Atrasos en el pago de sueldos en Chubut

Mariano Arcioni, gobernador de Chubut
Mariano Arcioni, gobernador de Chubut
Tras su reelección, Arcioni enfrenta fuertes reclamos de los gremios
Ana Tronfi
(0)
27 de julio de 2019  

RAWSON.- Apenas un mes alcanzó para que el gobernador Mariano Arcioni, reelegido el 9 de junio, reinstale en la agenda provincial la compleja crisis financiera que atraviesa Chubut. Pasados los comicios, este mes estuvo signado por las protestas de empleados estatales, movilizaciones y paros, ante la demora en el pago de sueldos, que este mes demandaron $3200 millones de las arcas provinciales.

Pese a los acuerdos paritarios de comienzos de año, la liquidación de haberes agitó fantasmas, por los retrasos y por no incluir los aumentos previstos por falta de fondos, según explicó el ministro de Economía, Luis Tarrio.

El escenario planteó incertidumbre en torno a la cláusula gatillo, que había permitido desactivar el reclamo gremial en el primer semestre, en plena puja electoral.

"Estamos buscando previsibilidad. El gobierno nacional no nos transfiere fondos", sostuvo Arcioni, tras una reunión con la Mesa de Unidad Sindical, en Rawson. El encuentro, sin embargo, no aquietó los ánimos de los principales gremios: ATE anunció un paro, los judiciales mantienen medidas de fuerza y los docentes retomaron el ciclo lectivo con 48 horas de aulas vacías.

Chubut vivió un "veranito" entre diciembre y mayo, antes de los comicios. Durante la campaña, sin embargo, las luces de alerta siguieron encendidas, dado que la provincia debió recurrir a adelantos de coparticipación de la Nación para afrontar las obligaciones.

Los problemas serios para el gobierno de Arcioni comenzaron a sentirse con fuerza este mes. Tras las paritarias, la masa salarial se duplicó y alcanzó los $3200 millones mensuales.

El aumento promedio que lograron los gremios estatales -acordado en tramos- llegó al 40% para los trabajadores de la educación, la salud, la policía y la administración central, que suman más del 80% de la masa de empleados públicos.

Pero ese 40% de incremento salarial fue apenas para la primera mitad del año, a la que hay que agregar la denominada "cláusula gatillo" para los últimos tres trimestres, por cobrarse en julio, octubre y enero. Se trata de las actualizaciones salariales automáticas que se aplican al sueldo básico de cada convenio, de acuerdo son el índice inflacionario de la región patagónica.

Estos acuerdos fueron uno de los argumentos de la campaña electoral que le sirvieron a Arcioni en las elecciones, en las que superó por ocho puntos al candidato del PJ, el kirchnerista Carlos Linares.

La cifra del 10% de cláusula gatillo -correspondiente al tramo de julio- aún no fue depositada porque la provincia no cuenta con fondos. Se estima que tampoco se pagará en agosto. Por este motivo, los gremios ATE y UPCN ya adelantaron que evalúan una denuncia penal contra los funcionarios por incumplir del acuerdo paritario.

Tampoco se pagó el aumento pendiente a los jubilados provinciales, a quienes se les adeuda aún la suba salarial correspondiente al mes de abril. Ante la falta de fondos, el gobierno optó por pagar los sueldos por sectores, cobrando primero los docentes, los policías y el personal de la salud.

Por: Ana Tronfi
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.