Técnicas del boxeo: beneficios y contraindicaciones de entrenar así

Crédito: Shutterstock
Malú Pandolfo
(0)
17 de mayo de 2019  • 12:32

Intenso y aeróbico, el entrenamiento que incluye técnicas de boxeo hace tiempo que se popularizó en distintos formatos. No exclusivo del género masculino, las mujeres se volvieron adeptas. Hoy es tendencia como parte de rutinas en las que se asocia a otras actividades, transformándose así en una opción más completa.

Se usan los brazos y el tren superior de manera intensa, activando así las fibras blancas, de potencia. De esta manera, durante su práctica se incrementa mucho la frecuencia cardíaca. Involucra fundamentalmente el tren superior y el core o la zona media, debido a los movimientos de rotación que exige.

"Es muy motivador porque encierra un entrenamiento muy particular. Tiene algo que ver con el functional training porque hay muchos ejercicios donde se involucra el cuerpo en su totalidad. Enseguida motiva porque se activan las endorfinas cuando se movilizan las fibras blancas, y esto produce un cambio de humor", asegura el entrenador físico Pablo Benadiba ( www.pablobenadiba.com), director de Espacio Regenerativo. Para aumentar más aún la motivación, "en los Estados Unidos se practica con la indumentaria del box o con la escenografía adecuada para entrar más en sintonía con la actividad", añade Benadiba.

Se trata de un trabajo aeróbico durante el que la frecuencia cardíaca "aumenta muy rápido porque los brazos están cerca del corazón. Los movimientos son rápidos y esto hace que el corazón lata más rápido. Es bastante agotador. Conviene realizarlo progresivamente", recomienda el entrenador. Por consiguiente, en personas mayores, sobre todo, hay que tener cuidado e ir de a poco. "A medida que mejoramos las técnicas, y con la utilización de estas fibras, el cuerpo se va acostumbrando y logrando mayor aptitud física", aclara el profesor. Se recomienda tener una base aeróbica previa, antes de comenzar. "Cuando uno hace box parece que no, pero la frecuencia cardíaca aumenta mucho más rápido que al correr, porque al estar los brazos cerca del corazón, el circuito hace que la sangre circule más rápido", asegura el entrenador físico.

Crédito: Shutterstock

¿Cuidados especiales? La actividad requiere de cierta atención: "hay que tener mucho cuidado con las muñecas, vendándolas porque los golpes pueden ocasionar quistes sinoviales si existe predisposición. También hay que tener cuidado con el manguito rotador. Para evitarlo es importante, cuando se empieza a practicarla, hacer un trabajo de fortalecimiento del tren superior", aconseja Benadiba.

Rutinas pugilísticas

Las técnicas de boxeo están presentes en distintas rutinas que ofrecen los gimnasios. También se utilizan "como transferencia para jugadores de tenis; en entrenamiento funcionarl como un ejercicio más; o como pausa activa en algunos trabajos musculares", enumera Pablo Benadiba. ¿Lo más nuevo? El B3B Woman, entrenamiento de alta intensidad para mujeres, que combina bicicleta, boxeo y ballet. "Esta combinación es buena porque involucra varios grupos musculares. Cada uno dura quince minutos. Y resulta divertido porque el box se usa como momento de intensidad dentro de un trabajo más pasivo como puede ser el ballet", describe Benadiba. Otra asociación efectiva se da en las clases de piloxing, que es Pilates más box. Y el kick boxing, que es entrenamiento en base a patadas de artes marciales y entrenamiento funcional.

Generalmente el objetivo que se persigue en las actividades que incluyen técnicas de boxeo "es hacer una actividad más divertida que correr o hacer spinning en un gimnasio. Además, se busca por la mística que tiene el box", añade. Sumado a rutinas físicas es un desafío ya que "implica aprender las técnicas y poder realizar la gimnasia que éstas exigen", remarca.

Beneficios

  • Es una técnica muy motivadora.
  • Es netamente aeróbica.
  • Fuerte trabajo del tren superior y del core (zona media), gracias a los distintos movimientos que provocan la rotación de la cintura.
  • Ejercita la cintura escapular y los músculos dorsales.
  • Activa los músculos deltoides y tríceps fundamentalmente. Estos músculos intervienen en el contacto con la bolsa.
  • Mejora los reflejos.
  • Por los desplazamientos trabajan las piernas, especialmente los gemelos.

Contraindicaciones

  • Personas con problemas cardíacos, evitarlo por la alta frecuencia cardíaca que generan los movimientos.
  • No es para quienes tienen lesiones en los hombros o en los codos. No practicarlo en caso de manguito rotador.
  • Se desaconseja si no se cuenta con una base de trabajo aeróbico previo.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.