El paro se siente con fuerza en todo el país: el impacto, ciudad por ciudad

El movimiento es limitado en todo el país; los comercios intentaron mantener su actividad habitual
El movimiento es limitado en todo el país; los comercios intentaron mantener su actividad habitual
(0)
29 de mayo de 2019  • 13:15

El quinto paro general convocado por la CGT contra la gestión de Cambiemos se siente con fuerza en todo el país, impulsado por la falta de transporte público y las movilizaciones en contra las medidas del gobierno de Mauricio Macri . El único sector que parece hacerle contrapeso a la huelga son los comercios, que mantuvieron actividad normal en muchas ciudades del interior.

Hugo Moyano consideró que el paro fue "muy efectivo y con mucha adhesión" - Fuente: Télam

01:17
Video

Córdoba

Por la ausencia de transporte, el paro se siente fuerte en la ciudad de Córdoba y menos en el interior provincial. Las organizaciones de izquierda cortaron el puente Centenario, clave para el ingreso al centro de la ciudad. Los trotskistas reclaman "un plan de lucha continuo" y un paro de 36 horas.

Además, distintos gremios marcharon desde sus sedes sindicales para confluir en la intersección Colón y General Paz y avanzar unas diez cuadras más hasta donde fue el acto. La Policía instrumentó un operativo especial de seguridad. Las manifestaciones coinciden c on el 50 aniversario del Cordobazo.

Aunque la mayoría de los comercios de la zona céntrica abrieron –igual que supermercados y shoppings- hay muy poca gente circulando. Los taxis trabajan (adhirieron al paro los peones, no los dueños), pero hay menos unidades en la calle. También las estaciones de servicio expenden combustible con normalidad.

No hay clases (se sumaron al paro docentes privados y estatales), ni bancos ni recolección de residuos.

Por su parte, los dirigentes sindicales Roberto Baradel , Hugo Yasky y Pablo Micheli participaron de los actos por el paro nacional y el 50 aniversario del Cordobazo.

Baradel afirmó que el paro "va creando conciencia" en la sociedad. "Es una expresión unitaria de la clase trabajadora. El paro masivo contra estas políticas es una muestra clara de que este Gobierno perdió legitimidad", finalizó.

Y también calificó de "contundente" el paro y sostuvo que el movimiento obrero debería "volver a unirse" como en los años del Cordobazo.

"Lamentablemente tenemos dirigentes sindicales que van como furgón de un gobierno que hizo mucho daño", agregó.

Micheli sostuvo: "Dirigentes que estamos sentados acá mantenemos una coherencia. Unidad y lucha para que estos tipos no vuelvan nunca más".

Santa Fe

Sin colectivos, ni clases ni atención en oficinas públicas, bancos y comercios, el paro nacional convocado por CGT se hace sentir en Santa Fe y la región. También hay movilizaciones en diferentes puntos de la ciudad e interrupciones de tránsito de las autopistas Rosario-Buenos Aires y Rosario-Santa Fe.

En las oficinas públicas municipales, provinciales y nacionales no se trabaja, aunque se mantienen guardias mínimas para los servicios esenciales. Tampoco hay atención en hospitales y centros de salud de todo el territorio santafesino porque los profesionales agrupados en el Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud (Siprus) y en la Asociación de Médicos de la República Argentina (Amra) también se plegaron al paro, aunque se garantizan las guardias mínimas como en cada medida de fuerza. Tampoco funcionan las estaciones de servicio donde solo se mantienen las guardias mínimas para atender a fuerzas de seguridad y salud.

En Rosario, en tanto, el paro también se sintió fuerte, sobre todo hasta el mediodía, cuando se realizaron distintas marchas y piquetes que bloquearon varios puntos de la ciudad, en cuyo centro comercial la actividad era muy baja.

A partir de las 10.30 las calles céntricas de Rosario se vieron desiertas debido a las dos marchas que realizó el Movimiento Sindical Rosario, que nuclea a la mayoría de los gremios de extracción peronista, y la Corriente Clasista y Combativa (CCC), que llevó adelante piquetes en la avenida Circunvalación, en los accesos a Rosario, que fueron levantados después del mediodía. En la avenida Presidente Perón y Circunvalación la CCC realizó un locro gigante que aglutinó a más de 2500 personas que fueron con sus platos para buscar comida.

Durante las primeras horas de la tarde, los comercios comenzaron a abrir sus puertas. La mayoría de los supermercados atendían a sus clientes a la tarde, a pesar de que el gremio de la Asociación de Comercio se adhirió a la huelga. No hubo incidentes.

Algo similar ocurrió con los taxis. Durante la mañana había muy pocos en las calles, pero a medida que fueron pasando las horas comenzaron a aparecer, sobre todo en la zona céntrica y en la terminal de ómnibus.

"Hemos gestado un parazo. Necesitamos construir un futuro mejor y este paro marca el principio del fin de la derecha liberal en la Argentina", dijo Sonia Alesso, titular de Amsafé, el gremio de los maestros, desde el escenario montado por el Movimiento Sindical Rosario en la plaza 25 de Mayo.

En otro escenario el titular de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Eduardo Delmonte, señaló que el gobierno nacional con sus políticas "insiste en tapar el sol con la manos" y destacó que el paro de hoy "sirve para que nos encontremos todos, los trabajadores ocupados, los desocupados y los jubilados".

Mendoza

El paro nacional impacta con fuerza en las calles mendocinas, sobre todo por la escasez de transporte público y la ausencia de alumnos en las escuelas. En tanto, es alta la presencia de docentes en los colegios, ya que de sumarse a la medida de fuerza pierden el Ítem Aula, un adicional salarial que queda sin efecto ante una falta injustificada.

En tanto, el Gobierno dispuso de un servicio mínimo de 30% de frecuencias de micros, pero se han registrado varias quejas de mendocinos que pasaron más de dos horas esperando el transporte para llegar a sus puestos de trabajo. Asimismo, se detectaron dificultades para acceder al servicio de taxis.

Por otro lado, los bancos y las estaciones de servicio se encuentran vacías, por lo que hasta la medianoche de este martes hubo largas colas para cargar combustible. En cuanto al aeropuerto provincial solo se registra movimiento de las aerolíneas low-cost. En relación al sector sanitario, los hospitales funcionan con guardias y cirugías programadas, que se cumplen sin grandes inconvenientes. También, la administración pública opera con normalidad. En cuanto al comercio, la adhesión fue dispar y se estima que la mitad de los locales abrieron sus puertas.

Tucumán

Sin colectivos, con las aulas vacías, los bancos cerrados y las calles casi desiertas, el quinto paro nacional contra la gestión de Macri se hace sentir con fuerza en Tucumán.

Todos los gremios docentes, incluidos privados y universitarios, se plegaron a la medida de fuerza por 24 horas, con un alto grado de acatamiento.

Pese a que la Administración Central de la Provincia no adhirió a la protesta ni decretó asueto, el nivel de ausentismo por parte de los empleados públicos es elevado, en gran medida debido al paro de colectivos, que dejaron de circular a la medianoche. Desde el Gobierno informaron que no se descontará el día a quienes vivan a más de 20 cuadras de su lugar de trabajo. En los hospitales públicos, solamente está garantizada la atención en las guardias.

Aunque los taxis decidieron trabajar con normalidad, el movimiento es menor al esperado por el sector.

Los bancos no abrieron sus puertas, y debido a que no se realiza el transporte de caudales desde la Asociación Bancaria advirtieron que podría faltar dinero en los cajeros automáticos.

En cuanto al comercio, los negocios minoristas, supermercados y shoppings abrieron sus puertas en horarios habituales, aunque la actividad comercial es reducida, en una jornada que amaneció fría y lluviosa en la capital tucumana.

Pese a que la atención es normal en las estaciones de servicios, la cámara que representa a los empresarios del sector señaló que podría faltar combustible debido a que no habrá reabastecimiento hasta mañana.

El gobernador de Tucumán, Juan Manzur , se mostró a favor del paro general convocado por la CGT. "Es un derecho constitucional que tienen todos los trabajadores en la Argentina y que lo expresan a través de sus representantes", argumentó el mandatario peronista. Y agregó: "El reclamo es por la situación económica errada a la que nos está llevando el Gobierno nacional". Según Manzur, "los trabajadores llegan a esta instancia después del fracaso de todas las negociaciones".

Para acompañar el paro nacional, distintos gremios y organizaciones políticas convocaron a una movilización a la plaza Independencia, principal paseo público de San Miguel de Tucumán, para protestar "contra el ajuste del FMI y el gobierno de Macri". Además, se organizaron piquetes en la ruta nacional 38, a la altura del río Medinas y del arroyo Barrientos, y en el puente Lucas Córdoba, que comunica a San Miguel de Tucumán con distintas ciudades del este provincial.

Jujuy

En el ámbito comercial, un 80% está trabajando de manera normal, con personal reducido en algunos locales y muy pocos cerrados.

La administración pública provincial no se ha visto afectada en gran cantidad. La Dirección Provincial de Rentas está trabajando de manera normal. Algunas otras oficinas solo se han visto reducida en personal, pero trabajan.

Las escuelas han registrado gran ausencia de niños, afectados por la falta de transporte público. Respecto a los docentes, la ausencia también dispar, mayormente por no poder llegar a los establecimientos.

Largas filas se aprecian en las comisarías y seccionales, donde nutridos grupos de trabajadores se acercaron a buscar constancias de ausencia por no contar con medio de transporte. Sin embargo, desde el Ejecutivo confirmaron que se descontará el día de paro.

Remises y taxis compartidos trabajan con total normalidad, registrando un movimiento mayor ante la falta de colectivos.

Misiones

El paro general se siente fuerte en la ciudad de Posadas, donde viven aproximadamente 400.000 personas (un tercio de la población) de Misiones.

Sin colectivos por la adhesión de la UTA, ni administración pública, el centro de la capital estuvo semi vacío a pesar de que la mayoría de los comercios optó por abrir. No hubo bancos.

Las escuelas públicas adhirieron al paro. Las privadas abrieron sus puertas pero tuvieron bajos niveles de asistencia por la falta de transporte público. La mayoría de los colegios no computó faltas ni pudo dar clases en forma normal.

Aduana y Migraciones trabajaron a reglamento (no pueden hacer paro por ser un servicio esencial): Habilitaron apenas una casilla de las ocho que hay en el puente internacional Roque González de Santa Cruz, que une a Posadas con la vecina Encarnación.

Tampoco hubo actividad en los aeropuertos General San Martin (Posadas) y Carlos Krause (Iguazú) por el paro de los gremios aeronáuticos.

Sin embargo, en el interior el paro se sintió mucho menos porque la industria trabajó casi con normalidad. Sin tanta dependencia de los colectivos en localidades más chicas, la industria tealera, yerbatera y forestal, que cuenta con establecimientos en Oberá, Eldorado o Apóstoles, trabajaron con muy pocos contratiempos.

"Tuvimos problemas con el transporte en el cruce San José por un piquete del gremio de Camioneros, pero aserraderos trabajaron como siempre", dijo Guillermo Fachinello, titular de Apicofom, la cámara que aglutina la industria del Sur de Misiones y Norte de Corrientes.

En tanto, Arauco Argentina, que opera las dos industrias más grandes de Misiones en las localidades de Puerto Piray y Puerto Esperanza, también trabajo con normalidad. Lo mismo ocurrió con Zucamor/Papel Misionero, con su planta en la localidad de Capioví.

Mar del Plata

Sin transporte público, estaciones de servicio, bancos, escuelas y oficinas estatales y tampoco recolección de residuos, el paro tiene un singular impacto en Mar del Plata, donde a pesar de estas condiciones, buena parte del comercio funciona con normalidad.

Manifestaciones inciden en la normal operatoria del Parque industrial, a mitad de camino entre esta ciudad y la vecina localidad de Batán. Organizaciones sociales mantienen un corte en el acceso a este predio en el que funcionan decenas de empresas.

La representanción local de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) autónoma concretó esta mañana una caravana por calles céntricas, zona del distrito donde más se siente la medida de fuerza. Apenas se avanza más allá del microcentro la actividad en los locales es casi normal.

El paro dejó sin colectivos y aviones, son pocos los taxis y remises que andan por las calles y los residuos recién se comenzarán a recolectar después de la próxima medianoche. "Esta jornada es histórica", dijo el titular local de CTA, Diego Lencinas, al resaltar que las tres centrales obreras hayan coincidido en la organización de esta protesta.

En las escuelas públicas se asegura que la adhesión supera el 90%, muy distinto de los establecimientos privados, donde la actividad era normal y la asistencia de alumnos dependía de la posibilidad de contar con medios de transporte propios.

Santiago del Estero

El paro en esta provincia tuvo un altísimo acatamiento. Las oficinas públicas tanto provinciales como nacionales y las escuelas del Estado y privadas estuvieron vacías. En el comercio solo abrieron algunos negocios atendidos por sus propietarios.

Río Negro

El paro nacional encabezado por las centrales de trabajadores tuvo un gran impacto en la provincia de Río Negro. Según estimaron diferentes referentes gremiales, fue "absolutamente masivo", principalmente en el ámbito público, aunque en el privado también se sumaron algunos sectores como los bancos, que permanecieron cerrados durante toda la jornada, algunos con carteles que decían "Paro General. No hay otra. La política económica debe cambiar". Además, la adhesión del transporte público a la medida de fuerza, generó que las calles de las principales ciudades se vieran mucho más tranquilas que lo habitual.

"La clase trabajadora le ha dicho que no al ajuste, al plan del Fondo Monetario Internacional (FMI) y a Macri", dijo a LA NACION Jorge Molina, secretario general de la CTA Río Negro. Y destacó que en las principales ciudades se dio un valor simbólico a las ollas populares. "Fruto del ajuste en lugar de haber hambre cero, como mintió durante la campaña el Presidente, el hambre aumentó, al igual que la desocupación y el desempleo, este modelo económico no va más", agregó el dirigente.

En el Centro Cívico de San Carlos de Bariloche, hubo un "guiso popular", organizado por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), donde confluyeron los referentes de diversos sindicatos. Y en General Roca, además de la olla se realizó una radio abierta. En Viedma, la concentración se realizó frente a la Casa de Gobierno, y también hubo un guiso "carrero".

La medida de fuerza afectó principalmente al ámbito estatal, en las escuelas públicas y el ámbito judicial, al tiempo que en los hospitales se mantuvieron activas guardias mínimas. En el caso del servicio de colectivos, se plegaron por completo al paro, y en el Aeropuerto de San Carlos de Bariloche la mayoría de los vuelos fueron cancelados; sólo operó la empresa Flybondi.

Informes de los corresponsales

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.