Locales; 7 estrategias para atravesar la crisis del Covid-19

El retail, junto con el sector hotelero y de turismo, es el rubro más afectado por la pandemia y la consecuente cuarentena
El retail, junto con el sector hotelero y de turismo, es el rubro más afectado por la pandemia y la consecuente cuarentena
Silvina Vitale
(0)
31 de julio de 2020  • 20:36

El panorama para el retail es desigual en la ciudad de Buenos Aires: algunos locales permanecen cerrados desde el inicio de la cuarentena, otros tienen fecha próxima de apertura y también están los casos en los que reabrir es toda una incertidumbre. Incluso hay quienes abrieron a medias. Y por otra parte, están los que nunca cerraron y se adaptaron a las nuevas condiciones que impuso la pandemia. Todos se vieron afectados y muchos sobreviven gracias a estrategias creativas.

Si bien el contexto de aislamiento golpeó al sector, hay que tener en cuenta que la actividad comercial ya venía afectada por la baja del consumo producto de la situación económica argentina de los últimos años. "El retail, junto con el sector hotelero y de turismo, es el rubro más afectado por la pandemia y la consecuente cuarentena", relata Guido Mosín, analista de research de Jones Lang LaSalle (JLL) y agrega que "la crisis actual profundizó problemas preexistentes y sumó otros nuevos. En este difícil escenario, los locales comerciales de la ciudad en su gran mayoría aguardan la apertura completa para poder retomar ciertos grados de normalidad que les permitan rehacer operaciones y solventar su futuro".

Para Marcelo Zuliani, gerente comercial del área de retail de Colliers Argentina, todos los rubros fueron afectados en mayor o menor medida, pero sin dudas los más perjudicados fueron los sectores de la indumentaria, electrodomésticos y gastronomía.

Por otra parte, a los supermercados y las farmacias las restricciones de número máximo de personas en el local generaron una baja en las ventas. En el caso específico de algunas cadenas de supermercados, esa caída alcanzó un 30% aproximadamente. "Hay que destacar que los retailers se han adaptado rápidamente a los cambios ocupándose de los protocolos de atención al público y delivery, según el caso, y cumpliendo estrictamente con las medidas de distanciamiento y sanitización de las instalaciones", añade. Pero no todos corrieron la misma suerte, se calcula que entre un 25 y 30 por ciento de los locales ubicados en la ciudad de Buenos Aires, cerraron. "Este es un porcentaje muy alto y seguramente a algunos les convenía más cerrar ahora y después volver a abrir que seguir con todos los costos y gastos", indica Christian Giménez, responsable de la división Locales de Adrián Mercado.Mientras que para Miguel Altgelt, presidente de Altgelt Negocios Inmobiliarios, son pocos los que pudieron implementar estrategias para paliar la crisis, primero porque no sabían cuánto iba a durar el cierre de los locales."Muchos se dieron cuenta pasados los primeros 30 días de cuarentena que el virus podía durar mucho tiempo, y por ende no podían seguir, por eso muchos devolvieron los locales, no solo porque no podían trabajar por un largo tiempo, sino porque iban a cambiar de rubro, y se iban a dedicar a trabajar desde su casa", sostiene.

Un dato que refleja la gravedad de la situación es que más del 90% de los supermercados, fruterías, panaderías, farmacias y kioscos tuvieron que implementar alguna estrategia para subsistir como por ejemplo liquidar productos o cambiar de rubro por nombrar algunos.

Para Mosín, este tipo de soluciones probablemente no representarán en el futuro una realidad cotidiana, ya que es posible que solo funcionen para épocas de estricta y muy demandante emergencia. Si bien es cierto que, probablemente la crisis actual, genere una mayor conciencia sobre la necesidad de adaptación y agilidad en buena parte de los participantes del mercado. De todas formas, cabe recordar que la mayor cantidad de estos pertenece a pymes, sin estructura suficiente como para hacer un cambio y un análisis permanente de sus operaciones como para orientarlas, en caso de ser necesario, a rubros que exceden a su expertise.

Pero, cuáles fueron las estrategias más adoptadas por las compañías para surfear la crisis.

1 Renegociar el valor del alquiler.

Durante este período, gran parte de locadores y locatarios llegaron a un acuerdo sobre el valor y pago del alquiler, en algunos casos se contempló una baja del precio, en otras el pago en cuotas o directamente la postergación del pago hasta el reinicio de las actividades. "El 50% de los locadores está ayudando a los inquilinos, pero si la cuarentena se prolonga mucho tiempo más es difícil saber hasta cuándo podrán soportarlo", alerta Jorge Gayoso, broker de la división Locales de L.J.Ramos y expone los resultados de una encuesta que realizaron: un 53% de inquilinos prevé cerrar locales durante este año, mientras que por el lado de los propietarios hay más optimismo y el 86% considera que no habrá cambios. Consultados sobre cuáles fueron los acuerdos entre locadores e inquilinos, el 59% de los inquilinos acordó con el propietario algún tipo de beneficio para poder pagar el alquiler. Mientras que el 81% de los locadores dio a sus inquilinos algún tipo de beneficio para hacer frente al pago. "Respecto a los valores, el 35% de los inquilinos espera que los alquileres bajen más de 40%, frente al 38% de propietarios que espera una baja de solo el 20%", relata.

2 Pusieron foco en incrementar el comercio electrónico.

Las ventas virtuales representaron un salvavidas para los comerciantes, "algunos no conocían el comercio electrónico y no sabían siquiera como operar en ese mercado", dice Altgelt. Sin embargo, muchos aprendieron " de golpe" y la venta a través de canales digitales es una tendencia que se profundizó con la cuarentena y sin dudas llegó para quedarse. Por caso, la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) indicó que la facturación del e-commerce creció en abril un 84% en comparación con un mes promedio del primer trimestre de 2020 y que la tendencia se aceleró después del día 20 de ese mes, momento en que se permitió la venta de más electrodomésticos y productos de indumentaria y calzado. Según el estudio que realizaron con Kantar, el promedio para el mes arroja que las órdenes de compra también crecieron un 38% y las unidades vendidas, un 71%, pero, si el corte se restringe a lo sucedido a partir del 20 de abril, la suba de la facturación fue del 111%, las ordenes aumentaron un 54% y las unidades, un 87%.

Otro dato que surge del informe es que muchos argentinos se volcaron a la compra online de productos esenciales lo que hizo crecer en 10 puntos porcentuales el peso de las ventas de este canal entre las empresas. Además, casi cuatro de cada 10 órdenes de compra de las tiendas provinieron de nuevos clientes.

El panorama para el retail es desigual en la ciudad de Buenos Aires: algunos locales permanecen cerrados desde el inicio de la cuarentena, otros tienen fecha próxima de apertura y también están los que abrieron a medias.
El panorama para el retail es desigual en la ciudad de Buenos Aires: algunos locales permanecen cerrados desde el inicio de la cuarentena, otros tienen fecha próxima de apertura y también están los que abrieron a medias.

Esta expansión del e-commerce muestra una aceleración en la tendencia del primer trimestre de 2020, donde el crecimiento de la facturación y órdenes de compra estaba alineado con lo observado en 2019, es decir una suba del 75% y del 21%, respectivamente. Pero esto no significa el final de las tiendas físicas como explicó el presidente de la CACE, Alberto Calvo. "El online no mata la tienda física, sino que se aceleró un proceso que va a llevar a la complementariedad de los canales. Un cliente irá a compra a las tiendas unas zapatillas que vio en el canal online o viceversa. Un canal va a potenciar al otro", asegura.Para Giménez, de Adrián Mercado, será necesario evaluar con el tiempo cómo impacta el crecimiento de las compras por Internet en los locales físicos, porque si la gente compra online no necesitás tener un local físico o por lo menos no uno tan grande. "Esto ya venía pasando, desde hace dos años: ciertos locales venían achicándose en tamaño por el cambio de hábitos de la gente. Pero habrá que ver qué pasa cuando se habiliten porque hay compras presenciales que van a volver", explica. Para Zuliani, el delivery y las empresas de este tipo han crecido exponencialmente y los retailers las han implementado o incrementaron su uso en los casos de los que ya contaban con ese servicio. "Hoy representan entre un 7 y un 8 % de las ventas totales por ejemplo, de un local gastronómico, pero se espera que las mismas crezcan en los próximos tres años en alrededor de un 30%", anticipa el ejecutivo de Colliers.

3 Surgió el concepto dark kitchen.

Si bien es una tendencia que ya venía, se reforzó con el avance de la cuarentena producto de la pandemia. "Este tipo de negocio de venta de comida solo trabaja con envío a domicilio y venta online. Tenemos conocimientos que algunas marcas ya están preparando estos locales para activarlos prontamente. Es una tendencia que genera bastante trabajo, usando otros canales de ventas", explica Gayoso. En este sentido, coincide su colega Zuliani y ad vierte que hay que prestar atención a estos nuevos formatos que están buscando su nicho de mercado. Un dato interesante es la demanda que provocarán sobre el mercado de locales porque buscan espacios comerciales distintos a los tradicionales. Al no ser locales a la calle, se instalan en locales de 500 metros cuadrados, en zonas alejadas de las avenidas que solo funcionan por pedido. "Están desembarcando en Buenos Aires con búsqueda de espacios, pero ya hay casos concretos en Colombia y México", agrega.

4 Cambio de rubro

Fue una de las estrategias que dio buenos resultados a quienes se animaron a implementarla. Se trata de aquellos espacios que mutaron hacia otros rubros que tienen habilitados por su actividad: pasó principalmente en el rubro gastronómico. Por ejemplo, una panadería que ahora vende comidas para llevar o un café que vende productos orgánicos. O también hay casos que pasaron a un rubro totalmente diferente. "Hace poco vi un teatro under en Palermo que se trasformó en una especie de mercadito. Me llamó mucho la atención porque no tenía nada que ver con lo que hacían y les está yendo muy bien. Muchas veces, antes que cerrar les conviene cambiar de rubro directamente", cuenta Giménez. Otro caso es el de Tomás Malerba, propietario de Decatlón, un gimnasio ubicado en pleno centro de Trelew, que para buscar una salida y evitar la acumulación de deudas tomó la determinación del cambiar de rubro. A fines de abril, reacondicionó el lugar, obtuvo un permiso provisorio y volvió a abrir el local, pero como una pizzería.

5 Compartir local

No es una tendencia sino una salida del momento. Giménez adelanta que no cree que se mantenga en el futuro y aclara que por un lado, está la tendencia de fusión de rubros: por ejemplo, un café que además vende cosas de decoración y por otro, las empresas que decidieron unieron momentáneamente por la cuarentena para abaratar costos.

Los locales compartidos tienen muchos beneficios para aquellos emprendedores que quieren crecer y necesitan de ese lugar para vender. La posibilidad de dividir los gastos con otras marcas es de gran ayuda. Co-Showroom es una idea que surgió para darle soporte profesional a los emprendedores y ordenarles el negocio. El local ubicado en Recoleta tiene dos años y son 42 las marcas que trabajan ahí. El principal objetivo es que cada una logre destacarse y que tenga organizada su venta y entrega de productos. Cada marca decide qué tipo de servicio quiere: si tener un espacio para mostrar lo que venden, el manejo de la página web o la logística del pickup.

6 Transferencia de empleados

Algunas empresas realizaron acuerdos para intercambiar y reubicar momentáneamente a sus empleados en empresas del sector logístico o del comercio electrónico que poseen alta demanda y necesidad de mayor cantidad de trabajadores. Por ejemplo, McDonald's y la Cámara de la Industria Argentina del Software (Cessi) acordaron transferir temporalmente empleados de la cadena de comida rápida a firmas de tecnología, que capacitarán a los trabajadores y tendrán la oportunidad de contratarlos de manera permanente. De hecho, realizó un acuerdo con Mercado Libre para que reciba a sus empleados como postulantes para trabajar en el área de envíos y de atención al cliente.

El online no mata la tienda física, sino que se aceleró un proceso que va a llevar a la complementariedad de los canales
El online no mata la tienda física, sino que se aceleró un proceso que va a llevar a la complementariedad de los canales

7 Reformulación de espacios

Muchos comerciantes optaron por mudarse a locales cercanos que quedaron liberados y que representan una oportunidad ya sea por precio o por una mejor ubicación. Esta es la otra cara de la crisis.

Por otra parte, también se están reinventando las galerías tradicionales. Gayoso explica que "en muchos casos quedaron vetustas y se están convirtiendo en locales de 300 o 400 metros. Es decir se transforman en uno o dos locales grandes. Estos amplios espacios rediseñan el antiguo modelo de negocio de las tradicionales galerías barriales que estaban en muchos casos perdiendo clientes". Otro rubro que está mutando es el del sector automotriz, ya que los espacios utilizados por las concesionarias tenderán a ser más pequeños. "La idea es girar a la venta online; es decir, que la elección del auto se realice totalmente en la web", finaliza Gayoso.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.