Estallaron motines en dos prisiones de Santa Fe: un recluso muerto y cinco heridos

Un agente penitenciario, lesionado durante la revuelta en el penal de Coronda, es trasladado por sus compañeros
Un agente penitenciario, lesionado durante la revuelta en el penal de Coronda, es trasladado por sus compañeros
Germán de los Santos
(0)
23 de marzo de 2020  • 20:43

La amenaza de la pandemia del coronavirus a las puertas de las cárceles argentinas hizo estallar hoy los primeros conflictos de gravedad. Lo peor se produjo en Santa Fe , donde unos 1000 presos se amotinaron poco después del mediodía en las unidades de Coronda y Las Flores , con una batería de reclamos vinculados con las condiciones de sanidad frente al coronavirus.

Hubo pabellones copados por los presos, internos que trataron de ganar los muros perimetrales y duros enfrentamientos con los efectivos del Servicio Penitenciario de Santa Fe. Al anochecer se había confirmado la muerte de un recluso de Coronda y otros cinco debieron ser internados. La situación estaba, a esta hora, lejos de solucionarse.

La inquietud por la situación dentro de las cárceles llegó también a Buenos Aires , donde el servicio penitenciario provincial tuvieron que controlar disturbios en la unidad ubicada en Florencio Varela y en la Alcaldía de Batán.

Otra situación de tensión se vivió ayer en la cárcel ubicada en el barrio porteño de Villa Devoto, con internos que reclamaron por mayor prevención frente a potencial casos de contagios del coronavirus. Sin embargo, los incidentes más graves se desarrollaron en dos cárceles santafesinas.

"Nos dan a entender que vamos a morirnos dentro de un pabellón. Vamos a pelear hasta las últimas consecuencias. Queremos respuestas inmediatas", señaló un recluso del penal de Piñero, a 20 kilómetros de Rosario, luego de anunciar que si no había soluciones a las demandas de los internos esa cárcel también se sumaría a los motines.

Motín en Santa Fe

00:34
Video

En la Unidad Penal N°11 están alojados los líderes de las principales bandas narco de Rosario , como Los Monos, los Funes y el clan Alvarado.

Los incidentes comenzaron poco antes de las 15 y casi al mismo tiempo en los dos penales santafesinos. En Coronda, los internos subieron a los techos de uno de los pabellones, comenzaron a prender fuego y a gritar para que el resto de los presos se plegaran al reclamo. En el techo los reclusos colgaron sábanas con la leyenda: "Cumplan con el protocolo de higiene Covid-19" y "Esto no es motín, esto es un reclamo".

Los efectivos del Servicio Penitenciario de Santa Fe dispararon balas de goma ante los incidentes que comenzaron a desatarse dentro de los pabellones. Por lo menos cuatro de esos sectores estaban tomados por los internos. Familiares de los presos comenzaron a mandar videos y fotos que registraban los reclusos para que se viralizaran por las redes sociales y el reclamo lograra expandirse. Lo consiguieron. Porque unos minutos después los presos de la cárcel de Las Flores, a unos 60 kilómetros de allí, comenzaron a protestar con consignas similares.

La imagen registrada en los videos muestra a internos tapados con frazadas para cubrirse de los balazos de goma, lanzando todo tipo de objetos contra los guardias. Las imágenes muestran un descontrol generalizado dentro de los pabellones.

Motín en Santa Fe

00:26
Video

Fuentes del gobierno de Santa Fe señalaron que las autoridades del Servicio Penitenciario solicitaron la intervención de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) para reprimir los disturbios. El Servicio Penitenciario tiene una fuerza de élite propia, que depende del Ministerio de Gobierno, cuyo titular, Esteban Borgonovo, está en cuarentena obligatoria tras haber regresado al país desde Montevideo, adonde había ido a correr un maratón.

El ministro de Seguridad de Santa Fe, Marcelo Sain , se negó a que la TOE intervenga en este conflicto carcelario. "Es necesaria una mediación en la que deben intervenir las autoridades judiciales", dijo a LA NACIÓN Sain, que estaba en viaje a Coronda.

El reclamo de los reclusos se produjo cinco días después de que el Servicio Penitenciario suspendiera las salidas transitorias, condicionales, laborales y el régimen de visitas por las restricciones para evitar el avance del Covid-19. Esas medidas, según expresaron varios presos en los videos, fueron con el compromiso de que el personal que trabaja dentro del penal utilizaría guantes y barbijos para realizar las típicas tareas en la zona de los pabellones.

Claudia, pareja de un interno de Piñero, contó a LA NACION que "en ese penal se produjeron incidentes que no alcanzaron a terminar en un motín, pero sí hubo represión contra los reclusos". Señaló que la situación es de "extrema tensión" porque los presos no reciben más visitas y tampoco disponen de comida que le llevan sus familiares, como solían hacerlo. "La comida está en mal estado y nadie quiere comer", dijo.

"Sabemos que se han tomado medidas al cortar las visitas a la cárcel para evitar contagios. Estamos de acuerdo, pero les hacemos saber que las autoridades del Servicio Penitenciario no están cumpliendo con la cuarentena ni con las medidas sanitarias", advirtió, en uno de los videos, un preso que llevaba la cara tapada.

"Sabemos que se hacen cambios de guardia cada semana. Son unos 2000 efectivos. Pero sabemos que no se están tomando precauciones. Hay efectivos que estuvieron de viaje en Paraguay, Uruguay y Chile. Y no están usando ni guantes ni barbijos ni están cumpliendo con las normas de limpieza. No están dejando pasar alimentos ni medicamentos en una unidad que está superpoblada. Nos dan a entender que vamos a morirnos dentro de un pabellón. Vamos a pelear hasta las últimas consecuencias. Queremos respuestas inmediatas", aseguró el joven detenido en Santa Fe

La peticiones en procura de mayor nivel de prevención frente a la pandemia de coronavirus también derivaron en situaciones de violencia en dos unidades bonaerenses. Según informó el Servicio Penitenciario de Buenos Aires, en el pabellón 2 del penal de Florencio Varela los internos intentaron bloquear el acceso a los guardiacárceles y provocaron algunos disturbios, aunque la calma fue recuperada allí luego de una negociación con las autoridades penitenciarias y la puesta en funcionamiento de una mesa de diálogo con representantes de cada pabellón.

Un incidente mayor sucedió en la Alcaldía de Batán , donde los detenidos atacaron a los agentes penitenciarios y dañaron parte de las instalaciones del pabellón B antes de que esa revuelta fuese sofocada por una unidad especial antidisturbios. El Servicio Penitenciario de Buenos Aires informó que algunos internos fueron atendidos en unidades sanitarias con "heridas leves".

En los últimos días, más de 500 presos alojados en las cárceles bonaerenses solicitaron recibir el beneficio de la prisión preventiva por considerarse dentro de los grupos de riesgo en caso de contagios del coronavirus.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.