La AFI buscará despegarse de los agentes "inorgánicos"

Arribas y Majdalani, salpicados por un exespía, intentarán explicar en el Congreso quiénes responden al organismo
Arribas y Majdalani, salpicados por un exespía, intentarán explicar en el Congreso quiénes responden al organismo Fuente: Archivo
Maia Jastreblansky
(0)
3 de abril de 2019  

Las esquirlas de la causa por presunto espionaje ilegal que investiga el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, alcanzaron al corazón de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), escasas horas antes de la presentación de los jefes de los espías ante el Congreso.

El jefe de la AFI, Gustavo Arribas , y su segunda, Silvia Majdalani (la Turca), deberán presentarse mañana ante la comisión bicameral de inteligencia para brindar explicaciones sobre el papel de la agencia oficial frente a la red de espionaje ilegal y extorsiva que investiga Ramos Padilla.

Según trascendidos periodísticos, la actual gestión de la AFI fue salpicada por Hugo Rolando Barreiro, un exespía que ahora busca ser tenido como arrepentido en la causa de Dolores.

El fin de semana, en una extensa declaración en el juzgado de Ramos Padilla, Barreiro habría dicho que -tras su salida de la agencia- integró una célula de espionaje junto a Marcelo D'Alessio que, de forma inorgánica, nutría de información a la cúpula de la AFI. En particular, habría mencionado a Majdalani y a su jefe de gabinete, Darío Biorci. Y habría dicho que dentro de esa organización paralela tanto él como D'Alessio reportaban a Aníbal Degastaldi y Ricardo Bogoliuk.

Mientras Ramos Padilla investiga si la red de espionaje ilegal fue una organización paraestatal que cooperó con el Estado o si se trató de un grupo que realizó tareas por cuenta propia, Arribas y Majdalani deberán dar su versión en el Congreso.

Explicaciones

La AFI deberá explicar ante los legisladores cuáles de los personajes que aparecen integrando la célula de espionaje tuvieron un paso por la planta oficial de la AFI y cuándo quedaron desvinculados.

En los papeles, Barreiro trabajó en el organismo entre 2002 y mayo de 2016. Bogoliuk integró la planta de la AFI entre el 4 de mayo y el 31 de diciembre de 2017. Ni D'Alessio ni Degastaldi son reconocidos como parte del elenco del organismo.

Pero, más allá de los problemas con los exespías, la AFI también enfrenta problemas con su staff actual. Porque el suspendido fiscal Juan Ignacio Bidone declaró en la Justicia que, en su fiscalía, Barreiro le presentó al agente de inteligencia Claudio Álvarez, quien exhibió sus credenciales oficiales.

Hasta ahora, la AFI reaccionó oficialmente mediante contradenuncias. Se espera que la agencia explique en el Congreso que a Álvarez le radicó una denuncia penal por haberse puesto en contacto con autoridades judiciales, en violación de la ley de inteligencia. Y que también le abrió un sumario interno. Hoy la unidad de asuntos internos depende directamente de Arribas, para controlar la fidelidad de los agentes. A D'Alessio, la AFI también le radicó una denuncia por haber dicho que integraba el organismo.

Para mostrar tranquilidad, en las últimas horas, Arribas le aseguró a un funcionario de la Casa Rosada que las declaraciones de los espías ilegales ante Ramos Padilla "son todas una patraña". El titular de la AFI forma parte del círculo de amigos del presidente Mauricio Macri.

Cuando asumió, Macri nombró a Arribas como Señor 5 y a Majdalani, con mucho más expertise en el mundo de la inteligencia, como Señora 8, un puesto que históricamente se encargó de lo operativo dentro de la "casa". Pero, con el correr del tiempo, Arribas comenzó a estar encima de los papeles que movió la Turca.

Majdalani tiene un grupo de detractores en la mesa chica de Macri. Por eso, cerca del Presidente, algunos comenzaron a deslizar que "si se prueba que hizo algo, se irá". Será difícil cortar el hilo en una trama en que todas las operaciones están cruzadas.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.