Quién es el obispo que incomodó a Mauricio Macri con una comentario sobre la pobreza

El obispo de Salta, Mario Cargnarello, saludó al Presidente el domingo en la Fiesta del Milagro
El obispo de Salta, Mario Cargnarello, saludó al Presidente el domingo en la Fiesta del Milagro Fuente: LA NACION
Gabriela Origlia
(0)
16 de septiembre de 2019  • 13:20

Los allegados a Mario Cargnello, el obispo de Salta que el domingo incomodó al presidente Mauricio Macri en la multitudinaria misa central de la Fiesta del Milagro, insisten en que le habló "con afecto, como un pastor".

Después de la homilía, a cargo de otro sacerdote, tomó el micrófono, se acercó a donde estaban las autoridades y dijo: "Mauricio, has hablado de pobreza, llévate el rostro de los pobres, que son argentinos, dignos, respetuosos y merecen que nos pongamos de rodillas delante de ellos".

Sus allegados le dicen el "Gringo" o el "Tano" (por su carácter fuerte, además de su apellido con raíz italiana); nació en Catamarca, se formó en Paraná y fue designado obispo de Orán en 1994. Cinco años después, cuando renunció Moisés Blanchoud, asumió como arzobispo de Salta. Ocupó diferentes cargos en la Comisión Episcopal Argentina y varias veces delegado por la región noroeste en la Pastoral. También integró el Consejo Episcopal Latinoamericano (fue presidente del Departamento de Misión y Espiritualidad desde 2003 a 2007) y fue miembro de la Pontificia Comisión para la América Latina.

Como obispo de Orán supo oficiar de mediador durante los piquetes en Tartagal y General Mosconi, una época de máxima tensión social. Logró acercarse a los grupos de protestas y después abrir un canal de diálogo para sus peticiones.

Su vínculo con el exgobernador salteño Juan Carlos Romero fue complejo. "Tenían diferencias políticas y metodológicas; se enfrentaban", coinciden ante LA NACION fuentes de la Iglesia y de la política. Con Juan Manuel Urtubey la relación es mejor, aunque ha habido chispazos por un tema siempre conflictivo en Salta, el de la fuerte injerencia de la Iglesia en la educación.

El año pasado, también para la Fiesta del Milagro, Cargnello pronunció un enfático discurso en contra de la "perspectiva de género" en el dictado de la Educación Sexual Integral (ESI). "Hay que respetar la sexualidad que la naturaleza nos ofrece y una educación que no la respeta no puede ser integral", sostuvo, y agregó que imponer la visión de "una minoría" sería un "despropósito". En esa oportunidad, también festejó que la legalización del aborto no haya conseguido consenso.

Las denuncias de abuso contra curas tiene a varios de Salta como protagonistas; el caso más resonante fue el del exobispo de Orán Gustavo Zanchetta, a quien el Papa trasladó al Vaticano; después renunció. En julio la Iglesia salteña instrumentó un "protocolo de actuación ante denuncias por abusos de Niños, Niñas, Jóvenes y Personas vulnerables por parte de clérigos" que fue reprochado por la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiásticos.

El diálogo de Cargnello con el papa Francisco no es fluido; no lo era aun con Jorge Bergoglio como par. Algunas versiones dan cuenta de que durante la última visita de los obispos argentinos al Vaticano, en mayo pasado, "solo hubo una cordialidad respetuosa entre los dos".

En 2015, cuando Macri llegó a Salta como candidato fue recibido por el obispo; se reunieron antes de la conferencia de prensa que el actual Presidente diera en un hotel céntrico. El mismo día coincidió Sergio Massa , también postulante a la Rosada; con él no hubo encuentro. La Iglesia salteña tiene afinidad con el senador Esteban Bullrich , quien visita seguido a la Virgen del Cerro en la provincia. El domingo acompañó a Macri.

Como todos los años, fue el Obispado el que invitó al Presidente a asistir a la tradicional festividad del Milagro; la decisión generó una grieta entre diferentes sectores de la curia. Aun sabiéndolo, Cargnello no dudó en mandar el convite.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.