Bullrich anticipó que será removido el comisario que habría inventado un tiroteo

El Ford Focus en el que fue baleado el comisario de la Policía Federal Mariano Valdés
El Ford Focus en el que fue baleado el comisario de la Policía Federal Mariano Valdés Crédito: Archivo
Germán de los Santos
(0)
18 de septiembre de 2019  • 09:14

ROSARIO.- La hipótesis de que el jefe de la Policía Federal de Santa Fe, comisario Mariano Valdés, había sido blanco de un "ataque mafioso" en la autopista Buenos Aires-Rosario no solo perdió fuerza al ser derrumbado por un peritaje el relato del oficial, sino que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, calificó como "mentiroso" a Valdés y anticipó que será dado de baja en la fuerza de seguridad.

La investigación se enfocó sobre el rol que tuvo en el hecho la suboficial de 27 años que acompañaba a Valdés en el automóvil. Roxana González, quien es agente de la Policía Federal desde hace ocho meses, declaraba anoche por segunda vez ante los fiscales de Santa Fe, quienes tras el resultado de los últimos peritajes descartarían la posibilidad de estar frente a un "atentado mafioso". Se inclinarían a seguir una pista sobre una posible relación extramatrimonial entre el comisario y la suboficial. Incluso sería citada en breve la esposa de Valdés.

El análisis de la herida de bala en la ingle que sufrió Valdés -el otro balazo lo recibió en el hombro derecho- señala que fue a una corta distancia, no mayor a 30 centímetros, y que se produjo dentro del auto.

Fuentes judiciales informaron a la nacion que en la zona de la ingle donde recibió uno de los dos tiros Valdés se detectó un "tatuaje" que dejó el disparo. Es el rastro que queda en la piel cuando el disparo se efectúa a mínima distancia del cuerpo.

El sorpresivo giró de la investigación quitó apoyo a la posición de Valdés. La ministra Bullrich fue contundente anoche al referirse al caso su cuenta de Twitter: "¡La verdad no se tapa! Este mentiroso disfrazado de policía será removido inmediatamente de la institución".

Valdés estaba acompañado por la suboficial González, de 27 años, quien está destinada en la delegación Santa Fe de la Policía Federal y que pidió una licencia tras el hecho investigado. La agente fue llevada por la Policía de Investigaciones de Santa Fe de Buenos Aires a Rosario, donde declaraba al cierre de esta edición. A los investigadores les llamó la atención que González no se presentase en los tribunales rosarinos en los últimos dos días, cuando fue citada a ampliar la declaración. Tuvieron que ir a buscarla con la policía.

El área de Asuntos Internos de la Policía Federal inició una investigación administrativa para "determinar circunstancias y encuadrar las lesiones", según reveló a la nacion el jefe de esa fuerza, comisario general Néstor Roncaglia. La investigación de la propia Policía Federal está sujeta al devenir de la causa judicial.

Voceros del Ministerio Público de la Acusación señalaron a la nacion que "por el momento no se logró individualizar la camioneta (en la cual se habrían movilizado los supuestos atacantes). Se están realizando más relevamientos de cámaras en una franja de media hora".

La identificación de la camioneta es vital porque Valdés y González declararon que esa noche fueron emboscados por un vehículo 4x4 gris o negro, del cual se bajaron los tres encapuchados que dispararon desde la ruta al vehículo del comisario. La suboficial resultó ilesa, sin una sola herida.

Fuentes de la causa señalaron que "faltan los resultados de la trayectoria de los proyectiles y el GPS del auto. Y otra duda que surge en la causa es sobre las vainas. En las primeras horas después del hecho, los patrullajes que hizo la Policía de Investigaciones (PDI) dieron resultado negativo. No encontraron los restos de yerba que Valdés dijo que arrojó a la banquina cuando se detuvo a descargar el mate.

La versión que volcaron ante los fiscales el comisario y su acompañante es que en ese momento paró una camioneta y que tres hombres comenzaron a dispararles, por lo que ellos respondieron con sus armas, una CZ y una Taurus 9 milímetros, desde el interior del automóvil.

Dentro del vehículo se encontraron las vainas disparadas por Valdés y González, pero en la ruta la PDI no halló casquillos dejados por el relatado ataque. Los encontró días después la Gendarmería, que realizó un rastrillaje en otra zona, a 5 kilómetros del lugar donde Valdés dijo que fue atacado en un principio.

Las vainas que encontró la Gendarmería pertenecen a una pistola Bersa calibre 9 milímetros, por lo que habría tres armas vinculadas a este hecho. Hasta ahora ese punto no fue aclarado en la investigación, pero faltan los peritajes de esos casquillos. Queda sin esclarecer todavía el ángulo de impacto de los disparos que dieron en la luneta del Ford Focus y los dos balazos que atravesaron el apoyacabezas del conductor. Si Valdés estaba dentro del auto, como declaró, los disparos lo hubieran herido en la cabeza.

Fuentes judiciales señalaron que la hipótesis de que se trató de un ataque mafioso perdió sentido, porque los peritajes indicarían algo contrario al relato del comisario Valdés, ya que no se detectó un enfrentamiento a tiros con tres atacantes encapuchados, como declararon desde un principio el jefe policial y su acompañante.

El caso seguirá en la Justicia provincial, luego de que ayer el juez federal Carlos Vera Barros rechazara investigar ese caso, como pidió en un principio el fiscal Guillermo Lega.

Aunque los investigadores no descartan ninguna hipótesis toma fuerza la de una pelea entre los dos policías que estaban en el auto. Esta trama ganó importancia por sobre otras que circularon, como un ataque originado en una interna policial o un robo al voleo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.