Pino Solanas: "¿Quién garantiza que las elecciones no se anticipen en la Argentina?"

Fuente: LA NACION - Crédito: Sebastián Rodeiro
El senador nacional pidió no hacer "futurología" y dijo que el "deber" de UNEN es "concertar grandes políticas"; aseguró que "da lo mismo" que Cristina Kirchner "sea abogada o no"
Natalia Pecoraro
(0)
31 de octubre de 2014  • 06:31

Fernando Ezequiel Solanas, más conocido como Pino, senador nacional por la ciudad de Buenos Aires y precandidato a la Presidencia por el Frente Amplio UNEN, se preguntó quién garantiza que las elecciones no se anticipen en la Argentina. Además, pidió no hacer "futurología", vaticinó un ajuste "muy grande" en 2015, aseguró que los problemas de la Argentina "no se solucionan con más institucionalidad y más república" y sugirió a los dirigentes de su espacio "mirarse en el espejo autocrítico".

En una entrevista con LA NACION, dijo que "da lo mismo" que Cristina Kirchner "sea abogada o no", habló de su relación con Elisa Carrió y con Julio Cobos, criticó a Mauricio Macri y dijo que el gobierno porteño se parece al kirchnerismo "en el manejo de poca calidad institucional".

"El Pro seguramente privatizaría todo lo que falta privatizar", lanzó. También planteó que es un "disparate" y un "error grande" creer que las alianzas acumulan votos y dijo que no tiene miedo de quedarse solo. "Muchas veces he atravesado solo el desierto y he tenido buenas piernas y buen pulmón y he superado estas cosas", afirmó.

¿Cómo ve la situación política y económica del país?

Delicada. El país está en crisis económica manifiesta, lo dicen todos los índices. Este año hay una caída brutal del crecimiento. Y se prepara para el año que viene un ajuste muy, muy grande, que va a traer más desocupación, más licencias, más malestar social. En los últimos meses hubo 200.000 despidos y licencias temporarias que se han sucedido en la industria. El tema es largo para enumerar, pero estamos ante un marco delicado.

Además está el tema de la deuda, la baja de las reservas del Banco Central el pago de los buitres a fin de año o a comienzos de año. Es una acumulación de errores donde los protagonistas finales han sido los K.

La crisis económica se debe también a que en los años de bonanza el oficialismo no los aprovechó para realizar cambios estructurales que eran necesarios después de los desatinos de los años 90.

¿Qué cambios estructurales?

Energía. Lejos de haber recuperado capacidad energética, que la veníamos perdiendo, perdimos el autoabastecimiento. Recuerdo las palabras del ministro De Vido que decía "¿qué problema hay en importar energía? Si todos los países importan…".

Al haber perdido el autoabastecimiento y la Argentina tener que importar, hoy hay una gran carga en el presupuesto que es la factura energética. Son 14.000, 15.000 millones de dólares, que hacen hacer al cepo al dólar y todo eso.

Los Kirchner profundizaron la pésima política energética de Menem Ningún gobierno, ni Menem ni De la Rúa ni Duhalde ni Kirchner, exigió a las petroleras el cumplimiento de sus obligaciones contractuales. No hicieron las inversiones prometidas, ningún gobierno hizo una auditoría de las reservas, de cada pozo, los pozos quedaron en manos de las petroleras que a simple declaración jurada decían lo que extraían… Yo no puedo ir a un supermercado, llenar el changuito y en 180 días les digo lo que me llevé. Esto se ha permitido hasta hoy con las petroleras y las mineras.

Hay semejante abandono, desprecio e irresponsabilidad por la administración de los genuinos recursos que tiene Argentina que es una vergüenza.

¿Cómo imagina que va a terminar este año?

No hay adivinos. El año pasado nadie previó los acontecimientos que culminaron con más de 30 muertos… Ojalá que terminemos en paz y que la transición hacia 2015, hacia el nuevo gobierno, sea un año en paz y democracia. Yo no soy adivino, no sé cómo puede ser el verano próximo con la discusión de paritarias y los agujeros negros que va teniendo el Gobierno para enfrentar las demandas. Pero no soy adivino.

Daniel Sabsay dijo en el Coloquio IDEA que Cristina no es abogada y fue aplaudido por varios. ¿Qué opina?

No me interesan esos temas, son temas menores. Da lo mismo que sea abogada o no, es la Presidenta de la Nación.

Da lo mismo que sea abogada o no, es la Presidenta de la Nación

Mencionaste IDEA Yo no acudí a IDEA porque fui discriminado, fue un error grande discriminarme. Me invitaron como oyente y no me invitaron como candidato presidencial. Soy fundador de UNEN y fui el impulsor de la primera verdadera interna abierta, que fue en la ciudad de Buenos Aires, las PASO.

Video

Elisa Carrió ha dicho que lo más importante el año próximo es ganarle al peronismo. Usted, como dirigente de origen peronista, ¿qué piensa?

Bueno, no creo que sea…. Así pronunciada no es feliz. No es feliz porque una cosa es el peronismo y otra cosa es el Frente para la Victoria y otra cosa es el Partido Justicialista (PJ). Por supuesto, hay que ganarle al Frente para la Victoria y a una cultura política que se ha caracterizado por un alto grado de corrupción, de impostura y manejo autoritario institucional (las mayorías automáticas, los debates exprés).

De ninguna manera creo que la contradicción argentina, como dice Carrió sea república o Estado narco. No estoy negando al narcoestado. Pero la contradicción argentina no es institucional. No se solucionan los problemas de la Argentina con más institucionalidad y más república. Es necesaria la mejor calidad democrática, pero no es lo esencial.

¿Cuál es "la contradicción argentina"?

La contradicción social. No puedo olvidar que hay un 30 por ciento de descartados y excluidos en la Argentina. Que genera una tensión social fabulosa. Además, por razones éticas, no puedo tolerar un país que excluya al 30 por ciento de sus habitantes. Esto no lo han solucionado desde Menem en adelante.

En la Argentina hay un 40 por ciento que no tiene seguridad social: significa que trabajan sin derechos sociales. Hay un millón de jóvenes que no estudian ni trabajan. Hay cinco millones de jubilados que cobran la mitad de la canasta básica. Y la plata de ellos se usa para operaciones que no tienen que ver con ellos, pero son los ahorros de toda una vida. Es el enorme ejército de los descartados.

Las villas miseria… Entrás a Buenos Aires, ¿qué dice Mauricio Macri de eso? ¿Adónde está el Estado porteño frente al crecimiento de las villas? ¿Y el Estado nacional para que la gente no abandone el campo y vaya conformando las villas?

Me encuentro con muchos dirigentes de UNEN que están preocupados porque siguen bajando en las encuestas. Y yo digo, pero, muchachos, hay que mirarse en el espejo autocrítico. ¿Qué decimos? ¿Y por qué se baja en las encuestas? Porque no estamos a tono de los sentimientos, pensamientos y de la realidad argentina. Lo digo con todo respeto y no voy a poner nombres.

En UNEN, con discursos light, no tenemos destino

Acá hay una parte importante del país que está sola y espera. Si UNEN no expresa la situación de ese país descartado, no tenemos destino. Con discursos light o yogur o con fotografías al lado de próceres, no tenemos destino. Para llegar a una posición moderada, el electorado opta por los moderados genuinos. Si nos ponemos a imitar el discurso del centroderecha, viniendo del centroizquierda, es un error mortal. Yo no me quedo con la copia, me quedo con el auténtico.

Usted es el presidenciable de UNEN que lidera el rechazo a Pro. ¿Cree que podría quedarse solo?

Yo muchas veces he atravesado solo el desierto. (Se ríe). Y he tenido buenas piernas y buen pulmón y he superado estas cosas. Acá no hay un problema de personas. Yo soy muy respetuoso, tengo amigos en el Pro, en otras fuerzas políticas, me respetan y los respeto. Lo que no se puede hacer es generar confusiones. Tenemos que obedecer al mensaje y al mandato que le transmitimos a la ciudadanía.

Con los amigos de Pro tenemos miradas distintas sobre la Argentina. El Pro seguramente privatizaría todo lo que falta privatizar. Si nos plantamos frente a cualquiera de los grandes temas, tenemos miradas distintas. Basta analizar la ejecución del presupuesto en la ciudad de Buenos Aires: la bajísima inversión en vivienda, en educación y salud, presupuestos hasta subejecutados… Tenemos miradas distintas. Y la calidad institucional también deja mucho que desear. Ningún gobierno en la ciudad de buenos Aires vetó tantas leyes como el Pro. En ese sentido, hay una similitud en el manejo de poca calidad institucional del Pro con el kirchnerismo. Y por algo han votado conjuntamente todos los presupuestos.

El Pro seguramente privatizaría todo lo que falta privatizar

Por eso, no se puede estar engañando. Yo no creo que la política sea el amontonamiento con el único objetivo de ganar votos. Eso es el vaciamiento de la cultura política argentina. Es un error grande creer que las alianzas acumulan votos. Es un disparate. Las alianzas crean instrumentos que facilitan la unidad, pero si no tienen un discurso que convenza y seduzca al ciudadano, no hay votos. Y entre las cosas que convencen y seducen está la coherencia. Un valor es la coherencia, otro es la honestidad, la gente está harta de corruptos.

Se comete un enorme error con el amontonamiento. Ha hecho un enorme daño a UNEN que en el momento de su nacimiento, donde debíamos trabajar todos por una nueva identidad política, algunos dirigentes plantearan alianzas con fuerzas que habíamos enfrentado meses antes. ¿Cómo se puede creer esto?

Si los demás estuvieran dispuestos a una interna con Pro, ¿usted qué haría?

Lo primero, convocaría a una asamblea de Proyecto Sur. Lo decidiríamos en conjunto. Yo, personalmente, creo que eso… No estaría de acuerdo, pero no lo decidiría solo. Creo que es un grave error. Tenemos que llegar a las PASO con una identidad.

Y después, veamos lo que va a pasar en el futuro. ¿Quién garantiza que las elecciones no se anticipen en la Argentina? Si llegara a haber algún descalabro social, anda circulando una versión que de pronto se anticiparían las elecciones. No hagamos futurología. Nuestro deber en este momento es, a lo interno de UNEN, realizar las reuniones necesarias para concertar grandes políticas.

Desde abril hasta ahora, el único acto de los cinco presidenciables de UNEN en la ciudad de Buenos Aires fue el que yo convoqué en septiembre. Logré que todos, desde Carrió hasta Cobos [participaran], y reiteramos estas ideas generales. Creo que hay que trabajar y que no se puede resolver el país sólo mirando encuestas.

Las encuestas tienen validez de 30 días… Estamos a un año de las elecciones. Está todo abierto… Eso de que "en UNEN hay muchos candidatos" es un error. Son cosas de mal gusto. Pensar que la caída de UNEN es porque tiene muchos candidatos, (se ríe), es una tontería tan grande que no merece ni analizarse.

¿Quién es más fácil de tratar, Carrió o Cobos?

Cada relación requiere puentes distintos. Por supuesto, Carrió tiene carácter más fuerte y lo que dice lo dice desde las tripas. Se puede equivocar, pero hace honor a lo que siente y piensa. Conozco menos a Julio Cobos, lo respeto. No tengo una historia de relación [con él].

No tengo conflictos con ninguno en UNEN y las diferencias no me asustan. Soy un hombre de diálogo.

Usted trató con gente de la cultura, con actores, y con políticos. ¿Quiénes mienten mejor?

Los actores no mienten, interpretan personajes, dan vida a personajes. No todos los políticos [mienten], no me sumo a ese discurso que quiere descalificar, sería una enorme injusticia. En todas las fuerzas políticas hay gente honesta. Y en todas las fuerzas políticas hay mentirosos, traidores y canallas.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.