Una familia descubrió que el espejo de su baño perteneció a María Antonieta