La CGT marchó con críticas por la economía y evalúa si llama a un paro

La peregrinación de la CGT empezó en Once y finalizó en 9 de Julio y Avenida de Mayo
La peregrinación de la CGT empezó en Once y finalizó en 9 de Julio y Avenida de Mayo Crédito: Fabián Marelli
Los gremios protestaron contra los despidos y la inflación
Nicolás Tosi
(0)
5 de abril de 2019  

Una masiva marcha de la CGT , en la que varias organizaciones apuntaron contra la política económica, la inflación y los despidos, derivó anoche en una situación de tensión: Agrupaciones de izquierda y movimientos sociales bloquearon la avenida 9 de Julio y la circulación del Metrobús para instalar un acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social , pero fue rechazado por fuerzas policiales.

La incertidumbre dominó así el cierre de una jornada de protesta, cuyo epicentro había sido la movilización gremial, que marchó sin incidentes desde la plaza Miserere hasta el cruce de Avenida de Mayo y 9 de Julio, para exigir un cambio en el rumbo de la economía. Esta vez no hubo oradores, sino una foto grupal de los dirigentes de los sindicatos que convocaron a la movilización.

Al llegar al Congreso, la cúpula sindical entregó un proyecto de emergencia alimentaria y de pymes, como eje del reclamo.

La marcha comandada por los dos jefes de la central obrera, Héctor Daer y Carlos Acuña, no llegó hasta la Casa Rosada. Sin embargo, los movimientos sociales y los partidos de izquierda que se habían convocado en el Obelisco sí lo hicieron.

Las dos CTA y los gremios más combativos agrupados bajo la figura de Pablo Moyano, también participaron de la jornada de protesta, pero marcharon por fuera de la convocatoria de la CGT, a la que presionaron para que fije la fecha de un paro nacional a fin de mes.

Ante el reclamo para convocar un paro general, Daer expresó: "Cualquier medida a futuro la vamos a plantear en consenso con todos los sectores. El objetivo primordial es generar una alternativa de gobierno que cambie este modelo económico de decadencia y de exclusión".

Por su parte, el número dos de Camioneros, Pablo Moyano, reclamó que "todo esto debe desembocar en un paro general en abril por 24 horas, consensuado con todos los sectores sindicales", y convocó a un plenario para el 11 de abril "en el que podría sumarse la CGT", para fijar la fecha del paro nacional.

Más temprano, Hugo Yasky , secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), había manifestado que " hay una decisión tomada respecto de convocar en forma inmediata a un paro nacional, y espero que esto llegue a involucrar a la CGT. No está definida la fecha, pero tenemos la certeza de que debe ser en abril".

La masiva convocatoria de la CGT colapsó las calles del centro porteño, especialmente por el aporte de los gremios de Sanidad, Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) y Obras Sanitarias, entre otros. Y se pudo ver encabezando la marcha, junto a Daer y Acuña, a varios dirigentes sindicales, como al histórico titular de Comercio, Armando Cavalieri. Otros dirigentes permanecieron en las columnas de sus propios gremios, como el jefe del sindicato de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri.

También sumaron el Frente Sindical para el Modelo Nacional (Fresimona), encabezado por el propio Moyano, junto a Sergio Palazzo (Asociación Bancaria) y Ricardo Pignanelli (Smata), en el cruce de las avenidas Entre Ríos y Belgrano. Y las dos CTA, que se juntaron en Yrigoyen y Virrey Cevallos.

"Nuestro diálogo con todos los sindicatos es fluido y constante, y así continuaremos trabajando para mejorar las condiciones colectivas de trabajo", declaró, en tanto, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, al destacar la relación de los gremialistas con el Gobierno. Sobre el reclamo de la CGT, opinó que "la marcha es un derecho legítimo de los trabajadores. Aunque el Gobierno no considera que la huelga sea un buen instrumento de solución de conflictos".

La protesta, que se realizó sin incidentes, cargaba con el estigma de lo que sucedió el 7 de marzo de 2017, cuando la cúpula de la CGT fue silbada y abucheada por una multitud y debió huir en medio de un clima hostil. Ese día, ninguno de los integrantes del triunvirato de mando pudo finalizar su discurso callados por quienes le gritaban "poné la fecha [del paro] la p... que te parió".

Previamente a la protesta de ayer, la CGT publicó una solicitada en varios medios nacionales, en la que fundamentó las razones de la movilización.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.