Carlos S. Odriozola: el primer secretario de Justicia de la democracia recuperada

Carlos S. Odriozola murió, a los 91 años
Carlos S. Odriozola murió, a los 91 años
(0)
7 de agosto de 2020  • 03:08

Una amplia y reconocida trayectoria como abogado y aportes sustantivos en el campo del Derecho Comercial, como la redacción de la ley de sociedades comerciales, que en 1972 marcó un hito en la evolución de esta rama del negocio jurídico, caracterizaron la vida del doctor Carlos S. Odriozola, fallecido ayer, a los 91 años.

El doctor Odriozola tuvo, además, un compromiso inquebrantable con la recuperación de la democracia, en diciembre de 1983. Integró el gobierno del presidente Raúl Alfonsín y fue el primer secretario de Justicia tras el retorno del país a la senda constitucional. Lo hizo en el área del entonces Ministerio de Educación y Justicia, que conducía Carlos Alconada Aramburú, a quien conocía por su cercana vinculación como abogados y profesores universitarios en la ciudad de La Plata.

Participó activamente, de este modo, en la organización de la tarea judicial en tiempos difíciles para el país y dedicó también sus esfuerzos a la normalización de las universidades nacionales.

Actuó como jurado en varios concursos para regularizar las cátedras de derecho comercial en todo el país. Profesor de sobrada capacidad, formó a varios docentes de su especialidad.

Odriozola había nacido en Zárate, provincia de Buenos Aires, el 23 de junio de 1929 y se graduó de abogado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, (UBA) en 1951. Realizó el Doctorado en Derecho en 1962 y fue profesor titular consulto en esa prestigiosa casa de estudios.

Se había incorporado en la década del sesenta a la cátedra de Carlos Juan Zavala Rodríguez en la UBA, en la que con el tiempo asumió como titular. Fue, también, adjunto de Derecho Comercial en la Universidad Nacional de La Plata en la cátedra de Alconada Aramburú y, años más tarde, asumió como profesor del Máster en Derecho Empresarial de la Universidad Austral, entre otros cargos docentes.

Consolidado en su profesión, dedicó casi 50 años al desarrollo del estudio jurídico Curutchet-Odriozola, que honró la profesión y marcó rumbos en materia comercial, societaria y concursal. Fue siempre una referencia y fuente de inevitables consultas en los congresos realizados en el país y en el exterior, además de realizar publicaciones y exposiciones en congresos internacionales.

Encabezó el Tribunal de Disciplina en el Colegio Público de Abogados y tuvo también participación en la Asociación Internacional de Derecho de Seguros. Fue presidente, además, el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires entre 2000 y 2002.

Sumó la función de árbitro permanente del Centro de Mediación y Arbitraje Comercial de la Cámara Argentina de Comercio y presidió el Tribunal Arbitral Permanente de la Bolsa de Comercio de Bahía Blanca, entre otras responsabilidades. Entre 2005 y 2007 fue titular del Centro Empresarial de Mediación y Arbitraje (2005/2007).

Casado con Marta Casanegra, con quien compartió casi 60 años de matrimonio, tuvo cinco hijos, 21 nietos y 23 bisnietos. Dos de sus hijos se dedicaron al derecho y, en otro orden, se reservó tiempo y esfuerzo para la producción agropecuaria. Uno de sus ejemplares bovinos de la raza Limousin fue Gran Campeón en la Exposición Rural de Palermo.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.