Sumó más críticas opositoras la carta de la Presidenta sobre el 18-F

Massa, Cobos y Alberto Fernández defendieron la movilización; dura respuesta de la DAIA
(0)
23 de febrero de 2015  

La reacción de la presidenta Cristina Kirchner sobre la marcha del 18-F, a la que llamó "opositora", siguió ayer despertando respuestas del resto de la dirigencia política.

El diputado y candidato presidencial por el Frente Renovador, Sergio Massa , optó por retrucarle directamente a la jefa del Estado y calificó la manifestación como "un golpe de esperanza", después de que el Gobierno reinstalara la idea de que existe un "golpe blando" contra la Casa Rosada.

Para Massa, el resultado de la convocatoria fue que "la sociedad tiene los signos vitales despiertos y no tolera más impunidad ni convivir con el delito".

"Hay un problema serio de matriz, nos resignamos a decir hay jueces comprados, hay expedientes y operaciones judiciales, se escuchan los teléfonos ilegalmente, se utiliza la inteligencia para escuchar a un empresario o un dirigente ilegalmente", advirtió ayer al mediodía desde la mesa de Mirtha Legrand. Además, reconoció que es conocido de Francisco "Paco" Larcher, el ex número dos de la Secretaría de Inteligencia que cayó junto a Héctor Icazuriaga cuando la Presidenta descabezó el organismo.

En la carta que Cristina Kirchner publicó anteayer en su cuenta de Facebook, la Presidenta sostuvo que con la marcha había nacido el "partido judicial" y acusó a jueces y fiscales de querer "voltear" al Gobierno.

La frase no pasó inadvertida para ninguno de los candidatos presidenciales que pasaron por la manifestación. El radical Julio Cobos calificó como un "razonamiento absurdo" las palabras de Cristina y contraatacó al advertirle que si tenía información de que los convocantes buscaban dar un supuesto golpe debía "denunciarlo en sede judicial". "Lamentablemente no puedo decir que me haya sorprendido por su tono porque es al que nos tiene acostumbrados", escribió Cobos en una carta que publicó ayer. El diputado planteó que la jefa del Estado quiere "hacer ver como conservadores y reaccionarios" a quienes participaron del 18-F y le reclamó que revisara el patrimonio del gabinete nacional.

También Mauricio Macri le contestó a Cristina Kirchner. "No coincido para nada con la Presidenta. Fue una marcha pacífica y respetuosa de ciudadanos que quieren una mejor democracia y que haya justicia. Si cada persona que critica al poder es golpista, eso expresa una visión muy pobre de la democracia", cuestionó.

A las críticas se sumó el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández, que dijo que Cristina ejercía "un liderazgo delirante" y apuntó que la carta presidencial sólo "evidencia [su] distancia con la realidad". "Cristina lo que siente es que está viviendo tiempo de descuento. Y siente que judicialmente la situación la apremia, sobre todo en casos como el de su vicepresidente", sostuvo el ex funcionario, hoy en las filas del Frente Renovador.

Los cuestionamientos trascendieron el ámbito de la política partidaria. El vicepresidente de la DAIA, Waldo Wolff, lamentó el "atropello, patoterismo y bravuconada" de quienes criticaron la marcha y se quejó de aquellos que "adjetivaron" respecto de la convocatoria en recuerdo de Alberto Nisman.

Sergio Massa

Diputado Frente Renovador

"Fue un golpe de esperanza; la sociedad tiene los signos vitales despiertos y no tolera más impunidad ni convivir con el delito"

Julio Cobos

Diputado UCR

"No puedo decir que la Presidenta me haya sorprendido por su tono porque es al que nos tiene acostumbrados a los argentinos"

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.