Duras críticas por la demora judicial en el caso López

A seis años de la desaparición del albañil que declaró en causas de lesa humanidad, hubo marchas en La Plata y la Capital Federal
Pablo Morosi
(0)
19 de septiembre de 2012  

LA PLATA.– Con una severa crítica a la parálisis judicial del caso se realizaron ayer marchas en esta ciudad, la Capital Federal y otros puntos del país, para recordar el sexto aniversario de la desaparición del albañil Jorge Julio López.

Las consignas por la aparición con vida y Justicia para el testigo visto por última vez en la mañana del 18 de septiembre de 2006 , cuando se aprestaba a concurrir a los alegatos del juicio contra el ex jefe de Investigaciones de la policía bonaerense, Miguel Etchecolatz, resistieron ayer la lluvia de la tarde.

En La Plata, entre 600 y 800 personas, entre miembros de organismos defensores de los derechos humanos, estudiantes y partidos de izquierda, hicieron la tradicional marcha entre la Plaza Moreno y la gobernación. En la Capital, un número similar se manifestó en cercanías del Congreso.

Allí, Miriam Bregman, una de las abogadas que patrocinó a López durante el juicio a Etchecolatz aseguró que "es una causa llena de pruebas que conducen a la bonaerense y otras fuerzas represivas, pero se puso en marcha una maquinaria de encubrimiento oficial que ya constituye un monumento a la impunidad", dijo.

Por su parte, Nilda Eloy, integrante del colectivo La Plata YA y principal oradora del acto en esta ciudad, sostuvo que "cada vez que el caso tomaba un rumbo que apuntaba hacia la policía bonaerense u otra fuerza, la investigación se paralizaba o los jueces se declaraban incompetentes o se cambiaba el fiscal". "Alguna vez van a estudiar este caso como el manual de la perfecta impunidad", disparó la mujer, para quien "no hay voluntad política de esclarecer".

El hijo mayor del testigo en causas de violaciones de los derechos humanos, Rubén López, sintetizó el pensamiento de la familia de la víctima: "Creo que una forma es que esto se resuelva políticamente. Lamentablemente, en seis años la Justicia no nos dio respuestas y quizá sea hora de que políticamente esto se resuelva, que alguien intente darnos una explicación".

Además, consideró que todas las actividades relacionadas con el hecho suman para que se sepa que "Jorge Julio López es una persona que fue a declarar en un juicio de lesa humanidad, nadie lo cuidó y hoy no está con nosotros, está desaparecido en democracia", señaló en declaraciones a la prensa.

Sobre la falta de resultados judiciales señaló: "Nosotros pedimos a la Justicia, pero los jueces sistemáticamente rechazan nuestros planteos. Esos rechazos no significan sólo una causa archivada sino que significan, sobre todo, no encontrar a mi papá".

Por otra parte, y al ponderar la declaración de ciudadano ilustre otorgada la semana pasada a su padre por el Concejo Deliberante platense, López destacó que "es un gesto importante porque nace desde el poder político municipal y de ahí para arriba creo que deberían, todos los poderes políticos, empezar a hacer algo", reclamó.

Asimismo, el hijo del testigo desaparecido reiteró lo dicho a LA NACION días atrás en cuanto a su interés por saber por qué la presidenta Cristina Fernández de Kirchner no habla públicamente del caso. "Le preguntaría por qué no habla de mi viejo", señaló, aunque aclaró que no se trataba de una recriminación porque, dijo, desde el gobierno kirchnerista "se hicieron muchas cosas buenas".

López contó que funcionarios del gobierno nacional se comunicaron varias veces en las últimas horas para acordar una reunión con un miembro del Ejecutivo y que, en esa oportunidad, se propone pedir formalmente una audiencia con la Presidenta.

López fue visto por última vez hace seis años, cuando salió de su casa para presenciar el comienzo de los alegatos en el juicio que terminó con el dictado de prisión perpetua para Etchecolatz, en el que atestiguó sobre los tormentos a los fue sometido durante la represión ilegal. En aquella declaración López contó que había sido secuestrado el 21 de octubre de 1976 y que permaneció privado de la libertad hasta el 25 de junio de 1979.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.