Caso Nisman: Allan Bogado reconoció que era un “agente inorgánico" de la ex SIDE

Uno de los acusados por el fiscal en la denuncia por encubrimiento a Irán rompió el silencio en el nuevo libro del periodista Facundo Pastor; "Lo mío fue una tarea de inteligencia y punto", dijo
(0)
14 de septiembre de 2015  • 12:55

Ramón Allan Bogado, uno de los acusados por Alberto Nisman en la denuncia por supuesto encubrimiento a Irán en la causa AMIA, rompió el silencio. El hombre que el Gobierno dijo desconocer como integrante de los servicios de inteligencia admitió que era un "agente inorgánico" de la ex SIDE, tal como sostuvo Nisman en su presentación contra la Presidenta.

Bogado concedió una entrevista al periodista Facundo Pastor para su nuevo libro Nisman, ¿Crimen o suicidio? ¿Héroe o espía?, de la editorial Margen Izquierdo, que saldrá a la venta en la próxima semana. Según el anticipo del libro al que accedió LA NACION, Bogado reconoció que se "infiltró" en la comunidad islámica argentina y dijo que el ex titular de la UFI-AMIA "se comió una operación" del poderoso ex espía Antonio Jaime Stiuso .

Nisman tenía razón en algo: yo era el infiltrado en la comunidad, pero no para cometer delitos

"Nisman tenía razón en algo. Yo era el infiltrado en la comunidad, eso era cierto, pero no para cometer delitos. Lo mío fue una tarea de inteligencia y punto, no una negociación con el régimen iraní para hacer zafar a los sospechosos del atentado", afirmó.

El rol de Bogado

Según la denuncia de Nisman, Bogado era un agente de inteligencia que trabaja a las órdenes de Cristina Kirchner y fue el encargado de llevar adelante las maniobras para favorecer a los iraníes acusados del atentado contra la AMIA. El fallecido fiscal también acusó al canciller Héctor Timerman , al diputado Andrés Larroque , al piquetero Luis D'Elía, al líder de Quebracho, Fernando Esteche , al supuesto agente proiraní, Alejandro Jorge "Yussuf" Khalil y al presunto colaborador de la Secretaría de Inteligencia, Héctor Yrimia.

Desde que Nisman hizo su presentación, que luego fue descartada por la Justicia, el Gobierno se encargó de negar que Bogado, de 44 años, haya sido un agente de inteligencia. Sin embargo, Bogado admitió que actuaba "como un agente inorgánico" y que mantuvo contactos con Khalil. De acuerdo a las escuchas telefónicas presentadas por Nisman, Khalil pasaba la información que recibía del espía al ex agregado cultural de la embajada de Irán en la Argentina, Mohsen Rabbani.

"Yo fui un agente infiltrado en la comunidad [islámica]. Hicimos una infiltración importante porque descubrimos que había algunos movimientos raros. Era muy difícil llegar a él y yo lo logré. Yo estuve con los siete porongas de la comunidad", afirmó Bogado.

Lo niegan, pero Bogado se movía como espía por Hernán Cappiello

Y reveló cuál era su tarea como "infiltrado" en la comunidad islámica. "Ellos tenían un problema en el ámbito educativo y cultural. Oficialmente, en las escuelas porteña no se les reconocía a los chicos musulmanes sus días por festividad religiosa. Y yo entré por ahí. Como un facilitador. Khalil es dueño de un colegio muy importante de la comunidad y buscaba operar con algunas autoridades para modificar eso", contó. Y agregó: "Al final, ya se dieron cuenta de que los había infiltrado. Mi función era poder penetrar ahí para ver cómo era el comportamiento de los teléfonos y las redes sociales".

"Se comió una operación de Stiuso"

En otro fragmento de la entrevista con Pastor, Bogado vinculó la denuncia de Nisman contra la Presidenta con una "operación" de Stiuso. Contó que cuando el ex titular de la UFI-AMIA apareció muerto con un disparo en la cabeza en el baño de su departamento de las torres Le Parc, él estaba en la provincia de Salta con sus hijos.

Para Bogado, Nisman adelantó el regreso de sus vacaciones en Europa en enero pasado por pedido del ex director de Operaciones de de la ex SIDE. "Yo no sabía que iba a terminar así [por la muerte del fiscal] pero sí sabía que se venía la denuncia contra la Presidenta y estoy convencido que Nisman se comió una operación de Stiuso. Ellos, por algún motivo se habían peleado los últimos meses. Jaime [por Stiuso] lo da entender en su entrevista con la revista Noticias", indicó.

Bogado afirmó el Gobierno sabía que el fallecido fiscal iba a presentar la denuncia contra la jefa del Estado. "Yo sabía que se venía algo. El Gobierno también lo sabía. Pensábamos que la investigación llegaba hasta mí. Pero la realidad es que Nisman no tenía nada de nada. Yo era el tope", afirmó.

Cuando el periodista le preguntó sobre su intervención en las escuchas telefónicas presentadas por el fiscal en su denuncia, sostuvo: "No hay ningún delito en eso".

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.