Dura carta contra Arcioni: el hijo de una docente le pide que "viva en carne propia lo que es no llegar a fin de mes"

El gobernador junto al gremio de trabajadores estatales
El gobernador junto al gremio de trabajadores estatales Crédito: Twitter
Ana Tronfi
(0)
13 de agosto de 2019  • 11:44

RAWSON - Aulas vacías, hospitales con guardias mínimas, el servicio de justicia paralizado y la obra social Seros con prestaciones cortadas, forman parte del complejo escenario que vive Chubut en donde, por segundo mes consecutivo, el Gobierno provincial no logra cancelar los sueldos.

Este domingo, el gobernador Mariano Arcioni-reelecto el pasado 9 de junio y alineado con la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner- anunció la convocatoria a una mesa de concertación con gremios y empresarios, pero confirmó el pago escalonado de haberes a los estatales. Arcioni se mantuvo en sintonía con los anuncios que la semana pasada hizo el saliente ministro de Economía, Luis Tarrio, que dejó el gabinete con un portazo y críticas a la actual gestión de gobierno.

Mientras el mandatario provincial define a su sucesor, la incertidumbre recalienta los ánimos de los gremios estatales. Esta mañana, gremios nucleados en la CTA se instalaron en la intersección de rutas 3 y 26 y en ruta 39 de Comodoro Rivadavia, dos accesos claves a los principales yacimientos de Chubut. Allí participaron de una panfleteada y cortaron el tránsito por algunos minutos.

En Rawson, la capital provincial, la tensión se instala frente a Casa de Gobierno, con protestas y movilizaciones. El reclamo es por el pago de los sueldos en tiempo y forma -este es el segundo mes consecutivo que se anuncia un pago escalonado de acuerdo al monto de cobro de los sueldos- y la aplicación de la " cláusula gatillo" y la cancelación de los aumentos previstos en paritarias a comienzos de este año, que promedian el 40%.

En las escuelas en conflicto, en tanto, se mantiene la retención de servicios hasta el cobro de todas las categorías, pese a la decisión de gobierno de descontar los días de paro.

El relato del "hijo de una docente" al que "le tocó vivir de cerca el accionar del gobierno" reinstaló la polémica en los establecimientos educativos de Chubut.

El gobernador saluda a trabajadores
El gobernador saluda a trabajadores Crédito: Twitter

Con la firma al pie de Andrés Sandanella, el texto dice: "Hola Mariano Arcioni. Hoy leí en un medio, y cito tus palabras textuales, que «van a descontar los días de paro como corresponde, porque necesitamos el esfuerzo de todos. El Estado nunca ha dejado de cumplir». ¿Cómo te da la cara para decir que el Estado jamás dejo de cumplir?".

Y agrega: "Si querés te adjunto una conversación que tuve esta tarde con mi mamá, jubilada docente por Chubut, para que reveas el término "cumplir", porque ella me dice que en lugar de cobrar el 3 o el 4 va a cobrar el 30. También te puedo adjuntar fotos de ella marchando, con otros jubilados, por Seros, ya que algunas veces le aceptan la obra social y otras no. O te adjunto fotos del pésimo estado de la escuela secundaria a la que yo fui, y en la cual mi vieja fue docente".

Viví en carne propia lo que es no llegar a fin de mes. O lo que es no tener obra social

En un texto que se viralizó, Sandanella le pide que la próxima vez que se le ocurra hacer declaraciones en un medio, "amablemente" viva, aunque sea un mes, como docente. "Así vivís en carne propia lo que es no llegar a fin de mes. O lo que es no tener obra social. O que te falten insumos para dar clases", consigna la carta.

El joven explica: "Mi vieja es un ser de luz. No solamente como persona, lo fue como docente. Conozco pocas personas con la capacidad, la tenacidad, la decisión y la creatividad que tuvo durante su etapa como profesora y que tiene ahora, ya jubilada. Te podría hablar de los laburos que hizo en pro de la docencia y la investigación, pero prefiero hablarte de los sacrificios".

Asegura: "Tampoco hace falta mencionarte que mi vieja fue una docente de la hostia y todos lo dicen. Y no hablo de su formación y conocimientos únicamente, hablo de su capacidad. Ella enseñaba educación sexual sin vergüenza, cuando a muchos profesores, todavía hoy, les da vergüenza hablar de métodos anticonceptivos".

Te podría hablar de los laburos que hizo en pro de la docencia y la investigación, pero prefiero hablarte de los sacrificios

"No puedo describirte la cantidad de horas que yo he visto a mi vieja corrigiendo trabajos prácticos, evaluaciones o tareas. O pensando proyectos para implementar, ya sea en el aula o afuera de ella. La cantidad de noches que se iba a dormir a las 2 de la madrugada, después de haber dado clases a la mañana, a la tarde y a la noche. Tampoco puedo demostrarte la cantidad de cosas que ella puso de mi casa o su bolsillo para dar una clase: cartulinas, cartones, lápices, marcadores".

En la carta dirigida al gobernador sostiene que "pocas personas en este mundo tienen la pasión que tiene mi vieja para enseñar, inclusive ahora jubilada. Y pocas tienen la paciencia para soportar los abusos que el gobierno tiene con ella. No se lo merece, no después de todo lo que le dio a Chubut".

Y en el final remata: "De yapa, Mariano, te dejo dos fotos que valen oro: Una es mi vieja, haciendo todo lo que hacía antes y criando cuatro hijos (entre ellos yo, lo que es un enorme logro porque siempre fui una maquina de hacer macanas). La segunda es otra foto de mi vieja, sonriendo a pesar de todo, porque ni vos, ni este gobierno, ni nada en este mundo demostró que podían vencer su enorme fortaleza".

Por: Ana Tronfi
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.