El Gobierno revisará las políticas de Macri sobre la cuestión Malvinas

La Argentina subirá el tono del reclamo y dará marcha atrás en algunos acuerdos concretados con el Reino Unido durante la gestión anterior
La Argentina subirá el tono del reclamo y dará marcha atrás en algunos acuerdos concretados con el Reino Unido durante la gestión anterior
Alan Soria Guadalupe
(0)
23 de enero de 2020  • 11:19

El Gobierno revisará las políticas llevadas adelante por Mauricio Macri sobre la cuestión Malvinas y subirá el tono del reclamo por la soberanía sobre las islas.

Con la hipótesis de que la gestión anterior dejó en un "segundo plano" la discusión, la Cancillería estudia dar marcha atrás con acuerdos concretados en los últimos años y expondrá un giro en la postura de la Argentina ante organismos internacionales. Sin embargo, no se trata de una revisión completa de lo que hizo la gestión de Cambiemos, pues habrá continuidad en una serie de medidas.

Las miradas del presidente Alberto Fernández y el canciller Felipe Solá apuntan a la declaración conjunta que firmaron la Argentina y el Reino Unido en 2016, que habilitó un proceso de deshielo bilateral, tras años de tensión durante el gobierno de Cristina Kirchner.

El documento, impulsado por la entonces canciller Susana Malcorra y el vicecanciller británico, Alan Duncan, fue un amplio acuerdo de cooperación que permitió avanzar con medidas ligadas al achipiélago que fueran más allá del reclamo de soberanía, como la ampliación de los vuelos desde y hacia el continente, la exploración conjunta de hidrocarburos en la región y la concreción de la misión humanitaria de identificación de los soldados argentinos enterrados en el cementerio de Darwin.

El cartel de "Falkland Islands", instalado en Puerto Argentino
El cartel de "Falkland Islands", instalado en Puerto Argentino

La Argentina pondrá un freno a cualquier intento de avanzar en la exploración conjunta de pesca e hidrocarburos en la zona marítima en conflicto. El Gobierno considera que esa parte del acuerdo representa una "cesión de soberanía" que puede dejar asentado un "antecedente peligroso" para una eventual futura discusión formal sobre qué país tiene autoridad sobre el archipiélago.

"Es un usufructo de nuestros recursos naturales. Macri le bajó el tono, pero nosotros vamos a volver a reclamar", dicen en el Palacio San Martín.

La declaración de 2016 también establecía la necesidad de levantar las sanciones que la Argentina impuso en la gestión de Cristina Kirchner a las empresas que operaban en las Malvinas, una medida reclamada por el Reino Unido que el gobierno de Macri no llegó a concretar y que no tendrá avances por parte del nuevo gobierno.

Continuidad de los vuelos

En tanto, el Gobierno sí dará continuidad, por ejemplo, a la ampliación de los vuelos comerciales hacia las islas. Tras años de negociaciones, la Argentina y el Reino Unido acordaron la apertura de una nueva ruta que conecta Córdoba con Puerto Argentino, que empezó a funcionar en noviembre último. "Por ahora eso se mantiene", aseguran cerca de Solá.

La nueva ruta, operada por la aerolínea Latam, generó una fuerte polémica tras la implementación del impuesto solidario del 30% a los pasajes al exterior. El flamante secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus, tuvo que salir a aclarar públicamente que las islas no son un territorio en el extranjero como para que se les cobrara el impuesto a quienes decidan viajar desde la Argentina ypidió a la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, que revisara la normativa para evitar ese costo extra que rige para todos los demás vuelos fuera del país.

La Argentina también mantendrá la vigencia del acuerdo humanitario por la identificación de los argentinos caídos en conflicto. La propuesta, iniciada por el kirchnerismo años atrás y concretada por el macrismo en 2017, permitió que el Comité Internacional de la Cruz Roja identificara los nombres de de los soldados enterrados en el cementerio de Darwin.

Más allá de las medidas de efectos concretos en torno a Malvinas, el Gobierno también impondrá un giro simbólico en el reclamo por la soberanía. Solá dispuso jerarquizar el envío de funcionarios argentinos a las reuniones de foros internacionales. El reciente viaje de Filmus a Nueva York fue una señal en ese sentido. El funcionario -que lidera la flamante secretaría, que antes era subsecretaría- se reunió con la jefa de gabinete de la Secretaría General, María Luiza Ribeiro Viotti, y con miembros de la Mesa del Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas, a quienes les detalló que la Argentina endurecerá su pedido para que el Reino Unido habilite una mesa de negociación. En los últimos años, el país envió a funcionarios de menor rango.

Con expectativa, el Gobierno también espera que la salida del Reino Unido de la Unión Europea -que se comportó en bloque frente al reclamo de soberanía- pueda redefinir la postura de algunos países que también tienen disputas territoriales, como España.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.