Tiene 13 años y entró "a matar policías" a un destacamento de San Isidro

El oficial Oscar Martín Cejas, herido por un menor en la Unidad de Prevención de Policía Local de San Isidro
El oficial Oscar Martín Cejas, herido por un menor en la Unidad de Prevención de Policía Local de San Isidro Crédito: Internet
(0)
17 de octubre de 2019  • 01:37

Una situación de extrema violencia ocurrió el sábado pasado en una seccional de la Policía Local de San Isidro, donde un chico de 13 años atacó con un cuchillo a uno de los agentes. Tras ser alcanzado con un disparo en una pierna, el adolescente aseguró que había sido enviado a "matar a policías", situación que investigan los detectives bonaerenses.

-¿Cuántos años tenés?

-Tengo 13

-¿Quién te mandó acá?

-Nicolás Suárez.

-¿A qué te mandaron?

-A matar a policías.

Ese escalofriante diálogo se produjo entre un efectivo de la Unidad de Prevención de Policía Local de San Isidro y un chico que, luce algo mayor que la edad que dice tener, pero que sin dudas, es un adolescente. Está tirado en el piso, de costado; le sangra la pierna derecha, donde recibió un tiro. No aparecen en la escena, pero en esa misma dependencia, en Villa Adellina, minutos antes de ese diálogo, el sábado último, el oficial Oscar Martín Cejas cayó con una cuchillada que este mismo chico le asestó intempestivamente desde atrás, en el cuello.

Otro efectivo, al ver la escena, sufrió un infarto. Los dos policías se recuperan en el Hospital Central del distrito. Fuentes vinculadas con la investigación afirmaron que el policía acuchillado aún se encuentra en grave estado luego de ser sometido a una neurocirugía para realizarle un drenaje en busca de descomprimir el cerebro, ya que el adolescente le provocó puntazos en la cabeza.

El diálogo con el menor baleado y detenido tras intentar matar a un policía en un destacamento policial de San Isidro

00:26
Video

El menor está internado en el hospital Garrahan y quedó a disposición de la fiscal Rosa Gómez Zambade, del Fuero Penal Juvenil de San Isidro. La Justicia determinó que, pese a la gravedad del ataque contra los policías, el adolescente siga a cuidado de uno de sus tíos -segú consignó Télam-, dado que, al ser considerado inimputable por su edad, no ser tomará una medida judicial en su contra.

Fuentes policiales informaron a LA NACION que el menor habría ingresado por los fondos de la base operativa de la UPPL de San Isidro, situada en Perito Moreno 2428, Villa Adelina, junto al Campo Municipal de Deportes N°5 y a la Chacra Educativa San Isidro Labrador. El adolescente, según aquellas fuentes, viviría en la zona.

El chico estaba solo. Cuando ingresó, parecía estar aturdido u obnubilado, o quizás simulaba tener dificultades mentales. De pronto, sin decir nada, sacó de su cintura un cuchillo y atacó a Cejas desde atrás, cortándole el cuello. Cuando el policía se desplomó, el adolescente quedó frente al resto de los efectivos de la base, que atónitos inicialmente ante el inesperado suceso, sacaron sus armas y le apuntaron al intruso. Como no bajaba su cuchillo, uno de los policías, para neutralizarlo, le disparó en una pierna, según informaron fuentes de la investigación. Poco después se produjo aquel diálogo increíble.

Cejas y el teniente primero que, en el fragor de la escena, comenzó a experimentar los síntomas típicos de un infarto, fueron trasladados de urgencia al Hospital Central de San Isidro. Al oficial atacado debieron abrirle una ventana en la base del cráneo para descomprimir su inflamación cerebral.

Según el último parte médico, Cejas, de 37 años, evolucionaba favorablemente y se esperaba que hoy le retiraran el drenaje y la sonda de intubación, aunque continuará detenido en terapia intensiva en el hospital zonal de San Isidro.

El menor también está internado,fuera de peligro.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.