Suscriptor digital

El comercio con Irán creció un 1100% en los últimos seis años

En medio del polémico acuerdo bilateral, la balanza es favorable a la Argentina, que exporta por US$ 1050 millones
Martín Dinatale
(0)
4 de febrero de 2013  

No existe cooperación nuclear alguna que se conozca y tampoco hay a la vista negocios relacionados con el petróleo. Pero el comercio de la Argentina con Irán resulta sumamente llamativo y creció exponencialmente en los últimos años: las exportaciones argentinas a Teherán hoy resultan ser un 1100 por ciento más altas que hace seis años.

En medio del acuerdo que Irán y la Argentina sellaron para avanzar en la causa por el atentado contra la AMIA, una pregunta sobrevuela en el ámbito diplomático y político: más allá de la investigación por el ataque terrorista, ¿qué otros intereses persiguen los gobiernos de Buenos Aires y Teherán? En la Cancillería sólo hay silencio o una negativa tajante: "Este acuerdo sólo persigue la verdad y no hay nada más en ello", reiteró el canciller Héctor Timerman.

Sin embargo, las dudas persisten y tienen asidero directo en los números de la economía. La Argentina se vio altamente favorecida en la balanza comercial con Irán. Según un informe de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI), que dirige Marcelo Elizondo, las exportaciones argentinas a Irán en 2012 llegaron a 1050 millones de dólares, un nivel similar al de 2011 (1080 millones de dólares).

La balanza es prácticamente favorable para la Argentina, que casi no importa productos de Irán, por lo que obtiene un holgado superávit de 1010 millones de dólares. El comercio entre la Argentina e Irán estuvo prácticamente inactivo hasta 2006. Las exportaciones argentinas no registraban movimientos significativos hasta ese año, a partir del cual comenzaron a crecer notablemente.

"Irán es el mercado de más relevante crecimiento en los últimos años para la Argentina", expresó Elizondo a LA NACION. Desde niveles casi insignificantes en 2005 y 2006, las exportaciones argentinas llegaron en 2007 a US$ 300 millones y en 2008 ya superaron los US$ 1200 millones, y ese incremento las llevó a una cifra que se mantuvo en ese nivel.

El encargado de negocios de Irán en la Argentina, Ali Pakdaman, trabajó arduamente en los últimos años para sustentar este intercambio comercial, a pesar de que no sólo era altamente desfavorable para su país, sino que, a la vez, sufrió trabas a las importaciones de algunos productos de Irán.

A su vez, la embajada de Irán mantuvo en todo momento duras críticas por la falta de colaboración de Teherán en la causa AMIA. Con todo, el diplomático iraní se propone aumentar el comercio. Está prevista la compra de varias toneladas de arroz de los iraníes a la Argentina en los próximos meses y hay más negocios en puerta. Sin embargo, todo estaría sujeto a los entendimientos en el caso AMIA. Pakdaman se negó a dialogar con LA NACION sobre el tema.

En el Gobierno aseguran que el comercio con Irán sólo responde a las necesidades de los sectores privados de ese país y que no existe acuerdo alguno de la Cancillería con Teherán. Sin embargo, el convenio que se firmó por la causa AMIA podría poner en riesgo los avances comerciales.

"De ahora en más todo el comercio y el vínculo entre Irán y la Argentina estará sujeto al devenir del memorándum que se firmó por la causa AMIA. Si ese acuerdo avanza, también crecerá el comercio, y si fracasa, se corre el peligro de que todo fracase", explicó a LA NACION Juan Gabriel Tokatlián, sociólogo y especialista en relaciones internacionales de la Universidad Di Tella.

Por otra parte, subsiste la idea de que el comercio entre Irán y la Argentina podría ser aún mayor que el que reflejan los números oficiales por la triangulación del comercio.

"Es muy probable que la Argentina haya vendido a Irán mucho más de lo que se dice por medio de otros países y nunca lo divulgue por temor a quedar mal vistos", comentó a LA NACION un embajador que estuvo en Asia y conoce el tema.

La triangulación podría darse con la venta de aceite que se vende a países como Malasia o China y, una vez ingresado ahí, el producto se direccionaría a Irán. Quienes conocen de comercio internacional aseguran que este mecanismo se usó mucho antes de 2006 cuando el comercio entre ambos países daba "cero" por razones políticas.

Un incremento explosivo con los Kirchner

En 2006 era casi inexistente la relación comercial

  • 1050

    millones de dólares


    Es el monto de las exportaciones argentinas a Irán, especialmente en productos primarios
  • 300

    millones de dólares


    Era la balanza comercial en 2007. Desde entonces, las ventas a Teherán crecieron exponencialmente
  • "INTERLOCUTOR NO CONFIABLE"

  • El presidente de la AMIA, Guillermo Borger, insistió ayer en que Irán es "un interlocutor no confiable" y reiteró que la entidad no aceptará "ninguna cosa inconsulta", en referencia a la investigación del atentado contra la mutual judía, que en 1984 dejó 85 muertos y más de 400 heridos.
  • El dirigente afirmó que los deudos afrontan un "momento difícil" tras la firma del memorándum y recordó que "hay pruebas muy fuertes e irrefutables" sobre la participación de funcionarios iraníes en el ataque".
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?