Videos ASMR: los susurros y chasquidos son furor en la Web

Susurros frente al micrófono, un raro placer para el que lo escucha
Susurros frente al micrófono, un raro placer para el que lo escucha Fuente: LA NACION - Crédito: Shutterstock
Laura Marajofsky
(0)
18 de mayo de 2019  

Partiendo de la premisa de que incluso cuando uno se piense especial, hay miles como uno en la web, y gracias al famoso fenómeno de contenidos de nicho-o super nicho, en este caso-, era cuestión de tiempo para que los videos ASMR (del inglés Autonomous Sensory Meridian Response, o Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma) se volvieran un boom. Evolucionando desde sus inicios en 2010 como curiosidad aislada a tendencia en YouTube, donde explotó en los últimos dos años (según Google Data las búsquedas por ASMR se duplicaron entre junio de 2016 y junio de 2018), hasta ser hoy una nueva sensación comercial y veta profesional, el mundo del ASMR genera tanto escepticismo como fascinación.

Claro que si Jennifer Allen (quien acuñó el término ASMR) hubiera sabido que el fenómeno despertaría toda una nueva forma de contenidos y entretenimiento, quizás hubiera pensando un nombre más corto. Sin embargo, ASMR habla de autónoma porque es algo del individuo, sensorial porque concierne a los sentidos, y meridiana porque sugiere clímax, pero también refiere al orgasmo y a los torrentes energéticos de la medicina tradicional china. Desde un un punto evolutivo se cree que estas reacciones pueden habernos asistido en la reproducción y el instinto de supervivencia, ya que se vinculan con actividades de cuidado, limpieza, protección de la cría, seducción, relajación, etcétera.

Asimismo, se habla de respuesta porque el estado es algo temporal o pasajero, ocasionado por una reacción a un estímulo externo. O como explican los productores de videos ASMR, en los cientos de canales en YouTube, el "dónde " y "cómo " puede variar según la persona: desde cosquilleos en la cabeza, los brazos, espalda y piernas, que pueden despertarse ante sonidos específicos como un peine que se desliza por el pelo, chasquidos de dedos o un ruido ambiente de una situación cotidiana como una máquina de café. De hecho se supone que hay diversos tipos de ASMR, ya que no todos lo experimentan de la misma forma.

Puede ser auditivo, visual, táctil, ultrasensorial (mix de sentidos), situacional (ante situaciones puntuales) e hipnótico (de uso terapéutico). Ahora, más allá de las clases, si lo que te estás preguntando es si todo el mundo puede experimentar un ASMR, la respuesta es no. Sin embargo, no es necesario sentir ese peculiar cosquilleo para verlos y encontrarles utilidad, volverse fan o hasta adicto a ellos.

Con acento argentino

Dentro de los videos ASMR, un nicho que genera al menos 500 videos nuevos por día, hay además toda una gama de subgéneros, que cómo explica SusurrosdelSur (150k seguidores), productora de uno de los tantos whispering channels que tiene la plataforma, puede incluir clips de tapping (ruidos ocasionados por el golpeteo o manipulación de objetos), roleplay (simular auditiva y visualmente situaciones cotidianas) o los softspoken (videos susurrados), que sirven para relajar, controlar el estrés o la ansiedad, ayudar a dormir, o simplemente "luego de un día difícil".

Algo similar explica Abi ASMR una joven que es la cara argentina del fenómeno (130k seguidores), y que inspirada en este canal y otros como Hermetic Kitten (290k seguidores), produce videos ASMR pero "con acento argentino". ¿Otros canales que generar furor en EEUU y se consideran de los pioneros? ASMRrequests con medio millón de suscriptores y Gentle Whispering ASMR con más de un millón. En casi todos se puede ver a gente mirando a cámara, haciendo cosas que por sí solas no parecen tener mucho sentido (salvo cuando la imagen acompaña el sonido en roleplay), equipados con muy buenos micrófonos para captar todo y por lo general hablando suave y pausado. Se recomienda ver estos videos con auriculares para sacar provecho del efecto binaural.

Priscila Alvarez, de 31 años, es CajaFresca (150k seguidores): produce videos ASMR en habla hispana y arrancó en este mundo fascinada por la atención que se le ponía a los sonidos. Como otras productoras ella misma es usuaria y lo complementa con otras técnicas."Yo ya hacía videos en YouTube, empecé en el 2009 con vlogs enfocados en la inteligencia emocional para jóvenes que como yo. Hace años practico la meditación y aprendí a hacer reiki, que es una filosofía y terapia espiritual con el objetivo de canalizar la energía para sanar emociones. Creo que el ASMR tiene que ver con esto, pues conectas personalmente con quien te ve".

Alvarez hace de todo un poco, tapping, roleplay, y además come en cámara, dado que su público es variado y le piden de todo. "Creo que mi sello personal son los 'mouth sounds' o sonidos con la boca y lengua que hago. Es una especie de lenguaje extraterrestre, al menos así lo siento yo, mi propio lenguaje con soniditos curiosos. Es lo que más me comentan y notan".

En trance

Como señalan algunos psicólogos y terapeutas el atractivo del ASMR ha dado paso a una utilización más seria como ayuda para dormir, una alternativa guiada, gratuita y online del estilo de la meditación guiada, pero sin recurrir a las drogas de prescripción. Según Melina Vicario, que estudió Neurociencia en la Universidad de Stanford y trabaja con abordajes prácticos de Ingeniería del Diseño Humano, los ASMR pueden funcionar positivamente generando un estado alterado de conciencia, similar al del trance hipnótico.

"El trance hipnótico no es lo que vemos en los shows de hipnosis, si no que es más común de lo que pensamos: todos los días pasamos por varios estados alterados de conciencia, por ejemplo cuando no encontramos las llaves y luego notamos que estaban frente a nosotros, o cuando creemos ver a alguien en la calle (alucinación y alucinación negativa). El tipo de estímulo de los ASMR puede generar en algunas personas un aumento de las ondas cerebrales theta (ligadas al "soñar despierto") y alpha (ligadas a la relajación). Vale aclarar que para que un cerebro opere de manera óptima, las ondas cerebrales deben funcionar como una orquesta, balanceadas y coordinadas. En la vida en la ciudad se suelen encontrar cerebros con ondas cerebrales alpha y theta más bajas, y ondas cerebrales beta más altas (estado de alerta y al estrés), con lo cual los recursos que permitan subir alpha y theta suelen ser beneficiosos."

Acaso en una época hiperconectada y sobreestimualda en la población, el ASMR sea aparte de entretenimiento y consumo, signo de estos tiempos. "Definitivamente creo que son tiempos necesitados de amor, de atención. Hoy en día llevamos una vida tan apresurada, que a veces ni siquiera nosotros mismos recordamos mimarnos un poco durante el día. Otros quizá no tienen a alguien que pueda darles una palmadita en el hombro y decirles que todo estará bien. Me gusta ser parte de este nuevo y experimental movimiento que busca hacer sentir mejor a las personas a través de una pantalla", confiesa Alvarez.

Por otro lado, Vicario explica que los ASMR pueden estar también actuando como "estados de quiebre". Si una persona está pensando en algo negativo, y se le representan imágenes o sonidos, se pueden alterar su estado. El desafío es que cuando termina el ASMR la persona no regrese a la representación negativa anterior. "Para ello, mi sugerencia está en pensar a propósito: crear una nueva representación mental ligada a un propósito de vida más grande que uno mismo, que sea grande, en 3D, a colores, con sonidos, sensaciones, olores y sabores. Esto balancea las ondas cerebrales y el sistema nervioso central. Nuestro cerebro es una máquina superpoderosa, sólo que no nos enseñan cómo usarla a propósito".

De ser así, es posible pensar que podemos generar el efecto de ASMR en nuestro organismo sin videos ni audios. Aunque mientras entrenamos nuestra mente, siempre podemos encontrar alguien susurrando o repiqueteando los dedos en nuestra compu o celular.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.