Día de furia en México: el Gobierno pasó de contener la crisis a la ofensiva