Buenos Aires: presentan un proyecto para fomentar la donación de plasma de los recuperados de coronavirus

Daniel Lipovetzky, diputado bonaerense de Juntos por el Cambio
Daniel Lipovetzky, diputado bonaerense de Juntos por el Cambio Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo
José María Costa
(0)
28 de junio de 2020  • 13:07

El diputado de Juntos por el Cambio, Daniel Lipovetzky, anunció que presentará mañana un proyecto de ley en la Cámara Baja bonaerense para estimular la donación de plasma para aquellas personas que hayan superado el coronavirus Covid-19 y residan en la provincia de Buenos Aires. La iniciativa, anunciada ayer en las redes sociales del exparlamentario nacional, generó revuelo y versiones cruzadas respecto de la constitucionalidad de la medida. Sin embargo, Lipovetzky explicó, en diálogo con LA NACION, que no se irá a buscar a nadie a su casa para ser obligado a donar.

"Veníamos pensando cómo hacer para incentivar para que haya más donación de plasma de recuperados en la provincia de Buenos Aires ya que solo el 10% lo hizo. Nos parecía que con un proyecto, de los que hay varios, de promoción para concientizar a la gente de donar no alcanzaba, por eso preparamos este proyecto", dijo este mediodía el legislador a LA NACION. Y agregó: "Tratamos de incentivarlo de una manera más clara del interés del Estado en este punto y que se extienda durante la emergencia, no trasciende este momento. Es necesario que los que fueran infectados donen".

Este mediodía, y luego de varios cuestionamientos, el diputado volvió a aclarar que el proyecto no establecerá la obligatoriedad de la donación.

Según el legislador, que fue una de las caras visibles de los que promovían el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, explicó que su proyecto toma como base la Ley Justina de donación de órganos, sancionada por el Congreso en el 2018, que establece que todos los habitantes somos donantes presuntos a menos que expresemos la intención contraria.

"En este caso sería igual. Todos los recuperados de Covid-19 serían donantes presuntos a menos que expresen por escrito su negativa o no estén en condiciones de donar", dijo Lipovetzky y detalló a los incluidos en el texto que ingresará mañana la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires: "Se aplica, en forma universal, a persona mayores de 18 años y menores de 60. Más allá que los mayores de 60 años también pueden donar". Ante las críticas que recibió en las últimas horas, respondió: "No hay nada compulsivo. Vi mucha reacción en ese sentido en las redes sociales. No hay nada compulsivo, ni se va a llevar a nadie con la policía a donar. En el proyecto se establece que el Estado considera que es una obligación moral. Es la misma base filosófica que se aplica a la Ley Justina. No hay sanción penal, en el proyecto, como para que sea considerado compulsivo".

"En un tuit de 280 caracteres se puede malinterpretar el espíritu de la norma. Lo que tiene que quedar claro es que va más allá de los proyectos ya presentados que parten de una absoluta voluntariedad de los recuperados", explicó el legislador y agregó: "Nosotros creemos que, de alguna manera, el Estado la debe considerar una obligación moral, no penal. Lo que buscamos es que la gente entienda que, en este momento de emergencia, todos los que se recuperaron de la Covid-19 deben ser donantes. Después, el que no va a donar, tiene que ver con su responsabilidad voluntaria".

Sobre posibles planteos de inconstitucionalidad, respondió: "Hay quienes dicen que es inconstitucional ser considerados donantes presuntos. Para mí no lo es y la Ley Justina tampoco lo es. Con la emergencia por el coronavirus estamos viviendo una situación muy compleja donde se privilegian algunas situaciones sobre otras. Por ejemplo, hoy tenemos la no libertad de circulación y eso no sucedería si no fuera en el marco de una emergencia o a menos que se declarase un estado de sitio. Sin embargo, eso hoy sucede por la pandemia y se puede justificar jurídicamente, lo mismo que este proyecto".

Al ser consultado sobre la extensión de la obligatoriedad de la donación, que tendría como fecha tome el final de la emergencia, dijo: "Creemos que esta ley de emergencia no es como las otras que duran mucho tiempo en el país. Como las de seguridad o sociales o económicas. En la Provincia hoy tenemos siete u ocho emergencias vigentes. En este caso, el proyecto se basa en el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) del presidente Alberto Fernández dictado en marzo que estableció el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO). Me parece una emergencia mucho más estricta, con decisiones más fuertes, como la circulación, el cierre de comercios y que no se prolongará mucho en el tiempo".

"Muchos proyectos aprobados en el Congreso Nacional y en la Legislatura bonaerense se basan en ese DNU. No creo que se vaya a extender en el tiempo porque ya hoy, es difícil de cumplir socialmente. No puedo suponer que se estire mucho más", analizó Lipovetzky y agregó: "Si se extendiera mucho, no creo que modifique el espíritu del proyecto que tiene la misma lógica de la Ley Justina".

Ante la consulta de que no hay estudios científicos que avalen la efectividad del tratamiento con plasma de recuperados del virus SARS-CoV-2, Lipovetzky respondió: "Hoy es necesario el plasma porque es uno de los mecanismos experimentales vigentes. Ojalá que aparezca pronto la vacuna y esto no se extienda. Buscamos aportar a una solución o un mecanismo, al menos experimental, quedará como algo que después la ciencia determinará si sirvió o no. Sea voluntario u obligatorio, en el sentido del donante presunto, todos los proyectos presentados son para un método experimental".

Según el parlamentario, hasta este mediodía no fue contactado por ningún legislador bonaerense opositor para sumarse a la medida. "Mañana hablaré con ellos. La que sí me contacto es la diputada Josefina Mendoza, de nuestro bloque en la Cámara de Diputados de la Nación, para presentar un proyecto similar para todo el país".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.