Los curas villeros rechazaron la legalización del aborto y reclamaron definir prioridades

Los curas villeros rechazan la legalización del aborto
Los curas villeros rechazan la legalización del aborto Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro Guyot
Mariano De Vedia
(0)
13 de marzo de 2020  • 13:24

Unos 40 curas de villas y barrios populares de la Capital y el conurbano presentaron hoy un documento sobre "el drama del aborto" y ratificaron el rechazo de la Iglesia al proyecto del presidente Alberto Fernández, que impulsa la legalización de la interrupción del embarazo.

"Cuando una mujer humilde de nuestros barrios va a hacerse la primera ecografía, no dice: 'vengo a ver cómo está el embrión o este montón de células', sino que dice: ´'vengo a ver cómo está mi hijo'", señalan los sacerdotes, que reconocen las propuestas del Gobierno en otros campos, como la lucha contra el hambre y la negociación de la deuda externa.

Encabezados por el obispo Gustavo Carrara, vicario para la Pastoral en Villas de la Arquidiócesis de Buenos Aires, los curas presentaron el documento "Cuidando la vida construimos nuestros barrios", en la parroquia de la Virgen de los Milagros de Caacupé, en la Villa 21, de Barracas, acompañados por madres y familias de barrios vulnerables.

"En tiempos de crisis es necesario discernir prioridades. Por eso valoramos la iniciativa en la lucha contra el hambre. También rescatamos la mirada de empezar por los últimos, por los de abajo, para llegar a todos. Y el deseo de un país más federal expresado inicialmente en el gesto de considerar otras capitales alternas", señalaron los sacerdotes, en el día en que se cumplen siete años de la elección del papa Francisco.

"Sin embargo, tenemos la intuición de que la legalización del aborto, no está en la prioridad de los más pobres, ni de la Argentina profunda", agregaron.

El documento lleva la firma de los padres José María Di Paola (Padre Pepe), Lorenzo de Vedia, Carlos Olivero, Guillermo Torre, Juan Isasmendi, Adrián Bernardis, Gastón Colombres, Basilicio Britez, Nicolás Angelotti, Pedro Baya Casal y Franco Punturo, entre otros, además de misioneros franciscanos y salesianos.

Cuando una mujer humilde de nuestros barrios va a hacerse la primera ecografía, no dice: 'vengo a ver cómo está el embrión o este montón de células', sino que dice: ´'vengo a ver cómo está mi hijo

Como hicieron los obispos en la Misa por la Vida presidida por Oscar Ojea el domingo pasado en la Basílica de Luján, los curas villeros centraron su rechazo a la legalización del aborto en las urgencias sociales que tiene el país y consideraron que el proyecto está lejos de constituirse en una prioridad, en medio de la crisis y los enfrentamientos que atraviesa la Argentina.

"Tenemos claro que, ante la delicada negociación de la deuda externa, que no puede hacerse a costa de generar más deudas sociales, necesitamos estar unidos como pueblo y no elegir temas que enfrenten a los ciudadanos de a pie", señala la declaración.

Agregan que "desde que el país volvió a tomar semejante nivel de deuda, condicionó su soberanía y está más expuesto a colonizaciones culturales. Muchas veces los organismos internacionales que prestan dinero sugieren políticas de control de crecimiento de la población. Esto apunta directamente a nuestras villas y barrios donde en vez de reducir la pobreza se reduciría la cantidad de pobres".

Los curas villeros presentan un documento rechazando la legalización del aborto
Los curas villeros presentan un documento rechazando la legalización del aborto Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro Guyot

El documento cita a Francisco, quien "ha denunciado innumerables veces la cultura del descarte de nuestras sociedades" y destaca "el compromiso y valoración de la vida de las mujeres pobres".

"Las mujeres de nuestros barrios son profundamente progresistas. No se dejan seducir por el individualismo y asumen en sus decisiones los valores de la comunidad. Muchas veces son madres de sus hijos y de los del pasillo", grafican los curas villeros. "El testimonio de nuestras mujeres -prosiguen- nos muestran que son portadoras, mensajeras y cuidadoras de la vida de su familia propia y la de otras, cuando no de toda la comunidad".

Ratifican, así, el compromiso de la Iglesia "con la lucha por la cultura de la vida y los derechos humanos; nuestra opción es por 'la vida como viene', sin grises. Especialmente la vida amenazada en cualquiera de sus formas".

La salud pública

"Sabemos que el aborto existe, y no negamos esa realidad. Creemos que la interrupción del embarazo no es camino de solución a los profundos problemas que sufren muchas mujeres", afirman los curas de villas y barrios populares en el pronunciamiento.

Y frente al enfoque que plantea el aborto como una problemática de la salud pública, señalan: "Entendemos los argumentos que abordan el tema del aborto como un tema de salud, pero estos argumentos conciben a la salud desde un enfoque aislado, como si lo seres humanos no fuéramos relación, vínculos, espíritu. No se puede alcanzar la salud descartando a otro ser humano. Por eso, para las mujeres de nuestros barrios, el aborto es vivido como un drama existencial, personal y comunitario".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.