Intervienen la policía de la ciudad de Santa Fe tras detectar nexos con el narcotráfico

Marcel Sain y el gobernador Omar Perotti
Marcel Sain y el gobernador Omar Perotti Crédito: Gobernación de Santa Fe
Germán de los Santos
(0)
13 de mayo de 2020  • 20:17

ROSARIO. Toda la cúpula de la jefatura de la policía de la ciudad de Santa Fe fue relevada e intervenida por el Ministerio de Seguridad, luego de que detectaran una serie de irregularidades, entre ellas, que el Comando Radioeléctrico robaba a los narcos cargamentos de drogas que luego vendían.

Al mando de la Unidad Regional I quedó como interventora la comisaria Marcela Muñoz, que ocupará el lugar de Daniel Filchel, a quien le achacan en el Ministerio de Seguridad que no logró detectar que "se estaba armando una red narco de policías bajo sus narices" y también por una serie de irregularidades administrativas que terminaron con el allanamiento del Comando Radioeléctrico por orden el Ministerio Público de la Acusación.

Filchel asumió al frente de la Unidad Regional I en diciembre pasado, luego de que tras asumir su cargo como ministro de Seguridad Saín relevó a 31 jefes policiales en la provincia. Seis meses después este comisario general fue relevado.

Según la resolución Nº 626 del Ministerio de Seguridad de Santa Fe, la interventora de la policía de Santa Fe, que estará en el cargo por seis meses, será la encargada de designar a toda la cúpula policial que fue separada de sus cargos.

"Se evidencian graves falencias en la situación operativa de la Unidad Regional I", argumentó en el documento el secretario de Seguridad Germán Montenegro, que agregó que a esta situación se sumó "una sucesión de acontecimientos institucionales y judiciales que involucran a dependencias operacionales y administrativas de esa unidad".

Desde hace por lo menos dos semanas que el Ministerio de Seguridad de Santa Fe preparaba esta purga en la capital de la provincia. El 1º de mayo pasado la Unidad de Delitos Complejos del Ministerio Público de la Acusación realizó un allanamiento en el Comando Radioeléctrico junto a otras dependencias de la URI. En esa causa se investigan irregularidades en la administración y el manejo de las llamadas "horas OSPE", que son los adicionales de la policía.

"Existe una situación de desorden de la Unidad Regional I, que se ha acentuado en los últimos dos meses, generando la imperiosa necesidad de abordar de forma urgente la cuestión determinando como remedio institucional la figura de la intervención", advirtieron desde el Ministerio de Seguridad.

En medio de este clima tenso en la Policía de Santa Fe, Saín prepara junto a su equipo una reforma "profunda" en la fuerza que posee 21.000 efectivos, que están al mando de Víctor Sarnaglia, un hombre cercano al gobernador Omar Perotti, con el que han tenido discusiones que se hicieron públicas hace dos semanas con el ministro de Seguridad. En el gobierno, según aseguraron a LA NACION fuentes del gobierno, preocupa que en medio de la crisis de violencia que golpea a las dos principales ciudades santafesinas, ahora disimulada por el impacto de la cuarentena, se gesten internas que tienen en el centro a la policía.

Fuentes del Ministerio de Seguridad señalaron a LA NACION que los hechos de mayor gravedad es una red narcopolicial que se detectó cuando el fiscal federal Walter Rodríguez avanzó en una investigación que tiene más de tres años. Las alertas se encendieron cuando vieron que una vieja estructura de policías narcos del Comando Radioeléctrico se había reconfigurado y había comenzado a funcionar con mayor fluidez en medio de la cuarentena.

En una investigación que lleva adelante Rodríguez se detectó un lazo con Paraguay a través del policía narco Adrián Celer, que comandaba una banda que mejicaneaba droga, haciendo allanamientos, a otros vendedores de droga, que probablemente eran protegidos por el Comando Radioeléctrico.

En el celular que le secuestraron a Celer durante el robo a un búnker de droga en la capital provincial aparecieron los contactos con Jorge Luis Duarte, un santafesino afincado en Paraguay que sería proveedor de cocaína y marihuana de bandas santafesinas. Duarte fue herido en enero de 2018 cerca de Ciudad del Este por dos sicarios en moto. Antes de ser baleado, le prometió a Celer que podrían traer un cargamento grande a Santa Fe de unos 1000 kilos.

Uno de esos cargamentos de gran porte fue detectado el 2 de noviembre de 2014 en un camión con 1.662 kilos de marihuana en un basural de Arroyo Leyes. El caso terminó en un escándalo y con diez policías condenados, entre ellos, Alejandro "Aguja" Agüero, quien en ese momento estaba a cargo de la Inspección 8ª de la Unidad Regional I. Hay sospechas de que Celer participó de esta extraña movida donde no había un camión sino dos y la droga provenía de Paraguay.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.