Una comitiva de EE.UU. se reunió con el Gobierno y pidió que Evo Morales no abuse de su estatus de refugiado

La actividad política de Evo Morales en la Argentina generó un reclamo de la Embajada de Estados Unidos
La actividad política de Evo Morales en la Argentina generó un reclamo de la Embajada de Estados Unidos
(0)
28 de diciembre de 2019  • 00:00

El canciller Felipe Solá y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, recibieron ayer en la Casa Rosada a una delegación del gobierno de Estados Unidos, que transmitió su malestar por la agenda pública que está desarrollando en la Argentina el expresidente de Bolivia Evo Morales.

"Llamamos a la administración de Alberto Fernández a trabajar para garantizar que Morales no abuse de su estatus en la Argentina", explicaron en la embajada norteamericana, aunque evitaron dar detalles sobre el temario de la reunión, celebrada en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada.

Solá y Beliz recibieron a la ministra consejera Mary Kay Carlson y al consejero político Chris Andino, representantes del Departamento de Estado. Aunque oficialmente no se informó el motivo del encuentro, trascendió que los funcionarios norteamericanos solicitaron el encuentro para hacer conocer su disconformidad por las actividades que está realizando Morales en la Argentina.

Kay Carlson es la encargada de negocios de la embajada de los Estados Unidos y actúa en representación del embajador, Edward Prado, quien no se encuentra en estos días en la Argentina.

"Representantes de la embajada de los Estados Unidos se reúnen con funcionarios del gobierno argentino de manera regular. La embajada no hace comentarios sobre los temas discutidos durante esas reuniones privadas", señalaron fuentes oficiales de la embajada.

Consultados sobre la situación de Evo Morales, sin embargo, manifestaron: "Hacemos un llamado a la Argentina para que sea un buen vecino al apoyar la democracia boliviana y llamamos a la administración de Fernández a trabajar para garantizar que Morales no abuse de su estatus en la Argentina".

Campaña a la distancia

Pese al pedido inicial del Gobierno a Evo Morales para que no hiciera declaraciones políticas mientras viviera en la Argentina como refugiado, la Casa Rosada manifestó recientemente su apoyo a la estrategia del expresidente de Bolivia de dirigir la campaña presidencial del Movimiento Al Socialismo (MAS) desde nuestro país y le prometió desplegar un operativo de seguridad especial para el acto que el dirigente planea llevar adelante en la frontera entre la Argentina y Bolivia en las próximas semanas.

Sectores cercanos al gobierno de Alberto Fernández interpretan que la condición de refugiado político de Evo Morales lo habilita a formular comentarios políticos y participar en actos, por lo que no comparten la preocupación expresada por el gobierno de Estados Unidos.

El 10 de diciembre pasado, el funcionario enviado por Washington a la asunción de Alberto Fernández, Mauricio Claver-Carone, abandonó anticipadamente el país, molesto por la presencia de altos funcionarios del régimen de Nicolás Maduro en la jura del presidente argentino.

El propio Claver-Carone, director para el Hemisferio Occidental del Consejo Nacional de Seguridad de los Estados Unidos, reveló días después de su intempestivo regreso que el gobierno de Trump advirtió que vería "como un grave problema" que Morales estuviera en la Argentina "fomentando la inestabilidad y la violencia en Bolivia".

"Le hemos hecho una pregunta muy contundente al presidente Fernández, consistente con su discurso [de asunción], que es si va a ser un abogado de la democracia en la región o un apologista para las dictaduras y caudillos que no quieren retirarse del poder", explicó el funcionario de Trump.

Ronda de los jueves

Instalado en la Argentina desde el 12 de diciembre, en carácter de refugiado, Morales participó anteayer de la ronda de los jueves de las Madres de Plaza de Mayo, rodeado de militantes. El acto terminó con algunos empujones e incidentes menores con personal del operativo de seguridad.

Morales compartió su participación en la ronda de las Madres de Plaza de Mayo con Hebe de Bonafini y otros referentes sociales, como el secretario general de ATE, Daniel Catalano, y dirigentes de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), entre otras organizaciones.

"Quiero agradecer por la invitación a las Madres de Plaza de Mayo, respetadas en todo el mundo", dijo Morales, en reconocimiento a los sectores que le expresaron su adhesión y condenaron "el golpe de Estado perpetrado en Bolivia".

Bonafini destacó que Evo Morales "necesita manos, cabezas y cuerpos que lo ayuden", y garantizó que las organizaciones trabajan "codo a codo" con el expresidente. "Bolivia está sufriendo, hay personas que no aparecen, compañeros asesinados y muchos que no son atendidos en los hospitales", denunció la titular de las Madres, al responsabilizar al gobierno de Estados Unidos por la caída de Morales.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.