Los narcos colombianos traen a sus brujos

Daniel Gallo
Daniel Gallo LA NACION
Desde 2006, parapsicólogos y tarotistas de esa nacionalidad aparecieron vinculados al crimen en zonas fuertes para el contrabando
(0)
2 de julio de 2012  

El narcotráfico importó a la Argentina su sistema de organización, sus ingenieros para preparar laboratorios, sus testaferros del lavado de dinero, los sicarios como ejecutores de condenas internas... Ahora, también sus brujos. Videntes, tarotistas y chamanes son consultados por traficantes para "protegerse" e, incluso, para saber cuáles son los días adecuados para movilizar sus cargamentos de drogas.

La relación entre los traficantes y los cultores de religiones paganas quedó expuesta públicamente hace una semana, tras el asesinato de dos colombianos que se presentaban como parapsicólogos. El rol de los ocultistas en las estructuras de los narcos empezó a ser observado con atención hace unos años por las fuerzas de seguridad. Aquí, los vínculos pueden rastrearse al menos hasta 2006.

Los casos más recientes ocurrieron en Santa Fe y en la Capital. Ambas víctimas fueron acuchilladas, aunque los homicidios son investigados por separado como crímenes comunes. La muerte del tarotista Nemesio Fernández Balbuena, en el barrio porteño de Montserrat, quedó esclarecida para los investigadores con la detención de Marbis Cobos Mejía, también colombiano, colaborador de la víctima y señalado por testigos como autor del asesinato. En cambio, el homicidio de Luis Núñez Izquierdo, en un departamento de la capital santafecina, sigue sin pistas seguras.

Para los investigadores judiciales y policiales, el asesinato de Fernández Balbuena fue consecuencia de un asunto de polleras, celos entre los hombres por una mujer. Claro que el lugar donde ocurrió el ataque aporta un condimento a la pretendida furia pasional: la línea telefónica de ese domicilio tiene como responsable al colombiano Héctor Julián Jiménez Hurtado, detenido en abril en el operativo antinarcóticos Luis XV.

En ese departamento de Perón 1509 funcionaba el consultorio astrológico de Fernández Balbuena. Dos investigadores con experiencia antidrogas de diferentes fuerzas de seguridad explicaron a LA NACION que es habitual la consulta de los traficantes a los llamados brujos. "Son gente de esa clase de creencias y las tienen muy arraigadas; no sorprende que pidan a parapsicólogos asistencia para contar con buena suerte", indicó uno de esos oficiales.

Otro agente que tiene acceso al análisis de información reservada comentó la forma de acción observada en los grupos narcos colombianos que actúan en la Argentina: "Si tienen tiempo entre cargamento y cargamento se dedican a toda clase de delitos". Este año cayó una banda de colombianos que robaban neumáticos. La dirección que tenían fijada en Buenos Aires figuraba en otras causas en investigación, una por narcotráfico y otra por las llamadas "entraderas".

Según la experiencia internacional, los sicarios son quienes más consultan a los brujos. En nuestro país, varios crímenes con sello del sicariato narco conmovieron a la opinión pública en los últimos años.

Los parapsicólogos colombianos aparecen involucrados en varias causas judiciales por delitos de diversa índole, aunque siempre en zonas geográficas de alta incidencia de actividad del narcotráfico.

Por ahora, los brujos parecen no llamar la atención como parte de las organizaciones narcos, sino por hechos aislados.

En 2006 se tiene registro de la detención de dos supuestos parapsicólogos colombianos en Salta, bajo sospecha de estafa, en la localidad de Joaquín V. González. Un vidente colombiano en una ciudad pequeña, de sólo 19.000 habitantes, no podía pasar inadvertido. Allí empezó a verse cada vez más seguido a compatriotas de ese tarotista.

El año pasado, Joaquín V. González fue finalmente noticia a nivel nacional: el presidente del Concejo Deliberante, Luis Cifre, fue arrestado en el operativo Carbón Negro, por el cual fueron secuestrados 357 kilogramos de cocaína. En ese procedimiento también fueron aprehendidos dos colombianos como presuntos integrantes de una organización que despachó toneladas de cocaína a Portugal durante varios años.

Otra situación irregular con parapsicólogos colombianos se produjo en Resistencia en 2009. Dos supuestos videntes fueron detenidos con posesión de sustancias usadas para el corte de drogas, aunque se los procesó por ejercicio ilegal de la medicina. Las investigaciones apuntaron a posibles vínculos indirectos de esos dos hombres con homicidios de colombianos en la capital chaqueña y en San Fernando. La pesquisa no llegó a confirmar esas sospechas.

Variantes tácticas

Otros dos parapsicólogos colombianos cayeron detenidos en la ciudad salteña de Metán, en noviembre pasado, acusados por estafas. La zona es un enclave de la cadena logística del narcotráfico, en especial por las pistas de aterrizaje clandestinas. En esa ciudad fueron descubiertos 500 kilogramos de cocaína en 2009.

Los casos se repiten en las provincias mesopotámicas. Dos años atrás, la Gendarmería detectó un cambio en el movimiento de los embarques de cocaína, que empezaron entonces a utilizar las rutas que partían desde Paraguay, en general usadas para el tráfico de marihuana. Los colombianos tomaron esa línea de abastecimiento y, casualidad o no, aparecieron por allí sus compatriotas chamanes. En los últimos dos años fueron arrestados parapsicólogos colombianos en las ciudades correntinas de Goya e Ituzaingó, también tras ser acusados de estafas o en casos de robos.

Desde 2010, las crónicas policiales establecen, además, detenciones de parapsicólogos colombianos en Mendoza y en Buenos Aires. Las dos muertes en un mismo día, en Santa Fe y la Capital, expusieron las presencia cada vez más activa de estos brujos en el país, signos de uno de los subproductos narcos.

Antecedentes

EN LA CAPITAL

Vínculos con el caso Luis XV

El parapsicólogo colombiano Nemesio Fernández Balbuena fue asesinado la semana pasada en el departamento de Montserrat donde atendía a sus clientes. La policía dio por cerrada la investigación con la captura del socio de la víctima, señalado por testigos como autor del homicidio. La línea telefónica de ese lugar era abonada por uno de los narcos detenidos en la operación Luis XV.

EN SANTA FE

Crimen y misterio

El mismo día en que fue asesinado Fernández Balbuena, otro parapsicólogo colombiano, Luis Núñez Izquierdo, apareció acuchillado en la capital santafecina. El crimen aún no fue esclarecido.

EN SALTA

Videntes y drogas

Dos colombianos dedicados al esoterismo fueron arrestados en 2006 en Joaquín V. González, el mismo lugar donde el año pasado fue desarticulada una organización que acopiaba varias toneladas de cocaína.

EN CHACO

Cayó por un robo

En marzo pasado fue arrestado en Resistencia un parapsicólogo colombiano que era buscado por robar más de 500.000 pesos a un empresario correntino.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.