Macri arengó a su tropa y el Gobierno desafía a Cristina a "dar la cara"

El Presidente reunió a sus principales funcionarios en el CCK y fortaleció sus críticas al kirchnerismo; hubo optimismo electoral como parte de una jornada distendida
El Presidente reunió a sus principales funcionarios en el CCK y fortaleció sus críticas al kirchnerismo; hubo optimismo electoral como parte de una jornada distendida Fuente: Archivo - Crédito: AFP
Jaime Rosemberg
(0)
5 de julio de 2019  

"Estamos acá porque queremos servir y eso le da sentido a esta vida corta que tenemos. ¡Y vinimos a cambiar, si hacemos lo mismo que se hizo hasta ahora vamos a sumar más frustraciones!", exclamó el presidente Mauricio Macri , ante un salón repleto de ministros y funcionarios.

En la reunión de gabinete ampliado -la última antes de las PASO del 11 de agosto-, el Presidente y las principales espadas del Gobierno enfatizaron la necesidad de "reforzar el camino del cambio", en un clima distendido por encuestas recientes que hablan de una recuperación. Todos se mostraron confiados en derrotar a la fórmula kirchnerista, con eje principal en la expresidenta y actual candidata a vicepresidenta, Cristina Kirchner.

No solo lo hicieron en el CCK, donde hablaron Macri, la vicepresidenta Gabriela Michetti, el senador Miguel Ángel Pichetto , el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y sus pares de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta. Un rato después, en conferencia de prensa, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, embistió contra sus rivales.

"El miedo es lo único que tienen para ofrecer en esta elección, resignación, apelar a los peores fantasmas de los argentinos, dada la imposibilidad de dar un mensaje de esperanza", afirmó Peña, al referirse a las críticas del kirchnerismo al reciente acuerdo UE-Mercosur.

Apuntó directo hacia la postulante a la vicepresidencia. "La verdadera candidata, la referente y la líder del kirchnerismo, que es Cristina Kirchner, no da la cara y no aparece dando la discusión pública como planteaba cuando era presidenta, que reivindicaba el debate", desafió el jefe de Gabinete, y en tono de campaña pidió el voto para el Gobierno en las PASO. "Sabemos que hay enojo, frustración y hasta resentimiento, pero es importante que la gente entienda lo que está en juego. Más allá de los errores, nuestra invitación es que aprovechemos las PASO para dar un mensaje contundente de que no vamos a volver atrás", sostuvo Peña.

El clima, según enfatizó uno de los presentes, era "totalmente distinto al de hace tres meses. Ahora la cosa está pareja, y antes estábamos muertos", se sinceró el funcionario, al recordar las semanas de volatilidad del dólar e inflación descontrolada de los primeros meses del año.

Rodríguez Larreta "blanqueó" delante del Presidente aquellos días de incertidumbre. "Voy a decir la verdad, hace un par de meses dudé, y lo hablé con Mauricio. Pero el temple y la resiliencia del Presidente nos hicieron salir", reconoció el jefe de gobierno porteño, quien pronosticó un "triunfo por pocos votos" y elogió al "equipo que comandan Marcos y Jaime [Durán Barba]. El radical Morales también compartió el entusiasmo al afirmar: "Hoy estamos diez puntos arriba que cuando ganamos la elección", sostuvo, en referencia a los comicios en Jujuy, a principios del mes pasado. Vidal, en tanto, defendió su gestión en educación, salud y obra pública, y desafió: "¿Quién nos va a dar las soluciones que necesitamos a los bonaerenses? ¿Ese pasado que aunque haya cambiado sigue siendo el mismo o este equipo, que empezó las transformaciones más profundas que se hicieron en esta provincia?", afirmó la gobernadora. Cerca suyo, un funcionario se enfervorizaba con encuestas que hablaban de un repunte de Macri en distritos claves de la provincia, como Pilar y Quilmes, donde gobierna Pro.

Con toques de filosofía, el Presidente también se metió en el terreno electoral. "Entramos en la campaña, que es por cierto la parte que menos me entusiasma, a mí me gusta estar cerca de la gente", reconoció. Y defendió "que con esa actitud y esa cercanía que hemos aprendido, hicimos lo que tuvimos que hacer".

"Sabemos y podemos hacer todo lo que falta", agregó Macri, en otro tramo de sus 35 minutos de arenga. "Vamos a tener maravillosos candidatos, como María Eugenia, lo mejor que le pasó a la provincia, y Horacio, que cada vez está mejor", afirmó, antes de "pedirle" entre risas que no haga como su "doble" en el programa de Jorge Lanata, parodia en la que el jefe de gobierno porteño no le atiende el teléfono, en un hipotético gobierno kirchnerista. "Esto no alcanza, por eso les pido a cada uno, desde su lugar, que dé difusión de todo lo que hemos hecho para reforzar el cambio", culminó Macri, de buen ánimo y optimista.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.