La muerte en vivo: impresionante crimen a cuchilladas y patadas cerca de la terminal de La Plata

Ataque cerca de la terminal de ómnibus de La Plata
Ataque cerca de la terminal de ómnibus de La Plata
(0)
29 de octubre de 2019  • 13:22

Para los investigadores policiales y para el fiscal platense Marcelo Romero es todavía un misterio insondable. No logran imaginar qué llevó a Tomás Cerletti, de 22 años, a atacar desde atrás a Walter Chirinos, acuchillarlo decenas de veces y, cuando ya estaba en el piso, inerme, seguir pegándole casi hasta la muerte. Van desde un crimen por una reacción homofóbica y un ajuste de cuentas por drogas hasta un brote psicótico. El espeluznante homicidio que la madrugada del sábado sacudió a la zona de la terminal de ómnibus platense tiene, por ahora, autoría irrefutable y una motivación inclasificable.

Hoy, después de que Cerletti se negara a declarar ante Romero, al que le espetó en la cara "vos sos un sorete", luego de que le fueran leídos los cargos por homicidio agravado por ensañamiento y alevosía, el padre del acusado se presentó en la comisaría 4a. de Berisso, donde su hijo está alojado, para llevarle unas pastillas. Dijo que eran medicamentos que Tomás debía tomar por prescripción psiquiátrica.

Romero requirió a la jueza de Garantías Marcela Garmendia la autorización para que a Cerletti se le realicen urgentes estudios psicológicos y psiquiátricos para establecer si, efectivamente, padece de algún cuadro que requiera el suministro de tal medicación.

Brutal homicidio a cuchilladas y patadas en La Plata

00:58
Video

En cuanto a las hipótesis que los investigadores sopesan en relación con el crimen ocurrido la madrugada del sábado en 2 entre 41 y 42, ninguna teoría aparece por encima de las otras en esta etapa de la pesquisa. Un testigo -sería una persona que compartió celda con el acusado en las primeras horas posteriores al homicidio- sostuvo que Cerletti le confesó: "El tipo me dijo 'qué lindo que sos' y entonces lo clavé todo".

Esa afirmación, que el acusado no repitió en su indagatoria, en la que después de insultar en la cara el fiscal se quedó mudo, le da sustento a la hipótesis de un crimen de odio, con motivaciones homofóbicas. De todos modos, a los investigadores les llama demasiado la atención la impulsividad y la carencia total de freno en el ataque.

El hecho, según publicó ayer la agencia de noticias Télam, fue descubierto la madrugada del sábado en la calle 2, entre 41 y 42, de La Plata. Hasta allí llegaron efectivos del Comando de Patrullas local, alertados sobre la presencia de un hombre gravemente herido en la cabeza, en la espalda y en el torso, acurrucado contra una pared.

La víctima balbuceaba su nombre, nada más. La vida se le iba. Lo trasladaron al hospital San Martín, donde murió ayer a raíz de las heridas sufridas.

Mientras, los policías siguieron unos rastros de sangre desde el lugar donde encontraron agonizando a Chirinos. Llegaron hasta un domicilio situado en la calle 41 entre 2 y 3. Con autorización del fiscal Romero, que se hizo presente en la escena, registraron la propiedad.

Allí, los policías apresaron a Tomás Cerletti y a su padre, Fabián, de 62 años, que posteriormente fue excarcelado, aunque quedó imputado por tenencia ilegal de arma de fuego, ya que en la casa se hallaron una carabina calibre .22, una escopeta calibre 12 y un revólver .22, todos sin numeración, además de otra pistola, tres cargadores, proyectiles y dos rifles de aire comprimido, según detallaron los voceros consultados por Télam.

Según la imputación de la fiscalía, al momento de ser apresado el acusado estaba lavando prendas de vestir que, se sospecha, eran las que vestía cuando se produjo el ataque. También presentaba lesiones en las manos compatibles con la mecánica del hecho, añadieron los informantes. Además, el fiscal Romero remarcó en su pedido de detención formal elevado a la jueza Garmendia que en el domicilio del acusado se hallaron rastros de sangre y la presunta arma homicida, además de dos plantas de marihuana.

El fiscal Romero requirió y obtuvo las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona en las que quedó registrado el ataque.

A lo largo de un minuto se ve cómo Chirinos es atacado decenas de veces a puñaladas en la espalda, la cabeza y el torso, aun cuando ya se encontraba gravemente herido en el suelo, indefenso y sin respuesta. También se observa claramente cuando el agresor, tras apuñalarlo, lo patea reiteradas veces hasta dejarlo inmóvil.

Por último, el informe preliminar de la autopsia determinó que Chirinos sufrió lesiones contusas y punzantes en cuero cabelludo, globo ocular y ceja izquierdos, cara derecha del cuello, parrilla costal, pared abdominal, rodilla izquierda y región dorsal.

En esa última región del cuerpo se detectaron cuatro heridas punzantes de 1,5 centímetros, ubicadas cerca de la columna, dos de las cuales fueron penetrantes y lesionaron el lóbulo pulmonar, lo que derivó en un hemoneumotórax de gran cuantía que terminó siendo la causal de muerte.

El resto de las lesiones fueron superficiales, al tiempo que la víctima tenía lesiones en las manos que son signos de defensa.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.