Máximo, en el homenaje a Néstor Kirchner, cuestionó al Gobierno: "Se les está yendo la mano, con la vida no se juega"