En Pinamar descubrieron caminos clandestinos para romper el aislamiento

Así era el camino clandestino que conectaba a la ciudad de Pinamar con la Ruta 11
Así era el camino clandestino que conectaba a la ciudad de Pinamar con la Ruta 11 Crédito: Gentileza: Secretaría de Seguridad de Pinamar
Alejandro Horvat
(0)
25 de marzo de 2020  • 13:55

En el partido de Pinamar , tierra de playas extensas y enromes bosques de pino, las autoridades se enfrentan a algunos ciudadanos escurridizos que se resisten a cumplir el aislamiento obligatorio , vigente desde el 20 hasta el 31 de este mes para evitar la propagación del nuevo coronavirus Covid-19 . Para esquivar los controles en los accesos a las distintas ciudades, y poder circular a pesar de la prohibición, algunos residentes de ese partido costero han empezado a usar caminos clandestinos que se abren entre los árboles y conectan el centro de la ciudad con las rutas aledañas.

Los caminos clandestinos permitían entrar y salir de las ciudades sin control

00:16
Video

Hasta el momento el personal de la Secretaria de Seguridad de Pinamar ha descubierto dos grandes caminos por donde podría circular un auto o una camioneta todo terreno. El más importante es el que conectaba de manera directa el Camino de los Pioneros con la Ruta 11. El segundo, el que vincula a esa misma ruta con colectora Alzaga , que está dentro de Valeria del Mar. De ese modo, los autos evitaban los controles en el acceso a las ciudades.

Así era el camino que conectaba a la ciudad de Pinamar con la Ruta 11
Así era el camino que conectaba a la ciudad de Pinamar con la Ruta 11 Crédito: Gentileza: Secretaría de Seguridad de Pinamar

"Cerramos tres accesos y dejamos uno abierto. Cerramos el de Cariló, Valeria del Mar y Ostende. Solo quedó abierto, pero bajo un estricto control, el ingreso a Pinamar. Ahí solo pueden entrar y salir los que residen en Pinamar para abastecerse de los insumos que necesiten. También le permitimos el ingreso a los proveedores de alimentos o medicamentos", señaló Sebastián Berardone, director de seguridad del partido de Pinamar.

Ayer, el funcionario junto a su equipo de trabajo, divisó un paso clandestino a metros de la Avenida Arquitecto Jorge Bunge, que es la arteria principal de la ciudad balnearia. "A 200 metros de la Bunge se abría un camino en línea recta por el medio del bosque y desembocaba en la ruta 11. Tenía unos 400 o 500 metros y eso te permitía entrar y salir sin control", agregó Berardone.

Una de las camionetas secuestradas que circulaban por los caminos clandestinos
Una de las camionetas secuestradas que circulaban por los caminos clandestinos Crédito: Gentileza: Secretaría de Seguridad de Pinamar

Al descubrirlo, con una pala mecánica taparon el ingreso para que no se pueda volver a utilizar. Estos caminos se suelen usar en este tipo de geografías. Para muchos conductores el solo hecho de ver las huellas de otro vehículo en el suelo ya es indicio de que el camino es transitable. Según describe el funcionario, estos caminos suelen ser atajos informales para aquellos que no tienen los papeles en regla. Aunque ahora algunas personas los usan para no cumplir con la cuarentena.

En cuanto al otro camino clandestino, que permite el ingreso a Valeria del Mar, también ya fue clausurado. "Ahí detuvimos a un taxista que, además, tenía alcohol en sangre. Nosotros apenas vemos una huella en el bosque llamamos a la topadora para que bloquee el ingreso. En los últimos días ya detuvimos a 67 personas y secuestramos varios autos por violar el aislamiento obligatorio".

En Pinamar, el 51% de los detenidos tiene entre 20 y 30 años de edad, el 26% entre 15 y 20 y el 23% tiene más de 40. El 49% de las detenciones fueron en Ostende, el 27% en Valeria del Mar y el 21% en Pinamar. Solo el 2% se produjo en Cariló.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.