Vidal: "Hay que reducir el gasto político en la provincia"

En una entrevista con LA NACION anticipó el rumbo de su gestión
Carlos Guyot
Claudio Jacquelin
José Del Rio
(0)
13 de diciembre de 2015  

Sólo pasaron unos minutos desde que les tomó juramento a sus ministros cuando ingresa sin pausa y sin perder la sonrisa en un despacho que aún no tiene ni una huella suya. María Eugenia Vidal, la primera gobernadora de la provincia de Buenos Aires, ya tomó algunas medidas de gobierno sin haber tenido tiempo casi de sentarse frente a ese escritorio en el que apenas hay una laptop personal.

Como si fuera parte de una terapia de shock para aprender en menos de 36 horas qué significa ser la jefa del gobierno provincial, Vidal se presta sin red a la entrevista con la nacion y rápido deja algunas definiciones sobre las prioridades y el rumbo de su gestión.

- ¿Cuáles son las primeras decisiones de gobierno en el área de educación, que según se dijo es una de las principales prioridades del nuevo gobierno de la provincia?

-La primera es la reunión ya convocada que vamos a tener la semana que viene con los gremios docentes. Hemos convocado a todos los gremios, pero también vamos a convocar a toda la comunidad educativa. A los docentes que están en las escuelas, las familias, entendiendo que la prioridad, como lo dije ayer en mi discurso, no somos los adultos, sino los chicos que van a las escuelas públicas. También creo que tenemos que darnos una discusión sobre los contenidos. Hoy no solamente tenemos problemas para que los chicos terminen la secundaria, sino que a aquellos que la terminan les cuesta ingresar a la universidad. No sólo para que consigan trabajo y puedan elegir. Lo digo como mamá: lo que más me gustaría para mis hijos y lo que quiero para todos los chicos de esta provincia es que puedan elegir lo que quieren ser. Que desplieguen su talento.

Video

-Respecto a la reunión de la semana que viene con los gremios, ellos ya han pedido un 40% de aumento salarial para que las clases empiecen en marzo. ¿Cómo se va a encarar esa negociación?

-Con diálogo y, obviamente, haciendo el mejor esfuerzo posible que pueda hacer la provincia. Un docente, un policía, todos aquellos que tienen un servicio de compromiso con el otro, tienen que estar lo mejor pagos posible. Pero recibimos una provincia quebrada con un déficit estructural muy alto que todavía no terminamos de estimar.

-¿Qué disposición ven en el gremio para incorporar a la agenda cuestiones de calidad educativa o eficiencia del gasto, por ejemplo?

-Yo espero que la mejor. Creo que parte del problema ha sido que se convoca a los gremios cada verano por la paritaria y luego pareciera que la discusión está terminada. Yo espero tener con ellos una mesa de diálogo y trabajo todo el año, que incluya otros temas, como los sistemas de evaluación, la infraestructura. Con ellos tenemos que promover las mejores escuelas en los barrios más pobres. Porque la educación es una herramienta igualadora, y es ahí donde tenemos que poner el máximo esfuerzo.

-¿Qué prevén para el pago de los aguinaldo y los salarios?

-En diciembre vamos a recibir una ayuda extraordinaria del gobierno nacional para pagar sueldos y aguinaldos.

-¿Saben ya de cuánto será?

-De alrededor de 10.000 millones de pesos. Vamos a mandar a la Legislatura un paquete de leyes muy importantes para la gobernabilidad de la provincia. Ya se aprobó ayer (por el jueves) la nueva ley de ministerios, que reduce el número de secretarías. Nosotros entendemos que hay que reducir el gasto político de la provincia en cantidad de cargos y, también, en directorios, y vamos a seguir trabajando en eso.

-¿De qué modo?

-En estos temas nuestro valor rector es la austeridad y vamos a trabajar para reducir el gasto político. La plata tiene que ir, en cada peso que se ahorra, a saldar esta deuda de infraestructura de las escuelas, a mejorar los hospitales, a garantizar las obras de cloacas y de agua potable que todavía están pendientes.

-El nuevo ministro de Economía dijo que todo lo que se recauda va a pagar los sueldos y gastos corrientes. ¿Cómo van a generar más ingresos con una provincia que ya tiene una presión tributaria récord?

-Es cierto, hace dos años se hizo una reforma tributaria con una enorme presión sobre la gente, con lo cual no preveo ajustes que vayan más allá de cómo avance la inflación. No hay más margen para aumentar impuestos. Pero también creo que hay un espacio para optimizar gastos, como la reducción del gasto político.

-¿Qué tipo de gasto político?

-Los recursos que se destinan a cargos políticos, entre asesores y funcionarios. Creo que se puede hacer un equipo más chico, más funcional, y que esté comprometido todos los días con la tarea. También se puede trabajar mucho en los precios que paga la provincia, en gran parte determinados por la deuda con los proveedores y lo que el Estado tarda en pagar. Creo, además, que esta provincia tiene una oportunidad con un nuevo escenario macroeconómico de salir a tomar deuda de organismos internacionales, a tasas bajas y para infraestructura. Como dije ayer, seguramente en mi gestión se van a iniciar obras contra las inundaciones que no se van a terminar en estos cuatro años.

-En los últimos años, la oferta lúdica en la provincia creció, con más máquinas tragamonedas en casinos y bingos. ¿Hay alguna política ya resuelta respecto de la oferta lúdica o de las regulaciones del juego en general?

-Mi objetivo es que en la provincia de Buenos Aires el juego no crezca, y que no se abran nuevas salas. Vamos a trabajar en cada caso para que se cumpla la ley, para que cada uno de los que hoy tienen concesiones cumplan con lo que establece la ley, y que paguen lo que corresponde en función de lo recaudado.

-¿No hay una idea de estatizar o provincializar algo del juego?

-No avanzamos para nada todavía en ese sentido.

-¿Qué van a hacer con la transparencia y el control de la corrupción? ¿Van a crear algunos mecanismos nuevos, van a crear accesos a la información diferentes?

-Yo creo que los funcionarios tenemos que presentar la declaración jurada de manera pública y abierta, como de hecho yo lo hice en la Ciudad durante ocho años cuando fui funcionaria. Esto debe ser parte de la reforma política que la provincia tiene que votar. Creo que hay que avanzar seriamente en una reforma hacia un gobierno abierto, que muestre las estadísticas tal cual son. Ser honestos no es sólo no robar; también es decir la verdad. La única manera de que eso sea así es teniendo la información de manera correcta y real.

-Han hablado sobre la oportunidad de coordinar políticas entre la Nación, la ciudad y la provincia. ¿Cuáles serán los ejes centrales de esa coordinación?

-Ya estamos trabajando en la implementación de un SAME metropolitano. Sin dudas yo quiero para todos los municipios de la provincia de Buenos Aires un SAME como el que hay en la ciudad de Buenos Aires. Va a ser poco a poco, no va a ser con todos los municipios al mismo tiempo. Hay todo un trabajo en materia de transporte: queremos llevar adelante seis corredores de Metrobus que conecten la provincia con la ciudad de Buenos Aires. Ya hubo un antecedente que fue el Metrobus de la autopista 25 de Mayo, que a todos aquellos que vivimos en el Oeste realmente nos ha facilitado mucho las cosas. Pero además está por ponerse en marcha el Metrobus de La Matanza. Ya está la obra adjudicada y va realmente a servir a muchísima gente que se toma el colectivo en la rotonda de San Justo, que va por la ruta 3, que para toda esa zona es muy importante. Tenemos mucho para trabajar en materia de medio ambiente, una deuda pendiente que tenemos con el Riachuelo, donde venimos trabajando con la Justicia pero todavía hay mucho por hacer.

-El déficit habitacional viene creciendo en la provincia de Buenos Aires y no crece la oferta de créditos hipotecarios como para salvarlo. ¿Hay alguna medida para este sector?

-Desde ya. Yo creo que el Banco Provincia tiene que orientarse hacia ampliar su cartera hipotecaria. Lo venimos charlando con Juan Curuchet, el nuevo presidente del Banco Provincia. Es un banco que tiene la potencia y los recursos suficientes para ampliar su cartera hipotecaria, como de hecho lo hizo el Banco Ciudad en todos estos años. Más allá de eso, Mauricio se ha comprometido a un plan de viviendas muy ambicioso en cuatro años, de más de un millón de viviendas, donde entiendo que la provincia de Buenos Aires va a tener mucho peso. En cada debate, en cada diálogo que tengamos con el gobierno nacional, desde mi lugar de gobernadora, no voy a pedir ni más ni menos que lo que le corresponde a esta provincia, en función de lo que aporta, que es el 35% del producto bruto. Y recibe menos del 18% de los recursos coparticipables. Y yo voy a defender ese trabajo, ese esfuerzo de todos los días de los bonaerenses, que se tiene que traducir en estas cosas en términos nacionales.

-¿Es un tema a discutir dentro de la coparticipación?

-En algún momento será parte de la discusión que debemos tener entre todos los gobernadores y el gobierno nacional.

-Y mientras tanto, ¿piensan tener un fondo de reparación actualizado? ¿Cuál es la idea para que se revierta esa brecha que hoy tiene la provincia de Buenos Aires?

-Mientras tanto, más allá de esta ayuda extraordinaria que reconozco y agradezco al gobierno nacional y sin la cual no podríamos pagar los sueldos y aguinaldos de diciembre, nos hemos comprometido con Mauricio a un fondo del gobierno nacional hacia la provincia de Buenos Aires destinado a infraestructura. Necesitamos empezar de manera urgente sobre todo las obras que tienen que ver con prevención de inundaciones y con cloacas y agua potable.

-Usted es la primera gobernadora de la provincia de Buenos Aires. ¿Qué cree que puede imprimirle esto a su gestión? ¿Qué significa?

-Yo creo que tiene que ver con un tiempo de cambio que desafía las tradiciones y los prejuicios de que una mujer no podía ganar la provincia, porque estaba destinada a ser gobernada por varones. También me siento una representante de millones de mujeres de esta provincia que hacen un enorme esfuerzo todos los días, de las madres de chicos adictos, de las mujeres que salen a trabajar y que yo he visto a las cinco de la mañana en grupo para que no las asalten. Igual salen a trabajar, aun con miedo. De las docentes que esperan ir a una escuela pública mejor y que de verdad tienen vocación, de las mujeres policías. Me siento reflejada en todas ellas. Siento la enorme responsabilidad de representarlas, y además las necesito. A todas esas mujeres que me han acompañado en este camino, que me han dado la mano y que me han dicho "nos sentimos representadas, queremos que te vaya bien", les digo que me sigan apoyando y que no me dejen sola.

-Pero hay una sola mujer en su gabinete?

-Hay muchas mujeres que me han acompañado durante todos estos años y han ido a formar parte de los equipos del gobierno nacional y de la Ciudad, por ejemplo Carolina Stanley, ministra de Desarrollo Social de Mauricio, o Guadalupe Tagliaferri, en la Ciudad de Buenos Aires. Y yo estoy muy orgullosa de eso. También he trabajado mucho con la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña. Pero se suma una gran mujer a mi gabinete, que es Zulma Ortiz, una médica muy reconocida, infectóloga, reumatóloga, a cargo del área de Salud de Unicef durante muchos años, que además es miembro de la Academia Nacional de Medicina y que abrió muchísimas maternidades en todo el país. Tiene mucho recorrido de trinchera, de haber estado en los hospitales, de saber lo que pasa, sobre todo en muchos hospitales de la provincia.

-¿Cuál fue la sensación más fuerte que tuvo la noche en que fue elegida gobernadora de la provincia?

-Fue una enorme sorpresa, una gran gratitud a todos los vecinos de la provincia que a lo mejor fueron a votar pensando que lo hacían desde un lugar de convicción de cambio pero que no iban a ganar. Y ese voto de convicción, de esperanza, de algo distinto, me llenó el alma? así que no tengo palabras para agradecerles y para seguir agradeciéndoles y para decirles que siento una enorme responsabilidad y que voy a trabajar 24 horas todos los días para no defraudarlos y que ellos son parte de este equipo, que la provincia los necesita para ponerse de pie.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.