Ataque en el casino de Rosario: murió el hombre que fue baleado en la cabeza

Dos personas que se movían en moto dispararon contra el lugar; el herido está grave
Dos personas que se movían en moto dispararon contra el lugar; el herido está grave Crédito: Captura
Germán de los Santos
(0)
12 de enero de 2020  • 10:54

ROSARIO.- Los cinco tiros partieron de dos hombres que pasaron en una moto y una bala dio en la cabeza de un hombre de 64 años, oriundo de Las Parejas, que había salido unos minutos de la sala de juegos del Casino City Center de Rosario al sector fumadores. Enrique Elsino murió esta mañana en el hospital de Emergencias de Rosario, como consecuencia del balazo que le perforó el cráneo.

Por las características de este nuevo crimen hay preocupación en Rosario por el recrudecimiento de la violencia, en una ciudad donde se produjeron 13 asesinatos en 12 días, la mayoría con un móvil mafioso, que se inscribe en la hipótesis de que estalló una nueva guerra narco con protagonistas que serían segundas líneas de las bandas, cuyos jefes están presos.

Es la primera vez que el casino de Rosario, que está ubicado a pocos metros del histórico barrio que domina la banda de Los Monos, es blanco de un ataque a balazos, que le provocó la muerte a este hombre de 64 años oriundo de Las Parejas, Santa Fe, que había ido a apostar el sábado a la noche. Siempre se sospechó que esa zona estaba libre de balas por una suerte de custodia extraoficial que ejercían los miembros de la banda de Los Monos, que d ominan ese barrio y viven del otro lado de la avenida Circunvalación, en el acceso de la autopista Buenos Aires-Rosario.

Los investigadores creen que los balazos no fueron dirigidos contra Enrique Elsino, por la distancia de más de 40 metros desde donde salieron los disparos. Los primeros peritajes que se realizaron en el lugar señalan que el ataque habría sido protagonizado a las 22.50 por dos hombres que se trasladaban en una moto por la calle Moreno, de sur a norte. Dispararon desde fuera del perímetro de City Center, donde se levantaron cinco vainas de pistola calibre 9 milímetros.

A 15 cuadras del casino, el miércoles pasado se produjo un ataque a balazos contra miembros de Los Monos en Alzugaray al 900, pleno barrio Las Flores, donde murieron Marcelo Berlaris, exbarra de Newell's, de 49 años, y Antonella Albornoz, de 22, y habría resultado herido en una pierna -algo que no está en los registros oficiales- Dylan Cantero, el hermano menor de Los Monos, quien ya fue detenido por Gendarmería en agosto pasado cuando descartó desde un auto un arma.

Este clima de violencia en Rosario volvió a aflorar y coincide con los cambios profundos que se realizaron en la Policía a partir de la asunción del ministro de Seguridad Marcelo Saín, quien decidió relevar a 30 jefes de unidades regionales de distintos puntos de la provincia y cambió en menos de 22 días a los altos mandos de la jefatura de Policía de Rosario.

"Al cesar el cogobierno con las organizaciones criminales, las bandas ahora han entablado una lucha por el poder contra la Justicia y la Policía", afirmó el titular de la Policía de Santa Fe Víctor Sarnaglia, sin provocar sorpresa, en una provincia donde la violencia está naturalizada desde 2013, cuando estalló la guerra narco.

"Estamos dentro de lo que era previsible que ocurriese. Era parte del diagnóstico, era sabido que esas organizaciones iban a luchar por no perder el poder que tenían en estas vinculaciones con algunos policías. Viven de eso, mueven muchísimo dinero y no quieren perder su territorio", sostuvo Sarnaglia en una entrevista con la radio Aire de Santa Fe.

"Más allá de la disputa que existe entre las organizaciones criminales, hoy en la calle está en lucha un poder legítimo, que es el del Estado, contra un poder ilegítimo, ilegal y mafioso que no quiere dejar de ganar y de comprar a los funcionarios públicos", consideró Sarnaglia que fue uno de los encargados de planificar en Buenos Aires la Policía Metropolitana.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.