Quiénes eran los cuatro jóvenes muertos en San Miguel del Monte

Los rostros de los cuatro fallecidos en San Miguel del Monte
Los rostros de los cuatro fallecidos en San Miguel del Monte
(0)
22 de mayo de 2019  • 19:29

La localidad bonaerense de San Miguel del Monte continúa conmocionada por la muerte de cuatro jóvenes que chocaron contra un camión cuando escapaban de un patrullero.

En paralelo a la investigación policial, se comenzó a conocer la historia de las cuatro víctimas:

Aníbal Suárez
Aníbal Suárez

Aníbal Suárez: tenía 22 años, era el único mayor de edad y quien manejaba el auto al momento del accidente. Era misionero y estaba en San Miguel del Monte trabajando para juntar dinero para terminar de pagar el auto que manejaba, que era de uno de sus tíos.

Danilo Sansone
Danilo Sansone

Danilo Sansone: tenía 13 años y, según explicó su padre a la prensa: "era un chico bueno, jugaba a la pelota, a los autitos, iba a la escuela. No robaba, no tomaba alcohol, no se drogaba. Se asustaron porque los perseguían y los balearon por la espalda. Los hicieron pedazos".

Camila López
Camila López

Camila López: también de 13 años, había estado en la puerta de su casa junto a una amiga minutos antes del accidente. Según contó la madre, ella no sabía que la adolescente había salido de su casa junto a los amigos del colegio.

"El médico me trató de mala madre y me dijo que los perseguían porque habían estado robando", aseguró Yanina Zarzoso, madre de Camila, y agregó: "Siento que Camila me dice 'mamá, no estaba haciendo nada malo, solo estaba paseando".

Gonzalo Domínguez
Gonzalo Domínguez

Gonzalo Domínguez: de 14 años, le había pedido permiso a su madre para salir junto a su amigo Danilo Sansone. Según contó Susana, cerca de las 22 le dijo que irían a rapear a la plaza. Ella lo autorizó y se fue a dormir porque debía levantarse muy temprano al día siguiente y viajar hasta La Plata para visitar a su marido, que estaba hospitalizado.

Durante la madrugada, fue a ver si su hijo ya estaba durmiendo y la sorprendió no encontrarlo. La noticia del accidente ya se estaba viralizando por toda la ciudad través de las redes sociales. "El corazón me decía que mi hijo podía estar ahí. Yo pensaba 'Gonzalo, Dios mío, este guacho que no viene. Lo voy a matar cuando llegue'", a las cuatro decidió ir a la zona del accidente y luego al hospital, donde conoció la trágica noticia.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.