El Mercosur exhortó a Maduro a abrir el diálogo político y frenar la Constituyente

El Gobierno quería una declaración más dura, pero Tabaré Vázquez logró bajarle el tono al texto final
Santiago Dapelo
(0)
22 de julio de 2017  

Mauricio Macri traspasó la presidencia del bloque a su colega brasileño Michel Temer
Mauricio Macri traspasó la presidencia del bloque a su colega brasileño Michel Temer Fuente: Archivo - Crédito: Presidencia

MENDOZA.- Nueve días, ése es el plazo que tiene el presidente Nicolás Maduro para responder y mostrar voluntad de diálogo, lo que permitirá aliviar la delicada situación de Venezuela en el Mercosur . Es que los países que integran el Mercosur decidieron abrir una última instancia de diálogo y exhortaron al régimen de Maduro a suspender las elecciones del 30 de este mes para convocar a una Asamblea Constituyente como condición necesaria y fundamental para evitar una sanción definitiva.

Para eso, la Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, más Chile, le enviaron una carta a Maduro para que abra un canal de comunicación. Pero a diferencia de otras oportunidades, hay un plazo. "Es particularmente breve", admitió el canciller Jorge Faurie.

Aunque evitaron ponerlo por escrito, lo que los mandatarios del bloque regional quieren es que Maduro y la oposición se abstengan de realizar "iniciativas que puedan dividir aún más a la sociedad venezolana o agravar conflictos institucionales". Si el presidente venezolano insiste en continuar con los comicios, que le otorgarían poderes plenos y limitarían la debilitada democracia en su país, el bloque podría convocar a una reunión de emergencia y suspenderlo de forma permanente; en los hechos eso representaría la expulsión.

"La fecha clave es el 30. Si avanza, Maduro estaría cruzando el Rubicón. Eso terminaría de convencer o agotaría los argumentos que aún mantienen algunos para evitar el tema", confió a LA NACION una altísima fuente del gobierno nacional.

Así, pese a que el canciller argentino, Jorge Faurie, había anticipado anteayer que el documento final tendría una dura advertencia hacia Venezuela, y que eso ya estaba consensuado con sus pares, algo cambió en las primeras horas de ayer. La resistencia del presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez , logró torcer el contenido del documento.

Las quejas de Tabaré Vázquez terminaron por complotar contra la hoja de ruta que había preparado minuciosamente Faurie. Según reconocieron los funcionarios argentinos, el presidente uruguayo reclamó que no hubiera nada que pudiera ser leído como injerencia en el gobierno de Venezuela.

Otro de los que se mostró en desacuerdo fue Evo Morales. Aunque Bolivia no tiene voto porque es miembro asociado, Morales -el único que no firmó el documento- hizo una fuerte defensa del gobierno de Maduro, al que calificó como democrático y acusó a Estados Unidos de estar detrás de "un golpe" en Venezuela. Como contrapartida, además del apoyo de Chile, también firmaron la declaración los representantes de México y Colombia.

En declaración conjunta, los presidentes también reiteraron "su profunda preocupación por el agravamiento de la crisis política, social y humanitaria en la República Bolivariana de Venezuela". E hicieron un "urgente llamado al cese de toda violencia y a la liberación de todos los detenidos por razones políticas, instando al restablecimiento del orden institucional, la vigencia del Estado de Derecho y la separación de poderes, en el marco del pleno respeto de las garantías constitucionales y los derechos humanos".

En su discurso de apertura, Macri hizo un "llamado a la paz" en Venezuela, envió un "mensaje de solidaridad al pueblo venezolano" y le reclamó a Maduro "la pronta adopción de un calendario electoral", al tiempo que ofreció un "grupo de contacto" que medie entre "las partes en conflicto".

Pero para el gobierno nacional la redacción final del documento dejó un sabor agridulce. "No fue tan duro como lo hubiéramos querido", se sinceró Fulvio Pompeo, secretario de Asuntos Estratégicos. Pese a ese análisis, en el Gobierno resaltaron que hace dos años la posición de la Argentina frente a la crisis que atraviesa Venezuela estaba en minoría, y hoy Paraguay y Brasil coinciden con el diagnóstico.

En el cierre de la cumbre, Faurie repitió en más de una oportunidad que no se trataba de un ultimátum, sino que se aplicó el protocolo de Ushuaia que contiene una Cláusula Democrática con el objetivo de resguardar la democracia en la región, y "obliga a que los países miembros hagan un proceso de consulta". En caso de no prosperar esa instancia de diálogo podría representar la salida de Venezuela de todos los órganos de acción del Mercosur.

Hoy Venezuela está suspendida por una razón más jurídica que política relacionada con el incumplimiento de los compromisos para convertirse en un miembro pleno.

"La democracia en Venezuela no está vigente de manera plena. Tenemos claros los pasos a seguir, pero no vamos a convertir esta convocatoria en un ultimátum", aseguró el canciller argentino que protagonizó la conferencia con su par brasileño, Aloysio Nunes.

Durante su exposición ante la prensa, el ministro de Relaciones Exteriores también resaltó los avances para alcanzar acuerdos con la Unión Europea y la Alianza del Pacífico, y destacó la declaración del bloque sobre el compromiso con el Acuerdo de París, entre otras cuestiones.

Tras asumir la presidencia pro tempore -Macri le entregó la conducción del bloque a Temer-, el presidente brasileño agregó que la declaración del Mercosur "no es sólo para criticar" a Maduro, "sino para incentivar un posible acuerdo para que se logre la pacificación".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.