Alberto Fernández, sobre la deuda: "No somos unos necios, quisiéramos que el país no vaya al default"

Fuente: Archivo - Crédito: Rodrigo Néspolo / LA NACION
(0)
11 de mayo de 2020  • 20:28

El presidente Alberto Fernández afirmó este lunes que la Argentina no recibió aún ninguna "contrapropuesta" de parte de los bonistas. Además, reiteró que el Gobierno analizará una oferta que sea "sostenible" para el país y advirtió: "No somos unos necios, quisiéramos que el país no vaya al default".

Y se refirió a la actitud de exfuncionarios de la oposición que lo critican: "Destruyeron la economía sin virus de por medio. Entonces, digo, basta de estas cosas. Detesto hablar del pasado. No me gusta hablar de herencia, pero por favor dejen de confundir a la gente. Todo este problema de la deuda que tenemos fue lo que ellos armaron, con un sistema que permitía que los dólares entren y se fuguen con una facilidad enorme. Yo solamente les pido prudencia".

En una entrevista con C5N, luego de anunciar el viernes la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 24 de mayo a raíz del avance del coronavirus en la Argentina, el Presidente se refirió también a quienes lo critican porque el país continúe en cuarentena: "Hay una clase dirigente que habla con mucha liviandad".

Desde la quinta de Olivos, el Presidente dijo: "Ha cambiado tanto el país desde el 1 de marzo a ahora. Uno tenía otra mirada, otras prioridades, y todo pasó a un segundo plano frente a lo que está pasando. Estamos viviendo una situación muy delicada. No es fácil lo que nos toca pasar. No a nosotros, al mundo. Es un enemigo invisible que no sabemos dónde está, en quién anida".

En relación a las distintas provincias que a partir de este lunes comenzaron a transitar la fase 4 del aislamiento (excepto el AMBA), el mandatario sostuvo que "están volviendo a salir muchos argentinos y tienen que saber que es otro mundo, el cual exige otros cuidados, otras precauciones".

Sobre el ejemplo europeo que usó en la conferencia de prensa para demostrar el motivo por el cual no abría la economía, dijo: "Me duele mucho cuando se dicen ciertas cosas con tanta liviandad, como 'levantemos la cuarentena, se van a morir muchos más por la economía que por la pandemia'. No quise abrir ningún debate, tengo admiración por Suecia. Ahora, cuando uno mira los resultados de no hacer la cuarentena, no es que si no hacés la cuarentena la economía es próspera. El Banco Central sueco anuncia que la mirada más pesimista que tienen es una caída de más del 9 puntos del PBI. Francia, que hizo la cuarentena, 7,2%; España, 8; ¿Quién dice que si no hacemos la cuarentena la economía se vuelve próspera? Según informó Martín Guzmán, acá calculamos 6 puntos de caída".

"Es un falso dilema la economía o la salud. En verdad el secreto es tratar de preservar la salud y que la economía se dañe lo menos posible. Hay una clase dirigente que habla con mucha liviandad. No se puede hablar con tanta ligereza", agregó.

Además, se refirió a la labor en conjunto que hace la Ciudad y provincia de Buenos Aires: "Quiero que entendamos que cuando trabajamos con Axel Kicillof, con Horacio Rodríguez Larreta, lo que intentamos es cuidar a la gente. En todos los que nos toca gobernar en esta instancia entendemos de qué se trata el problema, y ahí no tenemos diferencias. Todos nos damos cuenta de que hay un problema con la economía, pero el problema no es la cuarentena, es lo que el coronavirus genera en la economía ".

Y agregó: "Yo sería un ingrato si dijera que Larreta ha tenido una actitud inadecuada en este tiempo. Él entendió lo que todos entendemos: tenemos un problema, el epicentro es Ciudad de Buenos Aires. Tenemos que unirnos Horacio, Axel y yo, y así actuamos. No hay ningún tipo de condicionamiento. No asomó ninguna miseria personal en todo esto, concentremos el esfuerzo en resolver este problema, y lo estamos haciendo juntos. No me perdonaría que por algún dogma político desatienda a algún gobernador que pertenece a un signo político distinto. Es demasiado grave lo que nos pasa".

En cuanto a las opiniones en contra a su gestión, sostuvo: "Están los dirigentes responsables y los que escriben en Twitter. Decir barbaridades es muy fácil. Yo conozco a Alfonso Prat Gay hace mucho tiempo. Me sorprendió su crítica. Decir que por el coronavirus vamos a destruir la economía... ellos destruyeron la economía sin virus de por medio. Entonces digo basta de estas cosas. Detesto hablar del pasado. No me gusta hablar de herencia, pero por favor dejen de confundir a la gente. Todo este problema de la deuda que tenemos fue lo que ellos armaron, con un sistema que permitía que los dólares entren y se fuguen con una facilidad enorme. Yo solamente les pido prudencia".

Deuda

"Nosotros lo que queremos es buscar un acuerdo y que la Argentina no vuelva a caer en default. A veces pienso que la historia me tiene a mí... cada vez que llego al gobierno alguien dejó un default en la Argentina. Llegué con Néstor [Kirchner] y nos habían dejado el default. Llego ahora con Cristina y otra vez estamos en default".

"Antes de ser presidente, muchos fondos de inversión me visitaron y todos me dijeron que iban a esperar cuatro años y que iban a empezar a pagar después. Nosotros lo que necesitamos es algo que ha hecho muy bien Martín [Guzmán], entender que la deuda nos condiciona, que podemos solo tomar una deuda que podamos pagar, porque sino hipotecamos el futuro argentino. Nuestro mayor esfuerzo pasa porque la deuda pueda ser sostenible. Nosotros hicimos una oferta, la verdad que es una oferta donde los acreedores no pierden, solo ganan menos".

"Nosotros hicimos una oferta, si tienen una controferta díganme cuál es. Hasta aquí no la presentaron. No sé cual es la contrapropuesta. Si hay una, veamos de qué se trata. No somos unos necios que no nos importa llevar al país al default. No somos unos irresponsables que nos vamos a comprometer a pagar lo que no podemos cumplir".

El "enamoramiento de la cuarentena"

"Yo quisiera estar discutiendo la reforma judicial, el Consejo Económico Social, haber podido mandar la ley del aborto, un montón de cosas que tenía pensado y que no puedo hacerlas. Quisiera poder estar discutiendo el conflicto que heredamos de la deuda en otro contexto. Porque este conflicto le permite a los acreedores decir 'no, esperemos un mejor momento, un escenario más firme para poder discutir'. No, es éste el momento".

"¿Seriamente alguien piensa que el sueño de alguien al que le toca ser presidente es que le toque este momento? Lo que nos ofrecen los médicos como mejor remedio es lo que ofrecían los curanderos en la Edad Media: quedate en tu casa. ¿Cómo piensan que uno se enamoró de esto? Yo quisiera salir cuanto antes de esto".

Situación económica

"En la Argentina se ha profundizado el sistema de precarización, marginalidad laboral. Los monotributistas son desempleados que se inscribieron para tratar de hacer algo. Hay 90 mil pymes que ya accedieron al crédito".

"Va a haber un IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) más. Y estamos ampliando el número de beneficiarios. Me piden que no caigamos en default, que sostengamos a las empresas, que no emita y que no tenga déficit fiscal. No sé cómo quieren que haga".

Relación con Cristina

"Hoy estuve con Cristina tomando un café. Me sirve mucho hablar con ella. Estamos juntos en esto. Este no es mi gobierno, este es el gobierno de Alberto, Cristina, Sergio, movimientos sociales...".

Reforma judicial

"La iniciativa intenta resolver el tema penal fundamentalmente y el tema contencioso administrativo y civil y comercial federal. Trata de ordenar el sistema, terminar con esos espacios cerrados que le permitían a pocas personas manejar un poder enorme. También revisar el funcionamiento de la Corte Suprema. Yo pienso que no debería aumentarse [el número de integrantes del máximo tribunal], pero quiero escuchar a gente experta. La Ley de Organización Judicial, la Ley de Recurso Extraordinario, que ha demostrado debilidades según mi impresión, el Consejo de la Magistratura, hay que revisar cómo funciona. Quiero que todo eso entre en un proceso de análisis. Quiero que lo analicen expertos, yo creo humildemente saber algo, así que voy a opinar".

"Hoy no existe una mesa judicial ni un sistema de presión del gobierno sobre la justicia. Antes se presionaba a jueces o se acordaba con jueces para perseguir a opositores. Una situación absolutamente contradictoria con el sentido de la República".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.