Se posterga el desalojo en Guernica y crece la tensión en el oficialismo

Toma de tierras en Guernica
Toma de tierras en Guernica Fuente: LA NACION - Crédito: Julian Bongiovanni
Jaime Rosemberg
(0)
19 de octubre de 2020  • 01:10

El desalojo del predio tomado desde hace tres meses en la localidad bonaerense de Guernica volvió a postergarse y tampoco se llevará adelante hoy, como se había anticipado inicialmente. La nueva postergación, centrada en la búsqueda de una solución política y que coincide con un nuevo censo motorizado por la administración de Axel Kicillof, volvió a mostrar disidencias en el oficialismo: el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, apuntó al ministro Sergio Berni y le pidió "cumplir la orden de desalojo de la Justicia". Pero desde la cartera de Seguridad bonaerense reclaman "más tiempo" para reunir efectivos y organizar la logística ante la preocupación por eventuales episodios de violencia.

Cerca de Berni y desde la administración de Axel Kicillof sostienen que es la Justicia la responsable de decidir "día y hora" para retirar a los usurpadores.

"No se sigue dilatando (el desalojo), el que tiene que tomar la decisión es el ministro de Seguridad, que decide cuándo lleva adelante el desalojo, hay una orden judicial que cumplir", dijo Massa anteanoche durante el programa La noche de Mirtha, y pidió "cumplir las leyes y las sentencias judiciales". Enfrentado con Berni desde la intrusión de un oficial de Prefectura en su casa en Tigre, en 2013, cuando era opositor al kirchnerismo, Massa reiteró su postura contraria a las tomas de tierras. "Cuando alguien toma un terreno, es un delito", aseveró el presidente de la Cámara de Diputados.

Sin querer polemizar, cerca de Berni contestaron que es la Justicia, y no el ministro, la que define los plazos para hacer efectiva la decisión. "La que decide es la Justicia, que a partir del 15 y hasta el 30 puede dar la orden en cualquier momento. Esperamos fecha y hora para cumplir la orden", contestaron cerca del ministro, y aclararon que esa fecha "no se va a anunciar previamente" para no alertar a ese 20 por ciento de ocupantes que rechazan la relocalización propuesta por el ministro Andrés Larroque. "Son sectores políticos de izquierda, el PO, el PTS y el MAS, se les suman barrabravas y gente que no quiere acordar", advirtieron cerca del ministro y exmilitar carapintada, desde donde también explicaron que el desalojo necesita "tiempo" antes de llevarse a cabo.

"Se necesita juntar oficiales que hoy están en distintos puntos del país, los caballos se ponen violentos con los alambres de púa, así que la Infantería no va a ir. Los cuatriciclos hay que pedirlos, tampoco es que los tenemos todos en el mismo lugar", se explayaron cerca de Berni, quien habló de 4000 efectivos para garantizar el éxito de la operación.

La mirada opositora

Desde la oposición acusan al gobierno de Kicillof de dilatar el desalojo por "miedo a tener un muerto" y relacionan a Berni con su principal apoyo en el Poder Ejecutivo, la vicepresidenta Cristina Kirchner. "Es mentira que necesiten tanta gente, entre 600 y 1000 efectivos alcanzan para desalojar. Hay un problema político por el que no desalojan", agregó un referente de Juntos por el Cambio en referencia a las acusaciones de Berni a miembros del propio gobierno (en su momento señaló al secretario de Relaciones Parlamentarias, Fernando "Chino" Navarro) de "apañar" las tomas de tierras. Los exaliados del kirchnerismo de Barrios de Pie rechazan el desalojo y piden que las negociaciones continúen hasta lograr un acuerdo. "Tierra para vivir", sostienen los delegados de esa y otras agrupaciones que respaldan -algunos en el lugar- a quienes tomaron los terrenos y se resisten a irse.

"Fuimos a Guernica a reclamar que se cumpla la ley y que no se premie a los que toman tierras", dijo a la nacion Cristian Ritondo, presidente del bloque Pro en la Cámara de Diputados e integrante de una delegación de legisladores opositores que el jueves recorrió el predio, donde -describió- "hay muchísimas casillas vacías".

"Nadie le puede decir a Berni, ni dentro ni fuera del Gobierno, que no conoce la pobreza ni cómo manejar estos conflictos", afirman cerca del ministro de Seguridad. "Se puede desalojar el predio dando soluciones a la gente que está en la pobreza sin darle cachetazos a nadie", respondieron allegados a Berni.

"Está firme el fallo de desalojo de la Justicia. Nosotros, el Gobierno, somos auxiliares de la Justicia. Lo que hicimos fue pedirle a la Justicia tiempo para buscar una solución negociada. Ya son 601 de las 800 familias reales que hay en la toma las que aceptaron nuestra propuesta", afirmó Kicillof a la nacion en una entrevista publicada el domingo.

Durante el reportaje, el gobernador reconoció que el gobierno de Cambiemos "no inventó" el problema de la falta de viviendas, pero acusó a la gestión de su antecesora María Eugenia Vidal de no haber "dado respuestas" en materia habitacional, y destacó que su gobierno "no esconde los problemas".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.