Natacha Jaitt: analizan las imágenes de 12 cámaras de seguridad

Natacha Jaitt tenía 41 años
Natacha Jaitt tenía 41 años
(0)
25 de febrero de 2019  • 11:34

Los fiscales encargados de investigar las circunstancias que llevaron a la muerte a la mediática Natacha Jaitt comenzaron a analizar las imágenes de las 12 cámaras de seguridad del salón Xanadú de Benavídez, en Tigre, para contrastarlas con las declaraciones de los cinco testigos.

"Estamos en la etapa de análisis y evaluación de toda la prueba producida hasta el momento y los videos son una pieza fundamental para poder dilucidar qué paso la madrugada del sábado con la víctima", dijo una fuente judicial a la agencia de noticias Télam.

La muerte de Natacha, ocurrida en la madrugada del sábado pasado, es investigada por un equipo especial de fiscales del Departamento Judicial de San Isidro, integrado por Sebastián Fitipaldi, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Benavídez; Diego Callegari, de la UFI especializada en Violencia de Género de Tigre, y Cosme Irribaren, de la UFI de Don Torcuato.

En la causa ya declararon como testugos las cinco personas que estuvieron en el salón Xanadú. Se trata de Luana Micaela Monsalvo, de 19 años; el dueño del lugar donde murió la mediática, Guillermo Gonzalo Rigoni, de 45; un amigo de Rigoni, Gaspar Fonolla, de 45; el vecino Gustavo Andrés Bartolín, apodado "Voltio", de 44, y quien acompañaba a Jaitt, Raúl de Jesús Velaztiqui Duarte, de nacionalidad paraguaya y de 49.

Los representantes del Ministerio Público ya hicieron una primera revisión de las imágenes. Como declararon cuatro como relataron cuatro de los testigos, en una de las cámaras se puede observar, aunque no en primer plano, que algunas de las personas presentes se acercaban a un sitio donde "aparentemente hubo consumo de droga".

La apertura de los teléfonos de Jaitt y de los cinco testigos también es otra evidencia que los fiscales Fitipaldi, Callegari e Iribarren esperan para analizar mensajes, audios, fotos, videos y llamadas.

Natacha Jaitt murió el sábado pasado
Natacha Jaitt murió el sábado pasado

"Tenemos secuestrado el teléfono Samsung de la víctima y un iPad que además ella llevaba consigo en una mochila. También incautamos los celulares de los testigos", sostuvo una fuente judicial a Télam.

Jaitt murió la madrugada del sábado en el salón de eventos Xanadú, ubicado en Isla Verde al 600 de villa La Ñata, partido de Tigre, adonde había ido a cerrar un posible negocio para unas presentaciones.

En el lugar hubo consumo de alcohol y drogas –los testigos mencionaron cocaína, LSD y marihuana–, y a la 1.49 ingresó una llamada al 911 reportando una persona desvanecida.

Natacha fue hallada muerta en una habitación de la planta superior, recostada sobre una cama, con los pies apoyados en el piso, desnuda y rodeada de un cubrecama.

El médico forense que revisó el cuerpo en la escena del hecho detectó un polvo blanco en las fosas nasales que dio positivo en cocaína en un primer narcotest.

Luego, en la autopsia, se estableció que la causa de muerte fue una "insuficiencia respiratoria por edema agudo de pulmón secundaria a una falla multiorgánica", aunque se esperan estudios complementarios.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.