Ley de violencia de género: le dan perpetua por asesinar a su ex mujer

Es la primera vez que se aplica la ley en Salta; al hombre se lo consideró material y penalmente responsable de homicidio calificado por la relación con la víctima
Carlos Pastrana
(0)
30 de septiembre de 2014  • 15:40

SALTA.- Por primera vez se aplicó hoy en la Provincia de Salta el agravante por violencia de género con la condena a Héctor Ramón Ávila, que asesinó a su ex pareja Norma Argentina Ledesma, a la pena de prisión perpetua y multa. La Sala III del Tribunal de Juicio consideró al imputado autor material y penalmente responsable de los delitos de homicidio calificado por la relación con la víctima, amenazas con arma y tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil, todo en concurso real y deberá continuar alojado en la cárcel penitenciaria local.

Se aplicó el agravante previsto en el artículo 80, inciso 1º, de la ley 26791, que incorporó los delitos de género al Código Penal ya que los jueces no hicieron lugar a la declaración de su inconstitucionalidad planteada por la defensa técnica del imputado.

En la provincia existe inquietud por la cantidad de femicidios, lo que motivó la declaración de emergencia social por violencia de género por parte del gobernador, Juan Manuel Urtubey

Según informó Prensa del Poder Judicial, el tribunal estuvo presidido por Alberto Fleming e integrado por Javier Armiñana y Pablo Farah y entendió en la causa contra Avila de 46 años acusado de haberle efectuado un disparo en el pecho a la víctima que provocó su muerte el 30 de diciembre de 2012. Según consta en el expediente de la causa, ese día ambos se encontraban en el domicilio de la mujer, en el barrio San Cayetano de la localidad de El Bordo, departamento Güemes a unos 60 kilómetros al norte de la capital salteña. Ávila y Ledesma ya no convivían y el imputado, incluso, tenía una nueva relación amorosa, pero habían retomado el diálogo a raíz del fallecimiento de un hijo.

En esas circunstancias se habría producido una discusión que terminó cuando el hombre le disparo a quemarropa a la mujer y se marchó de la casa. Poco después fue detenido por la policía en su domicilio donde se secuestraron un arma de fuego calibre 22 y un cartucho del mismo calibre que coincidía con el encontrado en la escena del crimen. En el expediente hay constancia de las escenas de celos y amenazas de Ávila hacia su ex mujer.

Las audiencias comenzaron el lunes 22 de setiembre y la hermana de la víctima Rosa Mabel Ledesma relató el hecho en el que estuvo presente, además de otros testimonios.

La fiscal Graciela Herrera de Gudiño solicitó la prisión perpetua mientras que el defensor, René Gómez, pidió la pena de 12 años de prisión por el delito de homicidio simple y que se deje sin efecto la aplicación del agravante previsto en el artículo 80, inciso 1º, de la ley 26791 que establece que "se impondrá reclusión perpetua o prisión perpetua, pudiendo aplicarse lo dispuesto en el artículo 52, al que matare a su ascendiente, descendiente, cónyuge, ex cónyuge o a la persona con quien mantiene o ha mantenido una relación de pareja, mediare o no convivencia".

En la provincia existe inquietud por la cantidad de femicidios lo que motivó la declaración de emergencia social por violencia de género por parte del gobernador, Juan Manuel Urtubey. En el Senado de Salta cuando se trató el decreto de necesidad y urgencia por ese tema , Gabriela Cerrano (PO-Capital) afirmó que desde el 2010 hasta la primera quincena de setiembre hubo 85 mujeres asesinadas en la Provincia.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.