Juárez manejaba $3000 millones en el puerto

Herme Juárez
Herme Juárez Crédito: Télam
La implosión de su cooperativa podría afectar a las terminales
Germán de los Santos
(0)
3 de agosto de 2019  

ROSARIO.- La sorpresa que disparó la detención del dirigente gremial y empresario Herme Juárez, líder del Sindicato Único Portuarios Argentinos (SUPA) y presidente de la Cooperativa de Trabajadores de Puerto General San Martín, se transformó un día después en incertidumbre.

Esto se traslucía entre los 2000 trabajadores que dependen de los hilos que maneja Vino Caliente, como es el apodo del dirigente, y en el propio sector agroexportador, que mira con cautela la caída del gremialista, acusado de lavado de dinero, malversación de caudales y extorsión.

Directivos del polo agroexportador observan que una implosión en la principal prestadora de servicios de las terminales podría afectar un año de exportaciones y cosecha récord, con el arribo a los puertos de más de 5000 camiones por día.

A la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, no le cayó bien que le llegaran de otros ministerios relacionados con el área productiva reclamos de que reine la "cautela" con respecto a Vino Caliente. "Este señor [por Juárez] está desde 1969. Tardaron 50 años. Nosotros en tres años desarmamos esa mafia", aseguró la ministra a LA NACION.

Reveló, además, que por la presión de este dirigente "en los últimos 20 años logró que los gastos y costos de exportación se elevaran entre un 40 y 45%, en relación con países vecinos". Y se preguntó: "¿Cómo nadie lo vio?", al calcular que "Juárez manejaba más de $3000 millones".

Las sospechas

Hace dos años se inició una investigación contra los manejos oscuros de Juárez en la cooperativa y el gremio, pero de manera sospechosa la pesquisa naufragó. La investigación que realizaron efectivos de la Prefectura de la zona no llegó a nada.

Quedó la sospecha de que Juárez logró "convencer" a los efectivos de que no le siguieran los pasos. En este nuevo capítulo intervino otra fuerza, la División Lavado de Activos de la Policía Federal, y todo fue diferente, remarcaron en el Ministerio de Seguridad.

Tras los 30 allanamientos, diez detenciones y el bloqueo de las cuentas bancarias porUS$100 millones, Juárez se negó a declarar ante el juez federal de Campana Adrián González Charvay. Fue enviado al penal de Ezeiza, aunque por su edad, 79 años, es probable que pida la detención domiciliaria en su mansión, a la vera del río Paraná, en San Lorenzo.

El eje de esta causa -señalaron fuentes de la investigación a LA NACION- recae en la sospecha de que hay una millonaria malversación de fondos de la cooperativa hacia Juárez y su entorno, entre ellos, su hijo Iván y su hermano Oscar, así como del exintendente de San Lorenzo y síndico Rubén Tevez, y el abogado Jorge Jerez.

El magistrado ordenó -de acuerdo con fuentes de la pesquisa- bloquear las cuentas bancarias, que suman más de US$100 millones. Y se investigan inversiones de Vino Caliente y su entorno en el exterior, como en Uruguay.

"Juárez vive como un millonario de telenovela. Como los Carrington de la mítica serie Dinastía. Pero hay que entender que llegó a transformarse en esto porque lo dejaron hacer y deshacer durante 50 años", apuntó el diputado provincial Carlos del Frade, quien investiga el mundo de Vino Caliente desde hace décadas.

Fuentes del sector agroexportador calcularon que por año la cooperativa que presidía Juárez cobraba más de US$110 millones, solo con los servicios de estiba, carga de buques y descarga de las barcazas que traen soja de Paraguay a los puertos de la región. Por la presión del Ministerio de Transporte y porque desde el año pasado la cooperativa perdió el monopolio de la estiba, Juárez decidió mostrarse dócil y bajó un 30% la tarifa en dólares, sin sacar los pies de la estrategia del Gobierno de reducir los costos logísticos y de transporte.

Unos 100 estibadores se reunieron ayer en la puerta del gremio SUPA, en Puerto General San Martín, donde un grupo de mujeres expresó la incertidumbre que existe entre los trabajadores del sindicato que lidera Juárez, que proveía de mano de obra a la cooperativa. Es posible, confiaron fuentes del sector, que la cooperativa sea intervenida. El problema es que están congeladas las cuentas bancarias y en los próximos días se debe pagar la quincena a los estibadores.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.