Colegiales: "Noté que se encontraba fría y entré en pánico", dijo el hombre acusado del homicidio de su pareja

Raúl Devias fue procesado con prisión preventiva por el delito de homicidio agravado
Raúl Devias fue procesado con prisión preventiva por el delito de homicidio agravado
Gabriel Di Nicola
(0)
5 de julio de 2019  • 11:54

En su indagatoria, Raúl Devias, conocido como El Gitano o Chino Sasa, se abstuvo de declarar. Unos días después, por intermedio de su abogado defensor, Héctor Rodríguez, presentó un extenso escrito donde intentó desligarse de la muerte de su pareja, María Lourdes Arangio Frixione, la mujer de 32 años hallada muerta en Colegiales. El cuerpo fue descubierto envuelto en sábanas debajo de un viejo rastrojero.

"Mantuve una relación sentimental con la fallecida, donde el vínculo principal, lamentablemente, era nuestra adicción", sostuvo el acusado.

Devias, que tiene 50 años y en las últimas horas fue procesado con prisión preventiva por el juez en lo criminal y correccional porteño Damián Kirszenbaum por el delito de homicidio agravado por haber sido cometido contra su pareja y por haber sido cometido por un hombre contra una mujer mediando violencia de género, afirmó: "Más allá de todas las cuestiones que se vienen ventilando en medios de comunicación y que, seguramente, también han tenido repercusión en el legajo, quiero negar enfáticamente haber cometido el homicidio por el que vengo emplazado. No sólo no cometí tan grave delito, sino que tengo ahora la plena certeza de que la circunstancia desgraciada de la muerte de Arangio Frixione aconteció por haber cometido ambos el yerro imperdonable de consumir sustancias psicotrópicas en cantidades imposibles de determinar, pero que en su caso generaron un desenlace fatal".

En el escrito presentado ante el juez Kirszenbaum, Devias intentó explicar que con Arangio Frixione tenía una relación de "sentimiento mutuo" pero que no significa "permanencia o continuidad".

"Lourdes podía venir a mi casa e instalarse por muchos días, como también retirarse y no volver por bastante tiempo. Todo era muy irregular y anárquico", afirmó.

Sobre los hechos que terminaron con la muerte de Arangio Fraxione, Devias dijo: "Antes de encontrarla fallecida, Lourdes había llegado a casa con intenciones de quedarse. Llegó bajo una muy marcada influencia de sustancias, alterada, excitada en extremo. Y ya en mi casa, continuó la ingesta con nuestro descontrol habitual. A poco de arribada quise acompañarla a su casa, porque veía que no se encontraba bien, como tampoco lo estaba yo aunque por ese entonces conservaba una lucidez un poco mayor, a lo que no hizo caso alguno. En un momento, sin que pueda precisar fecha u horario, Lourdes manifestó cansancio y agobio, lo que significó que se echara a dormir en mi habitación, en la planta baja de la casa".

Devias continuó su defensa y explicó que pensó que su pareja permanecía "dormida por el agotamiento provocado por larga vigilia en excitación". Y recordó que el Día del Padre, el 16 de junio pasado, saludó a varios amigos y en un momento fue hasta la habitación donde estaba Arangio Frixione. "Al tocar a Lourdes, noté que se encontraba fría", aseguró. Y agregó: "No podía creer lo que estaba viendo y, sinceramente, entré en pánico".

Contó que en ese momento estaba con un amigo que, al ver que Lourdes estaba muerta, se fue asustado de la casa.

"No supe cómo reaccionar de manera lógica y creo recordar que en mi desesperación me dirigí a la casa de Gabriel Mazzara [que también fue procesado por encubrimiento agravado], un amigo, que vive en cercanías de mi domicilio. Me acompañó a casa y comprobó él también el fallecimiento. Lamentablemente, su respuesta no fue acorde con la gravedad de la situación, sino que, creyendo ayudarme me dijo que lo mejor sería descartar el cuerpo. Confieso no haber intentado discutir siquiera, tamaño desatino", afirmó Devias en el escrito que le presentó al juez de la causa.

Finalmente, el cuerpo de Arangio Frixione fue abandonado el 18 de junio pasado a las 5.34 en Céspedes al 2900, en la misma cuadra donde vive Devias y la secuencia fue filmada por una cámara de seguridad de una salón de fiestas.

La víctima tenía 32 años
La víctima tenía 32 años

"Lo cierto es que todo derivó en lo que puede verse en el video que circula en Internet, en el que claramente puede advertirse que no soy la persona que arrastra el cadáver envuelto. Quien lo hace es Gabriel, que en su inconsciencia decidió actuar de tal modo, creyendo que me ayudaba. Casi con seguridad esta serie de decisiones erradas se produjo entre el lunes a la noche y el martes a la madrugada [por el 17 y 18 de junio pasados]. Lo cierto es que no había nada en qué ayudarme porque la muerte de Lourdes no deriva en modo alguno de un acto o conducta violenta, sino que, desafortunadamente, pasó de dormida a fallecida, con una intoxicación por fármacos", afirmó el hombre procesado por homicidio agravado.

Devias indicó que después de descartar el cuerpo su amigo se fue y él se quedó dormido y recién se despertó durante el procedimiento que hizo la Policía de la Ciudad en su casa donde quedó detenido.

La locura que cometimos con Gabriel Mazzara es una completa inmoralidad, pero no tiene entidad delictiva

"En el terreno estrictamente jurídico, tiene que quedar claro que, fallecida Lourdes por una evidente sobredosis que pudo haber generado incluso una hipotermia que derivó en edema pulmonar. La locura [sic] que cometimos con Gabriel Mazzara es una completa inmoralidad, pero no tiene entidad delictiva. Es decir que Gabriel arrastró un cuerpo que, claramente, no pertenecía a alguien que hubiera fallecido por acto de violencia alguno, con lo que, insisto, puede haber un juicio de reproche moral, pero no en la esfera del derecho pena", afirmó el acusado en el escrito.

Lo que no contó Devias y que quedó acreditado en el expediente es que le ocultó a Jorge Arangio, padre de la víctima, que su hija estaba muerta.

El 17 de junio pasado, un día antes del hallazgo del cuerpo, Arangio, por medio de mensajes de WhatsApp, le dijo a Devias que iba a pasar a buscar a su hija y recibió como respuesta: "Buen día. Ya hace como un mes que no estamos juntos. Está con un chorro del bajo Belgrano".

Para el juez es muy posible que Arangio Frixione haya muerto en la misma habitación que usaba habitualmente Devias. "Ello me permite descartar que el imputado haya advertido el deceso de la víctima el mismo día que decidido ocultarlo. Por el contrario, lleva a considerar que Devias podría haber preservado, adrede, el cuerpo varios días en su domicilio luego de la muerte, con el fin de contar la oportunidad justa para descartarlo o, incluso, para que su descomposición natural elimine los rastros que pudieran indicar causales de muerte", afirmó el magistrado en su resolución.

Devias podría haber preservado, adrede, el cuerpo varios días en su domicilio luego de la muerte, con el fin de contar la oportunidad justa para descartarlo

Según la resolución judicial en la que fueron procesados los dos imputados, la "relación de poder" que ejercía Devias sobre Arangio Frixione se "refleja en la actitud propia de la víctima, quien pese a exponer a sus familiares y amigos las situaciones de violencia física y psíquica por parte del imputado, continuaba con la relación sentimental".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.