Un libro sobre la invención del libro

Nicolás Artusi
Nicolás Artusi PARA LA NACION
(0)
7 de noviembre de 2020  

¿Qué tienen en común la piedra, la arcilla, los juncos, la seda, la piel, los árboles, el plástico y la luz? Que todos estos elementos sirvieron para fabricar libros. Desde hace casi treinta siglos objeto de obsesión, el libro es el monotema de El infinito en un junco, un maravilloso ensayo de la filóloga española Irene Vallejo que acaba de publicarse acá. Presentado como "la invención de los libros en el mundo antiguo", es eso, sí, pero mucho más. No solo un libro sobre la historia de los libros y una cronología que empieza con la Biblioteca de Alejandría y llega hasta el Kindle sino un manifiesto vital que puede ser revulsivo para la época en que el mal agüero nos advierte sobre la muerte del libro: es la declaración de amor al papel y la tinta de una lectora apasionada.

Para muchos de nosotros, el libro es la extensión natural del brazo (aunque Borges decía que eso es la espada y que el libro es otra cosa, la extensión de la memoria y la imaginación). "El libro ha superado la prueba del tiempo, ha demostrado ser un corredor de fondo", escribe Vallejo: "Cada vez que hemos despertado del sueño de nuestras revoluciones o de la pesadilla de nuestras catástrofes humanas, el libro seguía ahí". La tecnología es deslumbrante pero el papel tiene la fuerza para destronar los reinados hegemónicos de soportes que hoy resultan obsoletos (¿quién guarda en su casa un reproductor de magazines o de videocasetes?). El libro sigue vivo y ejerce tanta fascinación que inspiró a Vallejo a sumergirse en un viaje histórico para resolver muchos interrogantes: ¿cuándo aparecieron los libros, por qué algunos gobernantes dedicaron su vida a atesorarlos y otros a destruirlos, cómo es que algunos se convirtieron en clásicos? Este es un manual de historia y una bitácora de viajes porque el libro es un artefacto fascinante que inventamos para que las palabras pudieran trasladarse en el espacio y el tiempo y, aunque exprese movimiento, también es el epítome de lo sedentario: los que amamos los libros amamos más nuestra biblioteca que nuestra casa que es, apenas, un refugio para guardar más libros. O, mejor: nuestra biblioteca es nuestra casa.

En El infinito en un junco, los libros se valoran como las piezas dispersas de un tesoro que conforma la fortuna del mundo. Pero es un tesoro siempre abierto para el que quiera adentrarse en su interior. Es que el libro es el objeto perfecto o, como decía Umberto Eco, algo que pertenece al orden de la cuchara, el martillo, la rueda o la tijera, aquello que una vez inventado ya no se puede hacer mejor.

Listamanía

Los cinco libros más leídos de la historia

  1. La Biblia. Traducida en forma completa a 438 idiomas, fue impresa unas 5 mil millones de veces y se considera la obra más influyente de la humanidad.
  2. Don Quijote de La Mancha. Publicadas en 1605, las aventuras del ingenioso hidalgo se consideran como la mejor obra literaria jamás escrita en la historia.
  3. El libro rojo. Las citas del presidente Mao Tse-Tung son de lectura obligatoria desde la revolución china de 1949 y ya se imprimieron unos 900 millones de ejemplares.
  4. Harry Potter. Una saga de siete libros que convirtieron a su autora, J.K. Rowling, en la primera persona en ganar mil millones de dólares por derechos de autor.
  5. El principito. Desde su aparición en 1943 fue traducido del francés a 250 idiomas, entre ellos el braille, y todavía vende más de un millón de copias por año.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.