Crisis en la región: según analistas, la tensión en el Mercosur puede ser coyuntural

Felipe Solá, junto al canciller brasileño, Ernesto Araújo, en su visita oficial a Brasilia
Felipe Solá, junto al canciller brasileño, Ernesto Araújo, en su visita oficial a Brasilia Fuente: Reuters
Alan Soria Guadalupe
(0)
27 de abril de 2020  • 18:05

La tensión ideológica dentro del Mercosur, que tiene al bloque sumido en una de sus mayores crisis internas , debe tomarse como un asunto coyuntural, según dos expertos en relaciones internacionales y geopolítica consultados por LA NACION .

Pablo Kornblum , economista y doctor en Relaciones Internacionales, considera que los roces diplomáticos describen un proceso coyuntural que suele repetirse con diversas características y en distintos momentos históricos debido a la ausencia de políticas de Estado de largo plazo en la región.

"Como sabemos, la región es tan cambiante que las relaciones pueden volver a foja cero en tres años. Un escenario hipotético: ganan gobiernos progresistas y dicen que con Corea del Sur no hay que hacer nada y que, en su lugar, hay que negociar un tratado comercial con China. De esto [la actual crisis] nadie se va a acordar. Porque si vemos la historia del Mercosur, esto pasó un montón de veces. Se amigaron, se pelearon, va y viene. No es un golpe de muerte", dijo en diálogo con este diario.

Pablo Kornblum
Pablo Kornblum Crédito: Twitter

"En cuanto a la posición argentina en el Mercosur, estoy de acuerdo. Me parece que en estos momentos tener una negociación de tratados de libre comercio, que llevan años, no puede hacerse de un día para el otro, más aún teniendo en cuenta que hay diferencias ideológicas con los gobiernos de Uruguay, Brasil y Paraguay", agregó.

Julio Burdman , profesor de Geopolítica de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, considera que es apresurado hacer una evaluación del impacto comercial que pueden tener los roces en el Mercosur y afirma que tanto en la Argentina como en Brasil -más allá de la mala relación a nivel presidencial- hay resortes que buscan bajarle el tono a los enfrentamientos.

"Es claro que hay diferencias políticas con [Jair] Bolsonaro desde el comienzo, por el apoyo de Alberto Fernández a Lula da Silva, pero en la Cancillería argentina hay quienes sostienen que ni Itamaraty ni la totalidad del gobierno brasileño son partidarios de una tensión con Argentina. Los militares brasileños que rodean a Bolsonaro no son amigos de la tensión regional. En su visita a la Argentina, el vicepresidente Hamilton Mourao vino, tal vez por decisión propia, a poner paños fríos", analizó.

Julio Burdman
Julio Burdman Crédito: Twitter

Las diferencias que motivaron el apartamiento de la Argentina de las negociaciones comerciales externas en el Mercosur también impactaron en el mundo diplomático. Diego Guelar , exembajador en China, Estados Unidos y la Unión Europea, por ejemplo, dijo en el podcast de LA NACION El primer café que la decisión de la Casa Rosada se trató de un "suicidio geopolítico".

Los roces recientes del Gobierno con los socios del Mercosur (Brasil, Uruguay y Paraguay) se sumaron a los que ya había con Chile y Bolivia, los otros dos países que limítrofes. La Argentina quedó políticamente aislada.

Según el análisis de Burdman, los desacuerdos regionales tienen parte de su explicación en la pérdida de lugar de Brasil como líder.

"Si hubiera que encontrar una explicación general, creo que lo que está ocurriendo es que en América del Sur se perdió la política de coordinación regional que venía liderando Brasil, con el acompañamiento activo de la Argentina desde los años 90, con algunas oscilaciones, que funcionó en forma continua durante 25 años. La llegada de Bolsonaro quebró el espíritu regionalista y los gobiernos nacionales están en manos de sus propios intereses", explicó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.