cuadro de Josefina Di Nucci. En el baño, cortina rayada (Easy), cesto y objetos varios (Claudia Adorno).
Pasillo de entrada con alfombra (Rancho Deco), banco hecho por el dueño de casa y un cuadro de Josefina Di Nucci. En el baño, cortina rayada (Easy), cesto y objetos varios (Claudia Adorno). Crédito: Daniel Karp

¿Si es incómodo tener el baño abajo? Y sí, al principio fue una fiaca, pero ahora ya nos acostumbramos. Somos tres; no íbamos a gastar preciados metros en tener dos baños
Lucila

Ubicado en el último piso de un edificio, la entrada al departamento es a través de un pasillo que pasa junto al baño y desemboca en la cocina. Esa área originalmente tenía un falso techo que bajaba la altura y escondía las vigas del techo (ver detalle en la foto del depto antes de la remodelación).

Claves para hacer un entrepiso, por el arq. Marcos Houssay

  • En espacios reducidos conviene usar vigas metálicas, que tienen menor volumen que las de madera.
  • Materiales como el metal y la madera son fuertes, ocupan poco espacio y tienen múltiples posibilidades de terminación.
  • Posicionar la escalera para que genere una circulación perimetral. Idealmente no debería cruzar el ambiente ni interrumpir la función del espacio.
  • Las alturas mínimas deben consultarse en el Código de Edificación de cada municipio. Como referencia, en la mayoría de los casos una cocina requiere una altura libre mínima de 2,40m; un baño, de 2,10m.
  • La estructura y cálculo de cargas deben consultarse con un profesional.

Plano del depto

Crédito: Arq. María Polityko

Encontrá más ideas para espacios chicos en nuestro número de marzo.
Encontrá más ideas para espacios chicos en nuestro número de marzo. Crédito: Daniel Karp

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?