Coronavirus: Dos empleados municipales le robaron a ancianos con la excusa de entregarles insumos sanitarios

Dos agentes municipales quedaron aprehendidos, acusados de robar a una pareja de ancianos mediante un engaño.
Dos agentes municipales quedaron aprehendidos, acusados de robar a una pareja de ancianos mediante un engaño.
Darío Palavecino
(0)
26 de abril de 2020  • 00:15

MAR DEL PLATA.- La excusa, en tiempos de coronavirus,era acercarle insumos sanitarios que les corresponderían a una pareja de jubilados. El objetivo, disimulado en sus uniformes de empleados municipales, era robarles. Y así lo hicieron: les sacaron dinero en efectivo y otros elementos de valor.

Los delincuentes, en su huida, olvidaron una valija en la que llevaban una escopeta recortada. Pudieron identificar a su propietario, que era familiar de dos agentes de la comuna. La justicia y la policía fueron tras ellos, y lograron identificarlos y capturarlos.

La investigación a cargo del fiscal Alejandro Pellegrinelli permitió esclarecer este caso en el que los autores utilizaron la indumentaria que provee el Estado municipal, donde ambos prestaban servicios.

Sus rostros no pudieron ser identificados por las víctimas ya que utilizaban barbijos, como el conjunto de la comunidad en estos tiempos de prevención del contagio de coronavirus.

Los damnificados, de 77 y 70 años, denunciaron que los ladrones les robaron dinero en efectivo. Unos diez mil pesos, diez mil dólares y algunos otros elementos de valor. Les habían franqueado el ingreso por su condición de empleados públicos, evidenciada por los uniformes que utilizaban.

El hallazgo de la valija, donde los delincuentes llevaban una escopeta recortada, allanó la pesquisa ya que su propietario es familiar de uno de los ahora acusados. Confirmaron ese dato y así pudieron identificar al primero de los sospechosos.

Al imputado, de 47 años, lo aprehenden en zona céntrica, cuando circulaba en un automóvil VW Bora, junto a otro de 44 y con servicio en la Delegación Municipal de Sierra de los Padres, de acuerdo a fuentes de la investigación.

Al cómplice, un hombre de 51 años que brinda servicio de la Dirección de Tránsito, le allanaron su domicilio. Allí se pudieron secuestrar los uniformes municipales descriptos por las víctimas y teléfonos celulares.

Los tres quedaron a disposición del fiscal Pellegrinelli, que los acusa de robo agravado, causa por la que los indagará en las próximas horas. La acusación puede implicar penas más graves ya que se comete en tiempos del coronavirus y la imputación sería por robo calamitoso, que eleva de 6 a 10 el máximo de la condena posible.

Fuentes del gobierno municipal confirmaron que las autoridades ordenaron el inicio inmediato de acciones sumariales para los empleados municipales. "Estos hechos deben ser condenados y los delincuentes deberán cumplir la condena por este delito, que es aún más grave en el marco de la pandemia que estamos viviendo, y aprovechándose de adultos mayores que en este momento puedan necesitar ayuda", señalaron.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.