Cómo vivía "Mi Sangre", el colombiano sindicado como capo narco

Fuente: Telam
Estaba en la Argentina desde diciembre de 2011; cómo logró esconderse de la Justicia;
(0)
31 de octubre de 2012  • 20:59

Henry de Jesús López Londoño, alias "Mi Sangre", sindicado como capo narco colombiano, llegó a la Argentina en diciembre de 2011. Venía de Venezuela.

"Vivía con su mujer y su hijo, pero en lugares separados por una cuestión de contrainteligencia. Ella vivía en Nordelta y él tenía otras casas en countries y en campos o chacras, a las que iba viviendo semanas tras semanas, también por una cuestión de contrainteligencia", aseguró hoy el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni.

Berni sostuvo que "Mi Sangre" tenía un importante personal de custodios, que tiene "un antecedente paramilitar en Colombia del año 2003", y que "se había movido por toda Sudamérica y no había podido ser capturado".

Según relata el sitio policial Cosecha Roja , el colombiano evadía la justicia de su país viajando constantemente entre Argentina, Uruguay y Venezuela. Se hacía pasar por empresario y tenía seis departamentos en distintos barrios de Buenos Aires.

El diario El Tiempo de Colombia señala que Londoño solía moverse usando vehículos blindados de alta gama, siempre acompañado por un sujeto conocido como 'Jorge', jefe de su esquema de seguridad.

Antes de pasar por Argentina, estuvo en Brasil, Venezuela, Panamá y Paraguay -donde casi fue arrestado pero se salvó por la crisis política por la destitución del presidente Fernando Lugo-, y planeaba instalarse en Ecuador, se informó en Bogotá.

Cuando lo detuvieron anoche , en un restaurante de Pilar, el hombre no llevaba documentos de identidad. Cosecha Roja cita el testimonio de un policía que participó del operativo de detención, que sostuvo que los efectivos lo reconocieron por la foto del pedido de captura internacional.

Posibles vínculos con crímenes en Argentina

La justicia investiga si Londoño, fue quien ordenó ejecutar a los d os ciudadanos de su país asesinados en 2008 en el shopping Unicenter de Martínez y si proveyó cocaína a los hermanos Juliá en el caso del " narcojet ".

Fuentes judiciales informaron hoy a Télam que en el expediente Unicenter el fiscal de San Isidro Luis Angelini tiene mencionado un "NN Henry" como uno de los colombianos que pudo haber dado la orden de asesinar a Jorge Alexander Quintero Gartner y Héctor Edilson Duque Ceballos, alias "Monoteto", el 24 de julio de 2008 en el estacionamiento del shopping.

"No tenemos certeza de que sea el mismo, pero sí hay un alto grado de probabilidades", dijo a Télam uno de los investigadores judiciales de esa causa.

La misma fuente contó que el nombre "Henry" fue mencionado por algunos testigos de identidad reservada en la causa y que descifrar su verdadera identidad era uno de los objetivos que el fiscal Angelini se había propuesto cuando el 22 de marzo de este año solicitó una serie de allanamientos que fueron rechazados por el juez de Garantías de la causa.

Uno de los objetivos de esos allanamientos eran unas oficinas en Puerto Madero propiedad de los hermanos Gustavo y Eduardo Juliá, actualmente detenidos en España al ser descubiertos el 2 de enero de 2011 con un cargamento de casi una tonelada de cocaína oculta en uno de sus aviones privados.

Angelini aseguró durante la investigación que había logrado encontrar supuestos vínculos entre la causa del doble crimen de Unicenter y los hermanos presos en España que son hijos de un ex jefe de la Fuerza Aérea Argentina.

El vocero judicial consultado por Télam también recordó que en uno de los teléfonos celulares secuestrados por la Guardia Civil Española a Gustavo Julia, había sólo dos contactos en el directorio telefónico, uno a nombre de "Mem" con un número de la ciudad boliviana de La Paz, y el otro, "Henry".

El fiscal Angelini también investiga en su causa otro presunto narco crimen de un colombiano, el de Juan Sebastián Galvis Ramírez, asesinado el 23 de febrero de 2009, frente a una casa de venta de artículos de náutica, situada en avenida Del Libertador 1999 de San Fernando.

Actualmente la investigación está estancada, ya que Angelini denunció a principios de mes a su jefe, el fiscal general de San Isidro, Julio Novo, a quien acusó de complicar sus investigaciones para encubrir el narcotráfico y los vínculos que había encontrado con los hermanos Juliá, en una grave denuncia que fue radicada ante el juez federal porteño Ariel Lijo

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.